El sector Liga Federal de Pérez se retiró de la Mesa Política y de la bancada

Portazo de diputados rebeldes tensa interna del Frente Amplio

En el Frente Amplio se respira mucha tensión. El sector Liga Federal, del diputado Darío Pérez, decidió abandonar transitoriamente los órganos de dirección de la coalición de gobierno, y no fue ayer a la sesión semanal de la Mesa Política, y tampoco concurrirá el martes a la reunión de la bancada, sabedor de que iba y será objeto de fuertes críticas por hacer caer del proyecto de Presupuesto dos de los artículos que más polémica levantaron: la eliminación del 50% de las vacantes en las Fuerzas Armadas y el pasaje de Policía Caminera a la Guardia Republicana.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los diputados Pérez y Mier desafiaron al FA y no votaron tres artículos del Presupuesto.

Liga Federal tiene dos diputados, Pérez y Sergio Mier. Tampoco votó estos artículos Víctor Semproni, de Congreso Frenteamplista.

Estos tres diputados rebeldes fueron cuestionados ayer en la Mesa Política del Frente Amplio por algunos sectores, y corren riesgo de ser enviados al Tribunal de Conducta Política.

Pérez dijo a El País que le pidió a su representante en la Mesa Política que no fuera ayer "para evitar cualquier tipo de tensión o circunstancia que pudiera complicar las cosas".

Además dijo que tampoco participarán de la reunión de bancada del próximo martes, donde el Frente Amplio realizará un balance de la votación presupuestal y los desacatos de Pérez, Mier y Semproni.

"A veces cuando uno tiene una tensión con alguien se toma su tiempo para volver a hablar y es lo que estamos haciendo. Es algo absolutamente momentáneo y nos sirve para bajar la pelota al piso", dijo Pérez. El diputado negó un alejamiento permanente de la orgánica del Frente Amplio.

Tal como se esperaba, en la Mesa Política se discutió ayer la situación de los tres rebeldes, quienes no votaron el pasaje de Caminera a la Guardia Republicana, la reducción del 50% de las vacantes de las Fuerzas Armadas y la regulación de los juegos de azar por Internet, que igual resultó aprobado.

Fuentes de la Mesa Política indicaron que los sectores que fueron ayer coincidieron en calificar de "problema grave" la actitud de los tres diputados rebeldes, y condenaron el "desacato" al mandato político de votar el proyecto de Presupuesto.

El senador Marcos Otheguy (lista 711) dejó en claro que esto marca un "precedente" que no se puede ignorar, contaron a El País fuentes de la Mesa Política. De todos modos, los sectores más duros con los diputados rebeldes fueron el Partido Comunista y el Partido por la Victoria del Pueblo (PVP).

Los comunistas hablaron de la importancia de mantener la unidad del Frente Amplio y opinaron que en este caso la decisión no obedece a un tema de "principios" o "conciencia", en el cual se puedan justificar los legisladores para no acompañar a la mayoría.

En la misma línea se expresó el PVP, sector que en diciembre de 2014 —a dos meses de concluir la pasada legislatura— dejó su banca luego de no votar la prórroga de la permanencia de militares uruguayos en Haití.

El Partido Obrero Revolucionario (POR) también cuestionó a los tres rebeldes. El representante del POR en la Mesa Política, Raúl Campanella, dijo a El País que pidió sincerar la discusión en base a declaraciones de Pérez. "Me parece que el problema, más que los puntos en discusión, están vinculados a otras cosas. Él dice en un reportaje que es un junta votos y pregunta si no valen sus votos, se refiere no a cargos legislativos, sino a ejecutivos. Sería bueno poder sincerar esta discusión", sostuvo. Campanella se refería a una entrevista con Pérez que publicó El País el miércoles 14.

Ayer la Mesa Política también evaluó la situación de Semproni. Su caso lo consideraron más grave que el de Pérez. Semproni ya había sido enviado dos veces al Tribunal de Conducta Política por desacato. La primera fue a pedido del Movimiento de Participación Popular (MPP) cuando votó en contra de la ley anulatoria de la Caducidad en 2011. En esa ocasión, el Plenario de la coalición resolvió sancionarlo por seis meses, prohibiéndole participar en la orgánica. En mayo de este año, se remitió a Semproni al Tribunal de Conducta por presentar una lista alternativa a la oficial del Frente Amplio para el Municipio A de Montevideo en las elecciones departamentales de mayo, contradiciendo una resolución del Plenario de la coalición de izquierda.

Fuentes frenteamplistas indicaron que si bien corresponde enviar los casos de Pérez, Mier y Semproni al Tribunal de Conducta, se esperará hasta que se termine de votar el Presupuesto para no poner en riesgo las mayorías parlamentarias.

Descontrol.

Además de estos tres diputados rebeldes, el Frente Amplio tiene un edil de Montevideo con antecedentes penales. Se trata de Walter De los Santos, a quien la Mesa Política decidió ayer enviarlo al Tribunal de Conducta Política (ver nota aparte).

Los grupos que hacen parte de la Mesa Política coincidieron ayer en la necesidad de incrementar los controles para aceptar candidatos en las listas nacionales y departamentales. "Si se le hubiera impedido usar el lema Frente Amplio, Semproni no hubiera sido electo como diputado", dijo una fuente de la coalición a El País.

En el caso del edil De los Santos, se entendió que "faltaron" controles y solo primó la idea de juntar votos. "Ingresar al Frente Amplio como grupo es un proceso muy riguroso, pero abrir una lista sin estar afiliado es muy fácil y no hay ningún control", comentó un integrante de la Mesa Política.

Ayer algunos sectores pidieron establecer normas claras que permitan ejercer controles a los que abran listas, con el objetivo de evitar problemas como lo sucedido con De los Santos, el edil electo por la lista 817 bajo el sublema "Daniel somos todos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados