EL CÓDIGO DEL PROCESO PENAL

Prevén que habrá menos presos con nuevo código

Piden derogar libertad condicional por generar impunidad.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Con el nuevo código de Proceso Penal aumentará cifra de condenados. Foto: archivo El País

Más excarcelaciones y mayor cantidad de condenados. Eso es lo que se espera del nuevo Código de Proceso Penal (CPP) que establecerá un sistema de procesos abreviados, una figura jurídica que permitirá al fiscal, el abogado defensor y el acusado llegar a un acuerdo sobre el reconocimiento del delito y la pena a ser fijada en la sentencia. Este procedimiento solo se aplicará para aquellos delitos con penas inferiores a los seis años (hurtos, tentativas de rapiñas, apropiaciones indebidas y receptación, entre otros).

El nuevo código, cuya entrada en vigencia está prevista para julio de 2017, será aprobado hoy en el Senado.

En caso de que el acusado no esté de acuerdo con el procedimiento abreviado, será enjuiciado a través de un proceso común oral y público.

El presidente de la Suprema Corte de Justicia, Ricardo Pérez Manrique, dijo el martes 7 en el Parlamento que la vía abreviada obliga al imputado a colaborar con el acusador, que no cuenta con las pruebas suficientes.

"A su vez, por razones económicas y de eficiencia (del sistema penal) no se pueden sacrificar las garantías constitucionales que deben rodear la obtención de una sentencia de condena; se violaría el derecho de defensa del imputado", dijo el presidente de la Corte.

Sostuvo que si el nuevo Código es un instrumento creado para enfrentar la crisis en el sistema de justicia penal y ayudar el descongestionamiento de causas judiciales, solo debe usarse en forma excepcional y con el peligro de que se convierta en una "cómoda burocratización". Enseguida agregó: "Contrariamente a lo que se ha sostenido, entendemos que en la mayoría de los casos no va a ser posible aplicar el procedimiento abreviado".

El fiscal de Corte, Jorge Díaz, dijo a El País que esta figura jurídica sí descomprimirá el proceso penal. "Para eso fue creado. No es una cuestión teórica. La experiencia muestra que sirve para descongestionar el sistema judicial con salidas tempranas", expresó.

Díaz recordó que, en una reciente reunión de fiscales iberoamericanos realizada en Buenos Aires, dialogó con el fiscal nacional chileno, Jorge Abbott, sobre los procesos abreviados y este le señaló que en Chile funcionan muy bien. "Incluso Abbott me trasmitió que pensaban extenderlo a delitos que tienen una pena de 10 años", relató el fiscal de Corte.

Díaz señaló que el nuevo Código de Proceso Penal "no es un invento yanqui" sino que fue creado por el procesalista argentino Julio Mayer. Agregó que este código se aplica en Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay y las provincias argentinas de Chubut y Santa Fe.

Además de los procesos abreviados, el nuevo paquete de normas establece otras figuras como los procesos ordinarios (orales y públicos) para delitos graves; vías alternativas de resolución de conflictos y la suspensión condicional del proceso.

Absurdo.

Junto con el nuevo Código de Proceso Penal entrará en vigencia el mecanismo de libertad condicional para aquellos individuos que cometieron delitos cuya pena mínima es menor a seis años. Esta figura establece que si un individuo procesado está en libertad y no comete un nuevo delito, esperará la sentencia libre y no volverá a la cárcel.

Díaz consideró que la libertad condicional es un mecanismo del proceso inquisitorio —el sistema que hoy se aplica— y es ajeno al proceso acusatorio que se instaurará a partir de julio de 2017.

"El artículo que se refiere a la libertad condicional deberá ser derogado porque genera impunidad", dijo el fiscal de Corte en alusión al artículo 295 de la ley 19.293 aprobada en septiembre de 2014.

El fiscal penal Gustavo Zubía, quien desde hace dos años reclama por una mayor tasa de prisionización, consideró que con la libertad condicional muchas personas que cometieron delitos quedarán libres. "Van a acogerse a este beneficio para sortear los procesos abreviados", dijo.

Según Zubía, "es absurdo" que coexistan dos procesos penales contradictorios. "Se nos caerá el sistema si se mantiene la libertad condicional. Es absurdo que se apruebe el nuevo código y no se derogue la libertad condicional", insistió.

Libertad condicional: resquemor en operadores.

Ministros de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), la Fiscalía de Corte y operadores judiciales coinciden en que el Parlamento deberá derogar el artículo 295 de la ley 19.293 que se refiere a la libertad condicional para aquellos delitos cuyas penas no excedan los seis años.

El artículo 295 de la ley 19.293 señala: "La libertad condicional es un beneficio que se otorga a los penados que se hallaren en libertad al quedar ejecutoriada la sentencia de condena, cuando teniendo en cuenta su conducta, personalidad, forma y condiciones de vida, pueda formularse un pronóstico favorable de reinserción social. En tal caso, la pena se cumplirá en libertad en la forma y condiciones previstas por la ley".

Fuentes legislativas indicaron a El País que, en el correr de este semana, el Parlamento analizará la derogación de la figura de la libertad condicional. El asunto estará en el orden del día de la Comisión de Legislación y Código del Senado, agregaron.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados