EDUCACIÓN EN URUGUAY

Políticos, artistas y una vedette identifican centros educativos

En gobierno de Vázquez y Mujica se puso nombre a 104 escuelas y liceos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Centros educativos deben dar el visto bueno sobre nombres propuestos. Foto: M. Bonjour

Una vedette de carnaval, músicos, el líder fundador del movimiento guerrillero Tupamaro, países, héroes anónimos y hasta una fecha, forman parte del elenco de nombres que ha aprobado el Poder Ejecutivo y Legislativo para designar escuelas, liceos y jardines de infantes de todo el país en los últimos seis años.

Entre lo que va de la administración de Tabaré Vázquez y la anterior de José Mujica se puso nombre a 104 centros educativos en Uruguay, la mayor parte en el Interior, según un relevamiento hecho por El País en base a los proyectos de ley que figuran en la página web de Presidencia. Pese a ello, según datos del Consejo de Educación Inicial y Primaria procesados por El País todavía hay 1.456 centros que no cuentan con nombre.

"Las escuelas se reconocen por un número, un barrio o algún director que ha tenido una extensa trayectoria allí y cualquiera de estas referencias son menos razonables que un nombre que la dote de identidad", dijo a El País el consejero de Educación Inicial y Primaria, Héctor Florit. Por eso, en la selección de nombres se tienen en cuenta dos criterios. "Por un lado está el reconocimiento a la diversidad cultural, promover la tolerancia y el conocimiento de otras culturas a través de los nombres de naciones, pueblos o Estados", explicó Florit. Por el otro, "la selección de trayectorias personales, profesionales y los valores de la vida de una persona que es homenajeada en el propio Parlamento cuando se fundamenta la nominación y en la cotidianeidad escolar cuando los niños, maestros, padres, aprenden a reconocer la trayectoria o portan su escarapela", agregó. El fin, en este caso, es que "se genere un modelo que promueva la reflexión", dijo el consejero.

Esta semana el Poder Ejecutivo envió al Parlamento un proyecto de ley para denominar "Raúl Sendic Antonaccio", a la Escuela N° 336, ubicada en el corazón del barrio Casavalle. La propuesta de ponerle el nombre del líder fundador del movimiento guerrillero Tupamaros y padre del hoy vicepresidente de la República, nació de vecinos, padres y abuelos del centro escolar y cuenta con el apoyo del equipo de Dirección, la Comisión de Fomento y con los informes favorables de las autoridades de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), según consta en el proyecto de ley que fue elaborado por el Ministerio de Educación. Sendic no es el primer hombre vinculado a la historia política del país en darle nombre a un instituto en lo que va de la administración de Vázquez. Precisamente junto a ese proyecto de ley fue enviado otro para que la escuela rural N° 66 de Paraje Puntas de los Chanchos, en Lavalleja, reciba el nombre de la militante del Partido Comunista, Julia Arévalo. La designación fue propuesta por el diputado del Movimiento de Participación Popular Javier Umpiérrez y apoyada por el equipo de dirección del centro escolar, Comisión de Fomento y con informe favorable de ANEP. El primer proyecto de ley enviado por la segunda administración de Vázquez en este sentido fue para nombrar José DElía, en referencia al sindicalista y militante del Partido Socialista, a la Escuela Taller N°380 en Montevideo, caso planteado por la Inspección Nacional de Educación Especial del Consejo de Educación Inicial y Primaria.

Para poder ingresar al elenco de nombres de jardines, escuelas o liceos la persona debe haber fallecido hace 10 años. "Hay una reglamentación que asegura que frente a una propuesta de nominación, que puede surgir del ámbito político, legislativo, ministerial, social, comunitario, intelectual, académico o del propio consejo, la comunidad escolar es quien debe resolver si acompaña o no. Nosotros hacemos todo el trámite administrativo. A veces hay un compromiso especial porque se donó un predio para una escuela o colaboró, pero es en audiencia pública con la comunidad escolar que se define el apoyo", explicó Florit.

Figuras.

Entre las figuras reconocidas también está la vedette de Carnaval, Martha Gularte que con su nombre artístico bautizó la escuela rural 22 de Paso de los Novillos en Tacuarembó, lugar donde nació. Su nombre fue pedido el año pasado por la Comisión de Educación y Cultura de la Cámara de Representantes. También figura el poeta Líber Falco (Liceo 26 de Montevideo), el autor de "A Don José", escritor y docente Rúben Lena (Escuela N° 382, Montevideo), el músico Eduardo Mateo (Jardín de infantes N° 244 en Montevideo). Previo, en la administración de Mujica también se destaca el nombre de la escuela 226 de Montevideo, Melchora Cuenca, una de las esposas del general José Gervasio Artigas y el de la N°183 con Nelson Mandela. Los nombres pueden ser repetidos y este es el caso de Enriqueta Compte y Riqué, la maestra fundadora del primer jardín de América del Sur en 1892 quien fue propuesta por docentes en cinco centros (Jardín de Infantes N°81 en Treinta y Tres, el N° 135 en Rivera, el N° 91 en Paysandú y el N°72 en Artigas). Alfredo Zitarrosa, por su parte, es la grifa de la escuela N° 177 de Vista Linda en Canelones, de la Técnica de Ruta 1 en Ciudad del Plata y de la de Música N° 78 en Fray Bentos, Río Negro.

Por fuera de las figuras anónimas, la gran mayoría de los nombres refieren a héroes barriales desconocidos para el resto de la población. La escuela técnica de La Unión ubicada en la calle Larravide esquina Juanicó, en Montevideo que recientemente recibió el nombre de Andrés Bernardo Bruno, es otro ejemplo. Según se lo presentó en la sesión de Diputados, fue un ciudadano que propició el desarrollo del barrio creando, entre otras organizaciones, la Comisión de Fomento además de ser el promotor de la creación del Liceo N° 14.

Países y fechas.

En Ciudad del Plata, San José, la escuela N° 117 lleva el nombre de un país que queda a 18.659 kilómetros: Japón, el mismo que dio nombre a la escuela 96 de Santa Isabel, en Rivera. En Rivera, la escuela N°150 en el gobierno de Mujica fue denominada República del Líbano a pedido de la Asociación Libanesa.

Una particularidad que implica es que a diferencia del resto de las instituciones no hay nueve abanderados sino 12 porque también se incluye la bandera del país que da el nombre al centro.

En el primer año de Vázquez también se denominó República de Surinam a la escuela N ° 367 de Nuevo Mendoza en donde el día en que se colocó la placa los alumnos bailaron una danza típica de ese país. Pero a nivel de nombres el más curioso se dio en la administración de Mujica cuando se designó "24 de octubre de 1887" al Liceo rural de Conchillas en Colonia conmemorando los 125 años de fundación del pueblo.

Algunas propuestas recientes

Raúl Sendic Antonaccio.

La semana pasada se envió un proyecto de ley al Parlamento para ponerle el nombre del líder fundador del movimiento guerrillero Tupamaros a la escuela N°336 ubicada en le corazón del barrio Casavalle en Montevideo. Propuesta fue de vecinos y la escuela.

Ruben Lena.

El nombre del escritor, docente y autor de la canción "A Don José", que hoy es cantada en todas las escuelas, fue propuesto este año por la dirección del la escuela N°382 en el barrio Flor de Maroñas en Montevideo. La iniciativa contó con el apoyo de la comisión de Fomento.

Martha gularte.

El año pasado la Comisión de Educación y Cultura de la Cámara de Representantes con el apoyo de la comunidad educativa propusieron ponerle el nombre de la vedette de carnaval a la escuela rural 22 de Paso de los Novillos en Tacuarembó, lugar en el que nació Gularte.

Un visto bueno express

El senador colorado Pedro Bordaberry dijo a El País que trabaja en un una propuesta reglamentaria para que los proyectos de ley que refieren a nombramientos de escuelas, entre otros sean analizados en comisión y pasen al plenario todos juntos con una votación express para ahorrar en reuniones y costos de tratamiento de cada una de las iniciativas.

"Hoy en día los nombramientos de escuelas llegan a la comisión de educación que los analiza y los lleva al plenario. Los feriados de pueblos o zonas del país a otra. La idea es que se aprueben en la comisión y si hay unanimidad se sometan al plenario, todos juntos, en un solo momento y sin discusión", explicó Bordaberry, quien agregó que considera que "alcanzaría con un acuerdo de bancadas" para aprobar la medida.

Hoy los proyectos de ley ingresan a las comisiones y son tratados de a uno. Esto implica reunirse para analizar el petitorio que, en su mayoría, cuenta con la aprobación unánime de los legisladores. Luego la misma pasa al plenario que vuelve a tratar el tema.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)