EMPRENDIMIENTO PARALIZADO

Se pospone la definición por obra de regasificadora

Se abrió un período de seis meses para negociar con Shell.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Regasificadora: la obra está detenida desde 2015. Foto: archivo El País

El ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, dijo que la definición sobre la construcción de la planta regasificadora, paralizada desde 2015, se postergará, al menos, durante seis meses, período durante el cual se negociará con la multinacional Shell que se mostró interesada en utilizar las instalaciones como un centro de distribución de gas natural para la región.

Astori dijo a "La República" que "esto recién comienza y justamente por falta de elementos más precisos, más rigurosos al respecto es que al gobierno le pareció mejor no tomar una decisión ahora y continuar estudiando y acumulando elementos de juicio para que la definición sea la mejor para el país". También se extenderá el plazo que Uruguay tenía para decidir si hace uso de la opción de arrendamiento del barco regasificador que construiría la empresa Mol.

Shell manifestó a Gas Sayago (la sociedad conformada por UTE y Ancap para impulsar el proyector de la regasificadora) su interés en comprar gas natural por entre 10 millones y 15 millones de metros cúbicos diarios por diez años. Shell pretendería ser el accionista mayoritario de una sociedad mixta que se conformaría.

Del total mencionado, seis millones de metros cúbicos serían transportados por el gasoducto que une Buenos Aires y Montevideo y el resto sería trasladado en barco en estado líquido a las terminales regasificadoras de argentinas de Escobar y Bahía Blanca, ambas en la provincia de Buenos Aires.

La oposición planteó y obtuvo la conformación de una comisión investigadora para que analice lo ocurrido con la adjudicación de las obras de la regasificadora durante el anterior gobierno. En la construcción iba a participar la empresa brasileña OAS (involucrada en casos de corrupción) hasta que le rescindió el contrato la adjudicataria GDF.

El gobierno procuró interesar al gobierno argentino en la compra de gas natural y el presidente Tabaré Vázquez habló en dos oportunidades del asunto con su colega Mauricio Macri, pero la posible demanda argentina no alcanza para justificar la obra.

El sindicato de MontevideoGas, la empresa que distribuye gas natural por cañería en Montevideo, impulsa la construcción de la regasificadora para asegurar un nivel de demanda que le brinde viabilidad a la empresa que atraviesa una delicada situación y que ha perdido usuarios. Conecta, la distribuidora en el interior, también tiene dificultades.

Shell tiene interés en ser el socio mayoritario del emprendimiento del que se desvincularía UTE.

Abdala exige novedades.

El diputado Pablo Abdala cursó un pedido de informes al gobierno ante la ausencia de anuncios referidos a la planta regasificadora. El presidente Tabaré Vázquez había adelantado que antes de fin de año se tomaría una decisión al respecto. "Lo único que ha trascendido es un eventual interés de la empresa Shell", dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados