FRENTE AMPLIO

Villar no descartó postularse a la IM y dijo que sufrió "duro y feo" el machismo en el FA

"La Intendencia ha sido parte de mi gran desarrollo político en estos últimos 15 años. Si hay algo que conozco de Montevideo son sus normas, reglamentos y problemas", señaló.

Graciela Villar, candidata a la Vicepresidencia por el FA. Foto: Marcelo Bonjour.
Graciela Villar. Foto: Marcelo Bonjour.

Graciela Villar, excandidata a la Vicepresidencia por el Frente Amplio, dijo en el programa "Diario de campaña" (Nuevo Siglo TV) que considera "que para el Frente Amplio sería de mucha utilidad estar en otro nivel de trabajo".

"Soy una mujer de construcción y acción. Ya no volvería a mi casa ni a la Junta Departamental", valoró. De todos modos, Villar remarcó que "estar o no en los primeros planos va a ser parte de una definición que va a tomar el propio Frente Amplio".

Consultada sobre la posibilidad de postularse a la Intendencia de Montevideo (IM), explicó que "no está resuelto definitivamente". "Hay que pasar la instancia del plenario nacional del 21 y seguir analizando este cúmulo de experiencias y opiniones que tenemos. No hay nada descartado, pero tampoco hay nada afirmado. Creo que el Frente Amplio va a tener más de una opción electoral y ahí evaluaremos", manifestó.

"Montevideo es muy importante para el país y para nosotros también como Frente Amplio. El resultado electoral habla de ello. La Intendencia ha sido parte de mi gran desarrollo político en estos últimos 15 años. Si hay algo que conozco de Montevideo son sus normas, reglamentos y problemas (...) Hay que seguir construyendo también un Frente Amplio que se renueve y pueda abrir sus estructuras para que todos los que nos apoyaron ahora y de alguna forma están por fuera ingresen", agregó.

Villar hizo hincapié en que a Montevideo "le falta resolver el tema de la movilidad y la basura. Son los dos temas clave". "Hay que pensar y repensar también cómo aplicar las nuevas tecnologías que hay en el mundo para pensar en algo metropolitano. Tanto Montevideo como Canelones tienen necesidades recíprocas. El volumen de basura de Montevideo, que es el más grande del país, se tiene que asociar con otros para poder generar un emprendimiento de nuevas tecnologías que realmente reditúe eso en transformar energía", sostuvo.

"Eso es así. Sin lugar a dudas que esto de estar en los primeros ha significado construir un nuevo capital político mucho más dimensionado al que yo venía trabajando desde Montevideo. Hoy, después de la experiencia nacional que tuve y después de haber asumido el compromiso tras ser proclamada de que la gente me diera la oportunidad de dar a conocer, el resultado fue bueno. Yo partí desde una encuesta muy baja desde conocimiento y de opinión y terminé equiparada con cualquiera de las que estaban en las primeras ligas. Creo que lo que tengo para ofrecer hoy es la construcción de ese capital político, mi vinculación con los frenteamplistas y no frenteamplistas y eso es lo que está hoy al servicio del Frente Amplio que es quien lo va a evaluar", añadió.

Sobre su experiencia en la campaña electoral, Villar hizo un paralelismo con la actividad física y señaló: "Como no tengo el hábito de la gimnasia, los primeros días me dolían las piernas. Después de que incorporé en la campaña el diálogo con la gente, la vinculación, vi esa capacidad de generar empatía con el otro y poder transformar eso en una capacidad de acción, creo que he crecido lo suficiente"

MÁS

El machismo en el Frente Amplio

"Hay detalles que no los vamos a comentar ahora, pero hay una larga historia para contar y las mujeres tenemos muchas cosas para pensar sobre cómo el machismo está entronizado en las áreas de poder. Y cuanto más alto es el poder, peor es el machismo. Y eso que vengo del movimiento sindical y del machismo no me asusta mucha cosa", dijo Villar en un acto del sector Marea Frenteamplista, según publicó hoy  Búsqueda.

"Son verdades que vamos a tener que analizar críticamente en el movimiento progresista y desde la izquierda. ¿Cuál es verdaderamente el papel del poder entre los hombres de izquierda, que a veces tienen un discurso muy amplio, pero que en la práctica reproducen el sistema? Sabemos que es parte de un proceso de educar, que tenemos muchos aliados en el camino, pero que a pesar de eso hay pautas culturales que están demasiado anquilosadas. Eso se siente, se siente duro y feo. Personalmente lo sentí duro y feo", sumó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados