INTERNACIÓN EN EL CTI

Prendía una antorcha y sufrió quemaduras

Se le incendió su camisa y terminó en el CTI del Cantegril.

Un joven rosarino de 19 años fue trasladado en avión sanitario desde Laguna del Sauce a la ciudad de Rosario, capital de la provincia argentina de Santa Fe.

El rosarino, cuya identidad no fue proporcionada, sufrió heridas de gravedad el pasado sábado cuando colocaba unas antorchas de citronela en una playa de Punta del Este. El fuego saltó de la antorcha, que tenía en una de sus manos, a la camisa que llevaba puesta provocándole heridas que motivaron su internación en el CTI del Sanatorio Cantegril de Punta del Este.

Federico Valín, jefe de la Emergencia de ese sanatorio, contó a El País que este joven, junto a otros amigos, quiso agitar el fuego con querosene y terminó con su camisa incendiada.

A las pocas horas de ser internado, el joven empezó a tener trastornos en el habla.

El cirujano plástico Osvaldo Eduardo Freddi dijo al diario La Prensa de Rosario que el joven sufrió quemaduras en su rostro, tórax superior, nariz y garganta y en uno de sus brazos.

En primera instancia el joven rosarino fue internado en el sanatorio Cantegril donde recibió las primeras curaciones.

Una vez estabilizado fue trasladado a su ciudad en un avión sanitario contratado por la obra social que lo tiene como socio.

El fuego, indicó el especialista, le afectó en parte los capilares nasales y la garganta. Como consecuencia de estas heridas los médicos le practicaron una traqueotomía.

Según el último parte médico, difundido por el diario argentino La Capital, el paciente evoluciona "favorablemente" ya que las heridas afectaron en parte solo los capilares nasales y la garganta.

El cirujano instó a no jugar o manipular "sustancias inflamables", con el objetivo de evitar episodios de este tipo.

Datos.

Desde que comenzó el verano, no ha habido quemados de gravedad en Punta del Este, salvo algunos heridos "leves" por malas maniobras con los fuegos artificiales, según comentó Federico Valín.

En la Unidad de Quemados del Hospital Pereira Rossell se realizan por año unas 3.600 cirugías. El 80% se debe a quemaduras por accidentes domésticos. La quemadura con agua caliente es la más habitual entre los niños.

En el Centro Nacional de Quemados del Hospital de Clínicas reciben un promedio de 10 ingresos por mes y hay un promedio 7 camas ocupadas en cada día.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados