Bancada oficialista

Si no tiene 50 votos, el FA no someterá a votación proyectos

La bancada evitará controversias internas y polémicas públicas en un año marcado por las elecciones.

Los 49 legisladores oficialistas se reunieron ayer en Atlántida; solo faltó Darío Pérez. Foto: F. Ponzetto
Los 49 legisladores oficialistas se reunieron ayer en Atlántida; solo faltó Darío Pérez. Foto: F. Ponzetto

Sin Darío Pérez (Liga Federal), la bancada de diputados del Frente Amplio se reunió ayer en Atlántida para hacer un análisis político y ordenar sus prioridades legislativas.

No hay una lista de iniciativas como en otros años, pero sí una definición: no se piensa someter a votación los proyectos de ley que no tengan los 50 votos en sala. El encuentro se realizó ayer en el local de Agadu y fue convocado por la coordinadora Susana Pereyra (MPP).

La resolución tiene que ver con el año electoral y las polémicas generadas en 2018 por la falta del voto 50. En varias oportunidades, la coalición se quedó sin mayorías en el Plenario de la Cámara debido a desacuerdos internos, la mayoría de ellos con Pérez pero también con otros sectores. En el caso del diputado “rebelde” ayer no se hizo presente, ya que el Plenario lo inhabilitó en sus derechos y por tal motivo decidió no participar de reuniones orgánicas hasta abril.

Por ejemplo, el diputado rebelde se retiró antes de sala y no votó la consideración del proyecto de financiamiento de los partidos políticos. Se fue de la sesión en la que se trataba el informe sobre la comisión investigadora de la regasificadora y la investigadora de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE).

Lo que se trata de evitar ahora es que suceda lo mismo en un año electoral, donde el oficialismo quedaría más expuesto, dijeron a El País fuentes que participaron en la reunión. “Los proyectos que se quiere impulsar, antes de llevarlos al Plenario de la Cámara, hay que discutirlos y evaluarlos. Saber que contamos con los votos. Tener la inteligencia de llevar los proyectos con votos para que no se produzcan sorpresas”, explicó una de las fuentes consultadas. “No vamos a entrar en polémicas internas en año electoral”, resumió otro de los participantes del encuentro.

No hay decisión acerca de si poner otra vez a votación el proyecto de financiamiento de los partidos políticos, dado que hay diferentes visiones. Hasta ahora, la iniciativa fue impulsada por el Movimiento de Participación Popular (MPP) y objetada por Pérez. Pese a que la idea es no poner a votación los proyectos que no tengan los 50 votos, hay quienes sostienen que se deben hacer excepciones y esta iniciativa debe ser una, porque si la oposición no vota normas que promueven más transparencia acerca del financiamiento eso puede jugarle a favor al Frente Amplio.

Por su parte, el diputado del Nuevo Espacio Jorge Pozzi dijo a El País que en el caso de esta norma considera que si no están los votos para aprobar “no deberíamos ponerlo de vuelta a discutir”. En tanto, desde el MPP se pensaba justamente introducir el tema en el orden del día de la Cámara de Diputados en los primeros días de marzo.

Progresismo.

En la primera parte de la jornada de ayer, la bancada recibió dos informes uno sobre las encuestas y cómo leerlas que brindó el director de la Fundación Líber Seregni Agustín Canzani y otro sobre la situación política internacional realizado por el analista Álvaro Padrón.

Se analizó el retroceso de la izquierda en la región, incluida la situación que se vive en Venezuela, pero también la inestabilidad política que hay en casi todo el mundo. Como consejo, se le pidió a los legisladores usar el ejemplo de Argentina en la campaña electoral y no pegarse tanto a Brasil. ¿La razón? Las medidas económicas que está aplicando el gobierno de Mauricio Macri no están teniendo un resultado positivo y en los próximos días saldrían a la luz nuevas cifras relacionadas al incremento de la pobreza en ese país.

La izquierda quiere poner como ejemplo el caso de Argentina, para demostrar que el gobierno de Macri no logró cumplir sus promesas electorales y en ese marco recordar que esa administración cuenta con el aval de los partidos de la oposición. Por lo que la recomendación es ahora compararse más con Argentina que con Brasil.

Además de propiciar el intercambio sobre la actividad legislativa, el ámbito de ayer fue un encuentro más para confraternizar. Como almuerzo se sirvieron chivitos al pan y hasta se permitió repetir el plato.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)