LA COLUMNA DE PEPEPREGUNTÓN

Postpandemia

Una extraordinaria campaña de vacunación, que es ejemplo en la región y el mundo, ha puesto a Uruguay en camino de alcanzar la anhelada inmunidad de rebaño.

Vacuna contra el coronavirus. Foto: Leonardo Mainé.
Vacuna contra el coronavirus. Foto: Leonardo Mainé.

El fin de la pandemia está, al menos para los uruguayos, cada día más próximo. Una extraordinaria campaña de vacunación, que es ejemplo en la región y el mundo, ha puesto a Uruguay en camino de alcanzar la anhelada inmunidad de rebaño en algún momento del mes de julio próximo.

El sistema de salud, aunque tensionado, nunca llegó al colapso que algunos agoreros políticos y gremiales, los que vienen pidiendo cuarentena general obligatoria desde el comienzo de la emergencia sanitaria, anunciaban para marzo primero y para abril después.

Pero nadie puede desconocer que la pandemia dejará en el Uruguay profundas huellas económicas y sociales que será preciso enfrentar con determinación y sentido de la urgencia. Si el actual gobierno recibió un país estancado, con un desempleo del 10%, un déficit fiscal de más de cinco puntos del PIB e incapaz de atraer inversión, ¿se imaginan cómo quedará el Uruguay después de esta pesadilla?

Al gobierno se le habrá ido un año y medio luchando contra la pandemia y tendrá tres años y medio para reparar lo que el Frente Amplio primero y la emergencia sanitaria después le dejaron.

¿Puede hacerlo? Sí. ¿Tiene en cada posición a la persona indicada para llevar adelante esa tarea ciclópea? Eso habrá que verlo.

El presidente de la República ha demostrado estar a la altura. Está en todos los temas. En los grandes y también en los que, desde fuera, pueden parecer pequeños. El secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, no se queda atrás.

¿Y los ministros? ¿Están todos preparados para la postpandemia? Porque cuando la emergencia sanitaria quede atrás muchos que han pasado casi inadvertidos en este tiempo tendrán, de repente, los focos sobre su gestión. ¿Están trabajando ya para lo que viene? ¿Tienen todos claro que no hay tiempo para perder y que cada uno de ellos va a tener que dar más del 100% de su esfuerzo y capacidad para contribuir a sacar el país adelante?

Ya fue necesario hacer un cambio en el Mides. Faltaba actitud y gestión en un puesto clave. ¿Es el único ministerio donde eso está sucediendo? Los que hoy ocupan un lugar en el gabinete, ¿son conscientes de la gravedad de la hora y de la necesidad de empezar a trabajar sin descanso, no desde mañana sino desde ayer, para poner al Uruguay nuevamente de pie?

Muchos la han pasado, y la siguen pasando, muy mal. Hay que tenderles la mano. Asegurarse de que no queden por el camino. Y eso va más allá de las asistencias económicas puntuales. O de una exoneración tributaria. Hay que volver a generar el empleo que el Uruguay no genera hace años. Hay que encarar, con decisión, grandes proyectos de infraestructura. Hay que hacer reformas estructurales que no pueden esperar. Hay que atraer inversión como nunca antes en la historia. Hay que abrir las puertas y las ventanas para que Uruguay, como lo fue alguna vez en el pasado, sea otra vez refugio de paz y seguridad para gente de todo el mundo que quiera emprender, trabajar, crear o simplemente disfrutar de su retiro.

¿Están todos prontos? Deberían. Es la hora.

[email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados