Susana Muñiz - Presidenta de ASSE

"El presidente del SMU me ha agredido; no le contesto"

La jerarca le dijo a El País que "Pablo Cabrera conoce mucho ASSE y tiene la camiseta puesta; vamosa trabajar muy bien”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Susana Muñiz, presidenta de ASSE. Foto: L. Mainé

—Faltan especialistas en gran parte del interior del país, ¿cómo se apresta ASSE a solucionar esta situación?

—En el período pasado se aprobó la ley de residencias, que justamente fomenta que los profesionales vayan al interior del país. La ley no fue reglamentada pero lo va a ser seguramente en la brevedad. Y por otro lado ASSE propuso con el Sindicato Médico del Uruguay (SMU) y con el Ministerio de Salud Pública (MSP), que una de las funciones que necesitamos para cargos de dedicación (que trabajan 40 horas por semana en un solo centro de salud) es la de médicos rurales.

—El MSP dice que faltan ginecólogos que practiquen abortos en algunos departamentos del país. ¿ASSE no debería garantizar que haya de estos especialistas en cada uno de los departamentos?

—Se está intentando implementar estrategias con las clínicas ginecológicas para forma y tener residentes en aquellos lugares donde tenemos más resistencias a la interrupción voluntaria del embarazo. Se está trabajando activamente en esto.

—En el interior las ambulancias no van a la casa de los pacientes ni tampoco los atienden en las rutas. ¿Se va a buscar una solución para esto?

—En Montevideo esto se hace, el problema es el interior. Pero lo cierto también es que hay reclamos de lugares donde hay más usuarios de mutualistas que de ASSE, entonces uno dice: "¿Por qué me reclaman a mí?". En el caso del tema rutas quien está trabajando en un programa para eso es el MSP. La idea es un proyecto a nivel nacional con una cabina única donde se registre lo que son los accidentes en ruta.

—¿Cómo se hace para trabajar en coordinación con los médicos teniendo tan mala relación con el presidente del SMU, Julio Trostchansky?

—No lo tomo así. El Sindicato Médico no es solo el presidente, son también casi todos los colegas del país. Tenemos puntos de discrepancia lógicamente para hablar y trabajar. Es cierto que algunas veces se me ha agredido públicamente, no contesto, si él quiere hablar yo siempre estoy dispuesta a hablar.

—¿Pero tienen diálogo?

—No sé... Con el SMU yo puedo decir que sí, que hay diálogo; en particular con Trostchansky hemos tenido momentos mejores, y momentos peores... pero bueno... es un buen muchacho....

—¿Están negociando ahora?

—Sí, se está hablando de los cargos de alta dedicación.

—Pero desde el SMU dicen que no hay diálogo...

—Se hacen reuniones periódicamente. La última fue la semana pasada.

—¿Pero usted participa?

—Bueno, no, porque no puedo participar de todas las reuniones que hay con cada sindicato. Para eso existe una unidad de relaciones laborales.

—Esta semana se decidió la destitución del exdirector de ASSE y líder sindical, Alfredo Silva. Esto pasó casi un año y medio después de que fuera procesado. ¿Por qué se demoró tanto?

—Hay procesos que son largos, que son muy garantistas para los funcionarios. Obviamente a estos funcionarios se les otorga vista, presentan recursos, hay que ver si estos tienen cabida o no, además una parte larga del proceso se sucedió en la Oficina de Servicio Civil. Finalmente se comprobó una falta grave.

—¿Cómo es su relación con Pablo Cabrera, sucesor de Silva en la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP) y principal aspirante a ocupar el sillón que él dejó como representante de los trabajadores en el directorio de ASSE?

—Es muy buena. Se ha dicho mucha cosa, pero nos llevamos bien. Hemos trabajado juntos en un montón de instancias, tenemos muchos puntos de vista muy similares.

—Parece raro, siendo que él es el presidente de un sindicato que ocupó meses atrás las oficinas de ASSE y que cantó consignas con usted en la puerta de su despacho...

—Es verdad, pero también es cierto que él intentó que eso no sucediera y la gente no le respondió.

—¿Le gustaría que fuera director de ASSE?

—Por supuesto. Pablo conoce mucho ASSE y tiene la camiseta puesta. Creo que voy a trabajar muy bien con él.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados