Asume un crecimiento del PIB de 2,5% en 2015 y 2016, de 2,7% en 2017 y de 3% en 2018

Presupuesto para una etapa dura

En el escenario macroeconómico que el gobierno elaboró en el proyecto de ley presupuestal se ratifica que el Producto Interno Bruto (PIB) crecerá 2,5% en 2015 y se señala, como novedad, que en 2016 la expansión sería idéntica y de 2,75% en 2017 y 3% a partir de 2018. En 2014 el crecimiento fue de 3,5%.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El gobierno presentó ayer el proyecto de ley presupuestal. Foto: Fernando Ponzetto

El ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, dijo al presentar el proyecto ayer de noche en el Parlamento que "no está pensado" enviar un mensaje complementario. Esta tarde el proyecto de presupuesto ingresará formalmente en la Cámara de Representantes.

El gobierno reconoce que el déficit fiscal, aunque manejable, resulta elevado por lo que reitera su objetivo de abatir ese desequilibrio a partir del actual nivel de 3,5% del PIB a 2,5% en 2019.

Con respecto a la recaudación, el gobierno augura menores ingresos como consecuencia del menor crecimiento económico y una moderación de la mejoría derivada de la mayor eficiencia de la Dirección General Impositiva.

"La situación económica actual y esperada para el próximo período muestra una economía que enfrenta un proceso de desaceleración gradual, luego de una década de fuerte crecimiento. Debido a los recientes desarrollos del escenario internacional es de esperar que en los próximos años el PIB crezca por debajo de su potencial. (...) Esta situación requiere de que la política fiscal realice una sintonía fina a los efectos de no agudizar la desaceleración, pero tampoco afectar negativamente las expectativas de los agentes económicos respecto a la evolución de las finanzas públicas y por tanto de la economía", explica el gobierno en el mensaje presupuestal.

El equipo económico espera un escenario de dos años de desaceleración. Recién hacia 2017 las exportaciones retomarían dinamismo. En el ínterin, será la demanda interna el principal motor del crecimiento económico. El consumo privado seguirá expandiéndose, aunque de una manera más lenta.

El gobierno aguarda una desaceleración de la inflación que tendería a ubicarse en torno al 5% para 2019 (porcentaje que equivale a la mitad del rango meta que estableció el gobierno). Se compromete a bajar en 20% los gastos de funcionamiento en tanto las empresas públicas deberán mejorar sus resultados en US$ 440 millones entre este año y 2019. Hacia 2019 la contribución de las empresas públicas al resultado fiscal deberá subir un punto del PIB hasta llegar a 3,3% en 2019.

Reparto de la torta.

El presupuesto tendrá recursos adicionales de US$ 470 millones para el período 2016-2017. El 40% del aumento irá para Educación, el 14% para el Sistema Nacional de Cuidados, el 10% a Infraestructura, 7% a Salud, 6% a Seguridad, 5% para el INAU y el Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente, un 4% a Descentralización e intendencias, en tanto que el restante 15% se destinará a Gobierno Electrónico, las tabletas para pasivos, Investigación e Innovación, Medio Ambiente, Fiscalías, Secretaría de Deportes, el Instituto de Regulación y Control del Cannabis y Defensa.

Se incrementarán también los recursos destinados a la UTEC, el Plan Ceibal, el Ministerio de Educación y Cultura, el Instituto Nacional de Evaluación Educativa y las Unidades Docentes Asistenciales.Más del 50% de los recursos del Sistema Nacional Integrado de Cuidados se asignarán a la primera infancia.

Los recursos incrementales asignados a ASSE totalizan $ 500 millones en 2016 y $ 850 millones a partir de 2017. Estas partidas se destinarán a continuar con la presupuestación del personal de la denominada Comisión de Apoyo, la creación de cargos asistenciales necesarios para llevar adelante diversos proyectos del organismo y una adecuación de las remuneraciones de auxiliares y licenciados en enfermería. En materia de inversiones, los recursos adicionales de ASSE se destinarán a la mejora de la infraestructura edilicia, el equipamiento en diversos centros de salud y la remodelación de los centros de salud mental.

Amenazas.

Para el gobierno la evolución económica de Brasil y China son dos factores que juegan claramente en contra de Uruguay. Con respecto a China, (principal destino de las exportaciones uruguayas), considera que si bien los niveles de crecimiento seguirán siendo elevados se desacelerarán y rondarán el 6,3% promedio anual durante el próximo lustro.

En lo que tiene que ver con Brasil, reconoce que la desaceleración allí se acentúa, lo que pone de manifiesto el deterioro de los fundamentos macroeconómicos y del clima de inversión a lo que se agregan elementos de conflictividad en el plano político.

El gobierno admite también que el contexto financiero es más restrictivo debido al alza de las tasas de interés que podría motivar la salida de capitales de las economías emergentes y cierta volatilidad en los mercados financieros.

El gobierno asume que quedó atrás el "boom" de los "commodities" que tanto ayudó al crecimiento reciente. El enlentecimiento del crecimiento chino genera "cierta incertidumbre" respecto al precio futuro de estos productos, admite el gobierno.

UTE - Empresa que más invierte.

UTE será la empresa pública que más invertirá. Tiene presupuestados US$ 1.370 millones que irán para terminar inversiones en generación de ciclo combinado y a obras de transmisión y distribución de energía.

ANEP - 24 jardines de infantes.

El proyecto de presupuesto prevé la construcción de 24 nuevos jardines de infantes, 10 escuelas de tiempo completo, 59 aulas para menores de 3 años y la ampliación de 20 escuelas comunes urbanas.

Vivienda - 35% más de inversión.

En distintos programas se invertirán US$ 1.320 millones, más del 35% de lo ejecutado en la anterior administración. Se construirán 23.500 soluciones habitaciones, 3.600 dentro del "Plan Juntos".

Antel - Llamado por Antel Arena.

La Corporación Nacional para el Desarrollo realizará un llamado competitivo a interesados en proveer financiamiento para el Antel Arena. Antel lo repagará durante cuatro años a partir de 2018.

Exigirán "compromisos de gestión" en Primaria, secundaria y UTU.

El artículo 49 del proyecto de Presupuesto establece que "los Entes Autónomos —entre los que se encuentra la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP)— y los Servicios Descentralizados incluidos en el Artículo 220 de la Constitución de la República, deberán contar con Compromisos de Gestión suscritos entre el Organismo, el Ministerio a través del cual se relacionan con el Poder Ejecutivo —en el caso de la ANEP el Ministerio de Educación y Cultura (MEC)—, el Ministerio de Economía y Finanzas y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto. Los mismos tendrán una vigencia anual y deberán ser suscritos antes del 31 de diciembre del año inmediato anterior".

Este fue uno de los puntos más conflictivos de la discusión entre el gobierno y los sindicatos, que se negaban a la creación de estos tipos de compromisos, al mismo tiempo que cuestionaban que la participación del MEC en este proceso implicaría una violación a la autonomía de la ANEP.

El artículo establece que "los Compromisos de Gestión serán instrumentos que permitirán evaluar la compatibilidad entre la acción cotidiana de gobierno de los Organismos antes mencionados y el cumplimiento de los planes estratégicos a mediano y largo plazo que determinen sus cometidos específicos. Para ello se fijarán, de común acuerdo entre los suscriptores de los mismos, un conjunto de indicadores, con metas de cumplimiento asociadas, que den cuenta de la gestión de los organismos en sus cometidos específicos y su eficacia".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados