EXPRESIDENTE 

"No votan a favor, votan en contra porque están angustiados", dijo Mujica sobre clase media

"Los que pagan el precio más caro son los escalones más humildes de la clase media, que se sienten frustrados en el mundo entero, y esta es la explicación de alguna voltereta política”, agregó Mujica.

José Mujica. Foto: Estefanía Leal
José Mujica. Foto: Estefanía Leal - Archivo El País 

El expresidente José Mujica consideró que la concentración económica es "a la corta o a la larga" la "concentración de poder político". En esa línea, consideró que los que terminan pagando el "precio más caro" son los más humildes "de la clase media". "No votan a favor, votan en contra, porque están angustiados", sostuvo. 

“La tasa de crecimiento de la economía es muy inferior a la tasa de crecimiento del capital. Lo que quiere decir que a escala mundial, lo que pasa es que los muy ricos cada vez son más ricos. No equivale a decir que los pobres son más pobres, quiere decir que la distancia aumenta sideralmente, y si se prolonga en el tiempo, nos habla de la construcción de una plutocracia. ¿Por qué? porque la gran concentración económica, a la corta o a la larga, es concentración de poder político. Este es el fantasma que afecta a las democracias en el mundo entero”, dijo Mujica en su columna transmitida en el programa radial Mañana Sylvestre (Argentina).

“El capital crece más rápido que el crecimiento de la economía. Y esto es consecuencia del avance de una batalla ideológica, no cayó del cielo, esto es una decisión humana. Se ha impuesto en la cabeza de muchísima gente que está gobernando en los países”, dijo y agregó: “Al gran capital hay que darle la libertad” y la “máxima” es la que existe en “cualquier empresa” y “como tal es fundamental que el Estado regulador y la fiscalidad del Estado premie a esos grandes popes de la economía”.

El expresidente dijo que este “mito que se ha impuesto”, está por todas partes y que inició desde el año 1980. “Uno de los popes más grandes que algunos lo llaman neoliberal, yo la llamo protoliberal”, dijo y agregó: “Porque el verdadero liberalismo jamás podría agarrar viaje con una dictadura”.

En ese sentido, aseguró que “el Estado tiene muchos defectos”, pero consideró que los tiene producto de la “rotosa humanidad”. “Caemos en el amiguismo, esto es porque no trabajamos en la formación y en la educación del mejor trabajador que tendría que tener la sociedad que es el empleado público», dijo Mujica.

“Todos estamos sometidos a esto. Todos estamos pagando ese precio, pero los que pagan el precio más caro son los escalones más humildes de la clase media, que se sienten frustrados en el mundo entero, y esta es la explicación de alguna voltereta política”, explicó.

Y luego agregó que las personas que pertenecen a esa clase media “no votan a favor, votan en contra, porque están angustiados, en una situación de estancamiento, porque la concentración y el esfuerzo de las sociedades es enorme”.

En ese sentido, aseguró: “A los humanos cuando nos dan ventajas, nos desviamos para tratar de aumentar el beneficio que íbamos a obtener” y dijo que por lo tanto, para que eso no ocurra “tiene que haber un poder regulador».

Mujica explicó que “inevitablemente” para poder vivir en sociedad es necesario que haya “Estados más eficientes, más capacitados", porque de lo contrario se convertirá en una “ley de selva de cemento”. Además dijo que se debe “discutir cómo mejoramos el Estado”, y concluyó en que que ese es uno de los mayores “problemas de nuestra época” y uno de los mayores puntos a trabajar. “Con la bandera de la libertad es el entierro de la libertad”, finalizó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error