Segunda planta de celulosa

Vidalín: Vázquez es muy optimista sobre UPM

Intendente de Durazno señaló que instalación de la planta “va a demorar”.

Intendente: Carmelo  Vidalín tomó el micrófono, se paró adelante del auditorio y habló sin ser “políticamente correcto”. Foto: Leandro Mainé
Vidalín tomó el micrófono, se paró adelante del auditorio y habló sin ser “políticamente correcto”. Foto: Leandro Mainé

La última vez que el presidente Tabaré Vázquez se refirió al estado de las negociaciones para la instalación de la segunda planta de celulosa de la finlandesa UPM en Uruguay fue en la Exposición Rural del Prado, tras reunirse con las autoridades de la Asociación Rural del Uruguay (ARU). Allí, el mandatario señaló que "quizás, la determinación de invertir, UPM la tome antes del plazo que se le ha fijado. Quizás, vamos a ver, pero marchan muy bien las negociaciones".

Sin embargo, ayer el intendente de Durazno Carmelo Vidalín exhortó a Vázquez a no ser tan optimista. El jefe comunal dijo en el marco de una presentación sobre las "ideas, proyectos y acciones" para su departamento en la Cámara Oficial Española de Comercio, Industria y Navegación del Uruguay, que el presidente "en su intención de dar buenas noticias, ha sido excesivamente optimista en el manejo de los tiempos" para la instalación de la planta industrial que se ubicará en Pueblo Centenario, en su departamento.

Recientemente el Poder Ejecutivo habilitó la construcción de una terminal de celulosa en el Puerto de Montevideo. Y el Tribunal de Cuentas tiene a estudio la adjudicación a un grupo integrado por las empresas locales Saceem y Berkes de la reparación de las vías entre Paso de los Toros y Montevideo. Estos dos proyectos son claves para terminar de confirmar la segunda planta de celulosa de UPM. La fecha límite para que los inversores definan si construyen la fábrica o no, es febrero de 2020.

Obras para UPM. Foto: Darwin Borrelli.
Obras para UPM. Foto: Darwin Borrelli.

Vidalín, que realizó un discurso de casi una hora frente a empresarios mayoritariamente españoles, señaló que antes que nada, es necesario que UPM confirme que está dispuesta a cumplir con determinadas condiciones y que le hubiera gustado que "las ventajas tributarias que se le dan a UPM, se le dé al resto de nuestra producción".

El intendente dijo que la instalación de la planta "va a demorar" y planteó que está dispuesto a colaborar en todos los aspectos con el gobierno central con el que dijo tener una muy buena relación. "Bienvenido UPM, pero parafraseo a Eclesiastés 3, todas las cosas tienen su tiempo", enfatizó el jefe comunal que admitió que al hablar no suele ser "políticamente correcto".

Interés español.

El presidente de la Cámara Oficial Española de Comercio, Industria y Navegación del Uruguay, Fernando Vidal, dijo a El País que hay varios empresarios españoles con interés en invertir en la eventual planta de celulosa de UPM. "Interesa, en la parte de la construcción y construcción vial, hay muchas empresas españolas que hoy son socias de la Cámara que están interesados en oportunidades", señaló. Además, también hay empresarios interesados en invertir en el área de ingeniería, e ingeniería civil, y en la construcción porque "hay empresarios que ven una oportunidad" en la planta.

Pero paralelamente, la obra también requiere de un puerto para extraer la celulosa y de un sistema renovado de vías para el tren desde Paso de los Toros a Montevideo. A la licitación para la adjudicación de la reparación de las vías se presentaron tres consorcios: una empresa china, Acciona (española) y Saceem que junto a Berkes y socios españoles y franceses conforman Vía Central. Este es el único consorcio que continúa en carrera,

El vicepresidente sénior del Proyecto de Desarrollo en Uruguay de UPM, Petri Hakanen señaló que para cuando se concrete la inversión y el ferrocarril esté en construcción "alrededor de 30.000 personas" se verán impactadas por esto. El proyecto de la tercera planta implica una inversión de unos US$ 4.000 millones, y será la mayor inversión privada de la historia de Uruguay.

Contaminación.

El intendente Vidalín señaló que "no se va a abrir la puerta a ningún mercado en la medida que haya el más mínimo (lugar) activo de contaminación". Agregó que "el primer mundo no compra cosas contaminadas, ni le compra a los emprendimientos que contaminan". Parte de los procesos que se iniciarán en esta nueva etapa están vinculados con lo ambiental. En el contrato de inversión, UPM se comprometió a mejorar la calidad del agua del río Negro, sobre el que se instalará la fábrica. Vázquez creó, por decreto un comité con el objetivo de "prevenir, controlar, detener y revertir el proceso de deterioro de la calidad de las aguas del río Negro".

Fonplata aporta para mejor acceso al puerto

Fonplata anunció ayer que aprobó US$ 50 millones que se destinarán a financiar en parte un proyecto que involucra más de US$ 100 millones en total para mejorar los accesos al puerto de Montevideo y el acceso hasta la terminal de los vagones con la pasta de celulosa que se elaborará en la planta de UPM en Durazno.

"Dentro de las obras a realizar se destaca, la construcción de un viaducto y un puente en arco en la actual Rambla Portuaria, la pavimentación del nuevo espacio portuario y otras obras que permitirán mejorar la circulación interna y externa al puerto de Montevideo", informó la institución. En 2019 UPM decidirá si finalmente construye su segunda planta de pasta de celulosa.

"Dios me libre de todos los conflictos sociales"
Carmelo VIdalin. Foto: Darwin Borrelli

Vidalín señaló que la eventual instalación de la planta en su departamento desencadenará "conflictos sociales". El jefe departamental dijo que "cuando decimos UPM, se piensa en la instalación de la planta en Pueblo Centenario y yo le digo: buenísimo, (pero) los conflictos sociales que me va a traer, Dios me libre". El intendente se refería a los cambios sociales que puede llegar a ocasionar la instalación de la planta industrial en el departamento: desde la construcción de nuevos emprendimientos comerciales, como hoteles o supermercados, hasta prostíbulos.

"Me han llamado de unos centros educativos de Montevideo que se llaman Divas. Esa y otro más", apuntó con ironía refiriéndose a los clubes de entretenimiento para adultos de ese nombre. El intendente dijo que también se "trabajará muchísimo" en el área de la salud laboral y de la seguridad. Vidalín manifestó en más de una oportunidad que mantiene un muy buen vínculo con el gobierno central. Es más, este martes, el jefe comunal mantuvo una reunión con asesores de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP). Vidalín reclamó que se realice un esfuerzo "para que lleguen estos emprendimientos".

El vicepresidente sénior del Proyecto de Desarrollo en Uruguay, Petri Hakanen, dijo en setiembre en una conferencia que se cerró "satisfactoriamente" la segunda etapa de la segunda fase del proceso de negociación del acuerdo de inversión para la instalación de la fábrica. "Estamos ingresando a la fase tres, en la que los principales asuntos están relacionados con la previsibilidad y estabilidad", dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º