LUCIANA ACUÑA ES LA CARA DE LA CAMPAÑA

Presidencia lanza campaña de prevención "Verano Querido"

Contempla incendios, ahogamientos, accidentes de tránsito y drogas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Incendios y accidentes: dos problemáticas en temporada estival. Foto: R. Figueredo

Verano Querido" es el nombre de la campaña que coordinarán tres organismos de Presidencia para prevenir las problemáticas de la época estival.

Incendios forestales, ahogamientos, hidratación y cuidado de la piel, siniestros de tránsito y consumo problemático de drogas, son los temas que integran la campaña de sensibilización, en el marco de un trabajo que promueve la prevención de estos riesgos durante los meses de vacaciones, destacaron las autoridades presentes en el lanzamiento, encabezadas por el prosecretario Juan Andrés Roballo.

La Prosecretaría de la Presidencia encabeza y coordina la Junta Nacional de Drogas (JND), el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) y la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev). En ese marco, los organismos armaron una campaña de sensibilización que incluye piezas audiovisuales y actividades a lo largo de toda la temporada estival.

"Esta campaña de verano fue un gran desafío, fue estimulante abordar las problemáticas relacionadas al verano con una perspectiva amigable y empática y no desde un mensaje brusco o violento", subrayó el prosecretario Roballo en la presentación de la campaña realizada en la Torre Ejecutiva.

Roballo destacó que la campaña es el producto del trabajo interinstitucional de varios organismos de Presidencia de la República, labor que permitió la optimización de recursos públicos. Además, agradeció la participación de la actriz Luciana Acuña, protagonista de las piezas audiovisuales.

Por su parte, el secretario ejecutivo de la JND, Diego Olivera, destacó el trabajo coordinado, fluido y de mucha creatividad para una época como la estival, donde los mensajes no apuntan a la prohibición sino a una correcta gestión de los riesgos asociados a las actividades veraniegas. "Por eso la campaña apunta a recordar los buenos momentos que se viven en el verano", complementó.

El director nacional del Sinae, Fernando Traversa, recordó que el 98% de los ahogamientos ocurren en aguas no aptas para baño; este dato demuestra la necesidad de informar y sensibilizar a la población en la gestión de riesgos, de los cuales puntualizó los ahogamientos y los incendios.

Incendios y accidentes: dos problemáticas en temporada estival. Foto: R. Figueredo
Incendios y accidentes: dos problemáticas en temporada estival. Foto: R. Figueredo

Recomendaciones.

Algunas recomendaciones que se hacen todos los veranos para evitar que los bañistas corran riesgos, son las siguientes:

1) No bañarse en zonas no habilitadas. Utilizar los lugares con cobertura de guardavidas. En caso que no la haya, usar salvavidas, atarse y avisar.

2) Respetar las señales de banderas. No ingresar a las aguas costeras con bandera roja (peligro). La amarilla significa precaución y la verde representa zona habilitada. En el último año también se han colocado banderas para advertir riesgo de tormentas eléctricas (negra) o de contaminación (verde con una cruz roja).

3) Evitar zonas rocosas. Muchos de los accidentes a que se exponen los bañistas en el verano suceden por bañarse en playas con rocas o en zonas portuarias.

4) Acompañar a los niños. Muchos pequeños caminan solos por la orilla. Ante un descuido se meten en el agua. Una ola puede arrastrarlos mar adentro.

5) Elementos de seguridad. Cuando se practican deportes náuticos, las embarcaciones deben hacer el despacho y llevar todos los implementos de seguridad. Antes de partir, hay que revisar las advertencias meteorológicas.

Tránsito.

En la exposición de ayer, el director de Unasev, Adrián Bringa, resaltó que en esta campaña se brinda un mensaje único pero manteniendo la identidad de cada uno de los temas donde, en el caso de los siniestros de tránsito, recordó que es necesario evitar el consumo de alcohol, drogas y evitar el exceso de velocidad.

Los meses de diciembre, enero y febrero son fechas en que se produce un alto número de accidentes en rutas.

Con prevención y monitoreo se logró reducir los incendios.

En los últimos años, organizaciones públicas y privadas, desde asociaciones forestales y empresas, pasando por la institucionalidad del Estado que incluye a la Dirección Nacional de Bomberos (DNB), la Dirección General Forestal, Fuerza Aérea Uruguaya (FAU), el Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet) y el Sinae trabajan para reducir los incendios forestales y de campo.

Según datos de la Dirección de Bomberos, que se divulgaron en enero pasado, en 5 años a partir de la temporada estival de 2011 se logró reducir en un 75% el número de intervenciones por incendios forestales y de campo. En el verano de 2011 hubo un total de 5.010 intervenciones y 10.281 hectáreas quemadas, mientras que en la temporada 2014 el número de intervenciones se redujo a 1222 y se quemaron 111 hectáreas.

Este descenso tuvo múltiples explicaciones, entre ellas las acciones de prevención, mitigación y respuesta que se vienen desarrollando y el monitoreo permanente a través de vuelos regulares y torres de vigilancia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados