Un paso crucial

Vías para UPM: descartaron a Acciona, que recurrirá decisión

Camino quedó libre para el grupo de Saceem; españoles ven proceso “poco transparente”.

Vías para UPM
Foto: archivo El País

La comisión que estudió las ofertas de dos consorcios interesados en hacerse cargo del ambicioso proyecto Ferrocarril Central del Uruguay, que apunta a que las vías entre Paso de los Toros y Montevideo queden en perfectas condiciones para transportar la pasta de celulosa de la segunda planta de UPM, descalificó la presentada por el grupo español Acciona, con lo que la única que sigue en carrera es del grupo que tiene como socios locales a las empresas Saceem y Berkes y que también integran capitales españoles (Sacyr) y franceses (Nge). Las empresas están nucleadas en un consorcio denominado Vía Central.

La decisión fue trabajosa, supo El País. Fue clave para la descalificación de Acciona que aparecieron dudas respecto al respaldo que su casa matriz ofrecía para el financiamiento.

De todas formas, no es totalmente seguro que el adjudicatario vaya a ser el grupo integrado por Saceem. La semana próxima se abrirá el denominado "sobre 3" con la oferta económica. Fuentes al tanto del proceso explicaron a El País que Saceem había calificado técnicamente para reparar el tramo Algorta-Fray Bentos, en el norte del país, pero al final no se le adjudicaron los trabajos porque ofreció financiar los trabajos con recursos previsionales y el gobierno objetó ese aspecto. Las fuentes asumen que en esta oportunidad la oferta de Saceem será diferente en ese aspecto.

El gobierno quiere que las millonarias obras comiencen en el próximo verano, una vez terminada la licencia de la construcción. Insumirán 36 meses. Se supone que una vez comiencen las obras en las vías férreas, UPM tomará la decisión final de invertir en su segunda planta, que será más grande que la que ya tiene en Fray Bentos.

Obras para UPM. Foto: Darwin Borrelli.
Obras para UPM. Foto: Darwin Borrelli.

El mes pasado Acciona había presentado un recurso de impugnación cuando ya se perfilaba su descalificación. El ministro de Transporte, Víctor Rossi, accedió a dejar en suspenso unos días el proceso que ahora tuvo un mojón importante.

Antes había quedado descartada la china CMEC, que no constituyó la garantía de mantenimiento de oferta de US$ 2 millones que se le había requerido.

El 7 de noviembre pasado el gobierno firmó con UPM un acuerdo de formalización pa- ra la posible instalación de una nueva planta de celulosa en el país, que funcionaría al lado de Pueblo Centenario, en el departamento de Durazno.

El proyecto denominado Ferrocarril Central del Uruguay implica un trazado de 273 kilómetros de vía férrea entre el puerto de Montevideo y Paso de los Toros, un tramo doble inicial de 26 kilómetros, una docena de carriles secundarios para cruces de trenes, un tramo para acceso industrial y más de 40 puentes. Para realizar la obra ya se han realizado expropiaciones en los departamentos de Montevideo, Canelones, Florida y Durazno.

Los más de 40 puentes ferroviarios deberán ser reforzados o se construirán nuevos. El trazado definido incluye el by-pass de varios centros poblados y la rectificación de curvas, para permitir mayor seguridad en la circulación de trenes. Las obras deben permitir que los trenes corran a 100 kilómetros por hora. Actualmente los trenes están lejos de poder desarrollar esa velocidad y los descarrilamientos son frecuentes.

Dura reacción.

Acciona no se va a quedar de brazos cruzados. Emitió un comunicado en el que cuestionó en términos muy duros la decisión del gobierno y adelantó que la recurrirá.

Recordó en el comunicado que "la Comisión Técnica, encargada de valorar las ofertas presentadas al proyecto, consideró el 2 de julio pasado que la compañía cumplía cabalmente con todas las exigencias del pliego de licitación, otorgándole el mejor puntaje en su propuesta técnica (82,88 puntos en la llamada "oferta base" y 83,7 puntos en la "oferta variante") frente a las otras dos ofertas presentadas". "Acciona considera que la decisión del MTOP se fundamenta en requerimientos no específicamente recogidos en el pliego original y que, en cualquier caso, la compañía habría sobradamente acreditado", agrega.

Inversión: la adecuación de las vías férreas es fundamental para que UPM decida levantar su segunda planta de celulosa en el país. Foto: Darwin Borrelli.
Foto: Darwin Borrelli.

La empresa "está estudiando en profundidad la resolución del MTOP, que, como anticipó en su comunicado de 1 de agosto, considera injustificada y arbitraria, y ejercerá contra la misma todas las posibles vías de recurso a su alcance conforme al marco jurídico uruguayo y la normativa internacional aplicable a este tipo de licitaciones internacionales".

"Acciona lamenta el impacto que esta decisión del MTOP pueda tener en un proyecto clave para el desarrollo económico del país, al impedir, de forma poco transparente, el desarrollo de un auténtico proceso competitivo que permita contar con la mejor oferta posible y el mejor de los precios ofertados, al dejar una única oferta en liza", señala el comunicado de la multinacional española.

Acciona, fue fundada en 1931 en España y facturó en ventas el año pasado US$ 8.708 millones. Tenía al terminar 2017 37.403 empleados. Ha desarrollado proyectos en 65 países. Sus áreas de negocio principales son la construcción, las concesiones y los servicios de agua y energía.

Costo elevado

Quienes se oponen al acuerdo entre el gobierno y UPM consideran que pone a cargo del Estado uruguayo la construcción de obras muy costosas (en vías férreas, en el puerto capitalino, en un viaducto, en carreteras, etcétera) sin que la empresa asuma ninguna obligación correlativa. Incluso, dicen, UPM podría desistir del acuerdo aunque Uruguay hubiese cumplido con las condiciones.

Puntos de vista

Certeza
Víctor Rossi  - Ministro de Transporte
Víctor Rossi, ministro de Transporte

"Yo no tengo duda de que la planta de UPM es una realidad", dijo el ministro de transporte Víctor Rossi, durante una exposición que organizó la Cámara Oficial Española de Comercio, Industria y Navegación de Uruguay. En las vías férreas que se planea reparar se transportarían alrededor de 2 millones de toneladas anuales de mercadería. Rossi defendió la transparencia de la adjudicación y ratificó que las obras comenzarán en 2019.

Muy monitoreada
Matías Martínez, portavoz de UPM
Matías Martínez, portavoz de UPM

UPM organizó ayer una visita de periodistas a su planta de Fray Bentos y allí su portavoz, Matías Martínez, señaló a Telenoche que la planta "es la más monitoreada del mundo" desde el punto de vista ambiental y cumple con los requisitos en la materia. La planta que se construirá en Durazno tendrá el doble de capacidad de producción de la de Fray Bentos. UPM tiene operaciones en 12 departamentos.

oposición
Manifestación frente a Presidencia contra segunda planta de UPM. Foto: Darwin Borrelli
UPM 2 no, duras críticas

El movimiento UPM 2 NO sostiene en su página de Facebook que la nueva planta "será una zona franca donde no se pagarán los impuestos que deben pagar los emprendimientos uruguayos, obtendrá energía a un precio menor que el pagado por el resto del país, recibirá un sobreprecio por la energía que produzca y le entregaremos millones de litros de agua al día gratuitamente" . Sostiene que inundará San Gregorio de Polanco.

Empresas de amplia trayectoria compiten entre sí
Puerto de Punta del Este. Foto: Ricardo Figueredo

Saceem es una empresa de capitales nacionales con 67 años y amplia experiencia en obras viales para el Estado. Ha ejecutado 1.600 contratos y presentó un proyecto complementario del ferroviario para la construcción de un viaducto de 2 kilómetros para acceder al puerto de Montevideo que costará US$ 140 millones. Fonplata ya concedió un crédito con el que se financiará en parte estas obras. También ha realizado obras portuarias en Punta del Este, La Paloma y Montevideo. Sus socios franceses de Nge tienen 9.500 empleados en el mundo y la española Sacyr controla el 8,34% del paquete accionario de la empresa petrolera Repsol. Berkes es una empresa local que diseñó el proyecto de la planta de celulosa de Montes del Plata, en Colonia.

Las obras demandarán una inversión unos US$ 800 millones y se realizarán bajo la modalidad "público-privado". Las ofertas se abrieron el 29 de mayo y el gobierno quiere sí o sí que la adjudicación quede firme antes de que termine el año.

Por su parte, UPM aún deberá hacer distintos trámites, entre los cuales está la obtención de la autorización ambiental correspondiente. Esta semana distintos movimientos que se oponen a UPM entregaron alrededor de 5.000 firmas en la Torre Ejecutiva en reclamo de que el gobierno rescinda el contrato que suscribió el año pasado con la multinacional.

UN LARGO PROCESO

Se crearían 8.000 nuevos empleos

UPM anunció en 2016 que estudiaba la posibilidad de instalar una segunda planta de celulosa en Uruguay, que será más grande que la que tiene al lado de Fray Bentos, que generó un largo enfrentamiento con el gobierno argentino de Néstor Kirchner que sostenía que contaminaba el río Uruguay. Ya terminó la denominada fase 1 del proceso de análisis que está realizando UPM y este mes está previsto que termine la segunda, que incluye asuntos vinculados con el desarrollo de infraestructura, estudios de preingeniería y permisos.

Álvaro García, director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto. Foto: Darwin Borrelli
Álvaro García, director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto. Foto: Darwin Borrelli

Cuando se firmó el contrato en noviembre pasado entre el Estado y UPM, el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García, destacó que la inversión de la empresa finlandesa "sería la mayor inversión privada en la historia del Uruguay" e impactará de forma significativa en el desarrollo del país, con un crecimiento permanente de más del 2% del producto interno bruto, un incremento de las exportaciones del orden de los US$ 1.000 millones anuales y una recaudación de unos US$ 120 millones por año en tributos. Según García, generará unos 8.000 puestos de empleo directos e indirectos, tanto por la planta como por toda la cadena de valor asociada al emprendimiento. Estos empleos implicarían unos US$ 200 millones anuales en salarios. Asimismo, se crearían oportunidades para más de 600 pequeñas y medianas empresas locales. Se estima que el producto per cápita en las zonas de influencia crecerá entre un 10% y un 15%, detalló García en esa oportunidad. El gobierno cree que el emprendimiento revitalizará el centro del país.

La instalación de la planta aumentaría un 10% la producción de energía renovable del país. El complejo forestal nacional se vería consolidado y se abrirían las puertas a investigaciones científicas para diferentes usos de la celulosa, no exclusivamente para papel, sino en otras innovaciones, agregó García.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)