COOPERATIVAS

Varios préstamos de Fondes irrecuperables

Frugoni reconoció que garantías no cubren los créditos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Avion de Alas U en el Aeropuerto de Carrasco. Foto: A. Colmegna

Entre 2012 y 2015, el Fondo de Desarrollo (Fondes) entregó a cooperativas US$ 50 millones. La gran mayoría de ellas se atrasaron en los pagos y las deudas se refinanciaron. Así lo reconoció ayer el exdirector de la OPP y del Fondes, Gabriel Frugoni, en el Juzgado Especializado en Crimen Organizado, el que investiga presuntas irregularidades en las concesiones de préstamos a empresas autogestionadas. Los préstamos comenzaron en 2012. En los primeros años había pocos vencimientos por períodos de gracia.

Jueza especializada Beatriz Larrieu: ¿En qué casos se refinanció la deuda?

Frugoni: Hubo casos en que los clientes no habían pagado en tiempo y forma y luego llegaron. Funsa, por ejemplo, tuvo demoras en los cobros con Venezuela, pero luego se puso al día de forma adelantada hasta mayo de 2015.

En otros casos no fue así. Hubo problemas de mercado y se atrasaron en los pagos y se aplicaron las tasas de interés que correspondían.

Larrieu: ¿Existieron casos en que la empresa autogestionada cerró sin que hubiera pago al Fondes?

Frugoni: Sí. Hubo casos de pagos parciales pero que después no pudieron seguir pagando. Eso es de empresas grandes. (...) Eran de empresas que ejercían mucha injerencia en la zona, eran muy representativas en su ramo. Por ejemplo, la de cerámica, vidrio, neumáticos. Muchas veces eran recuperadas pero no tenían los mecanismos suficientes para intentar una salida que les permitiera una posibilidad de ser viables desde el punto de vista económico.

Visión social.

El exjerarca del Fondes declaró que el organismo asistió a empresas que en total reunían a 3.000 empleados. "Considerando que a 2.000 de ellos se le hubiera dado un seguro de paro de $ 30.000, eso hubiera insumido US$ 40 millones. Evidentemente ese no era el camino porque lo que se intentaba era resurgir los emprendimientos", agregó.

Frugoni se refirió a cooperativas como Envidrio (ex Cristalerías del Uruguay), Olmos y Funsa. Algunas de estas cooperativas están relacionadas con el MPP.

Larrieu: De esos US$ 50 millones que usted mencionó que entregó el Fondes, ¿qué puede considerar como pérdida y en qué casos entiende que no?

Frugoni: Los casos que cerraron (por ejemplo Alas U) van a tener pérdida seguramente porque las garantías no van a cubrir la totalidad del prés-tamo. En el caso de Cotrapay (cooperativa de Paylana) esto podría no ser así por el caso del inmueble.

El exjerarca del gobierno anterior aclaró que el Fondes no buscaba ganancias y tampoco registrar pérdidas. "Lo que se pretendía era tener la mayor parte de los emprendimientos vivos", dijo en alusión a que dieran trabajo y generen pujanza en una zona.

Fiscal Luis Pacheco: Si durante su período, el Fondes ejecutó garantías de deudores.

Frugoni: Que yo conozca no. El período que estábamos era el inicio por lo que las empresas estaban dentro de la vigencia de los pagos. No hubo necesidad de ejecuciones.

Para aplicar a un préstamo del Fondes, el primer requisito que debía tener el emprendimiento era ser una cooperativa. Posteriormente, pasaban a una evaluación técnica.

El Fondes tenía un fondo llamado Fondat que pagaba a los técnicos que presentaban las cooperativas. Más de 40 proyectos no reembolsaron el pago de los técnicos.

Pedro Buonomo: "Alas U no era un proyecto exitoso".

Pedro Buonomo, exsubsecretario de Economía y exdirectivo del Fondo de Desarrollo (Fondes) en el gobierno anterior, señaló ayer en el Juzgado que Alas Uruguay fue un proyecto de alta visibilidad pública y que tuvo un proceso de trabajo exhaustivo en el organismo.

Desde que Alas Uruguay entra al Fondes hasta que se realiza la primera decisión de apoyo pasaron aproximadamente 20 meses, dijo.

Según Buonomo, el proyecto de Alas Uruguay tuvo varias idas y vueltas con diferentes formulaciones y asistencias técnicas que "no conformaban" los requerimientos que la unidad técnica del Fondes exigía para poder recomendarlo como proyecto viable y sustentable.

Según Buonomo, la resolución del Fondes respecto de Alas Uruguay fue reservar US$ 15 millones del fondo de financiamiento y aprobar un proyecto de US$ 3.780.000 de financiamiento para una aerolínea que tenía un plan de negocios con esos requerimientos y con un flujo de fondos que, en el escenario que se analizaba, era sustentable económicamente.

"Ese proyecto, por sus propias características tenía riesgos muy importantes", reconoció Buonomo.

La Unidad Técnica y la Junta del Fondes autorizó esos US$ 3.780.000 y el resto de los US$ 15 millones los fue entregando en base a nuevos proyectos que fueron estudiados y aprobados pero, en esa etapa, Buonomo ya no estaba en el organismo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)