Discurso del presidente

Vázquez apuesta a dejar un legado antes de irse

Apunta a temas vinculados a la salud y derechos humanos.

Disertación: Tabaré Vázquez dio ayer su último discurso como presidente ante la ONU. Foto: presidencia.gub.uy
Disertación: Tabaré Vázquez dio ayer su último discurso como presidente ante la ONU. Foto: presidencia.gub.uy

Son 18 meses los que le quedan a Tabaré Váz-quez como presidente de la República. Luego de eso el líder histórico del Frente Amplio cerrará su vida política en cargos públicos. Pero antes buscará dejar un legado. Y ese objetivo pretende dejarlo desde la Torre Ejecutiva con líneas de trabajo en dos aéreas: salud y derechos humanos.

Estas líneas se vieron reflejadas en el discurso que el jefe de Estado ofreció ayer en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ayer en Nueva York.

El tercer gran tema que Vázquez busca dejar "atado" es toda la negociación con la empresa finlandesa UPM para la instalación su segunda planta en Paso de los Toros.

Si bien el proyecto ha tenido resistencias desde la propia interna del Poder Ejecutivo —el ministro de Economía, Danilo Astori, fue uno de ellos— el presidente ha remarcado una y otra vez que esta inversión reportara grandes beneficios al Uruguay: en lo económico y también reimpulsando el empleo que se ha deprimido en el último tiempo.

Sobre este punto específico no habló en su discurso en la sede de la ONU. Sin embargo sí destacó a Uruguay como un país que "está en la senda del desarrollo, pero aún necesita de una cooperación repensada y reorientada que lo acompañe".

Esto fue en referencia a que Uruguay dejará de recibir cooperación porque pasó a ser un país de renta media alta. "Se reconocen los avances, pero al mismo tiempo se dificulta su continuidad. Paradójico: parecería que se castiga a quien hace las cosas bien", declaró el mandatario.

Derechos humanos.

El presidente dijo que el país ha trabajado intensamente en materia de derechos humanos. "En un contexto internacional turbulento, reivindicamos más que siempre nuestros valores y principios enumerados, y en ese marco, llamamos a trabajar conjunta y comprometidamente para afianzar y modernizar el sistema internacional", dijo.

En ese sentido recordó el papel de Uruguay en el Consejo de Seguridad de ONU. "Ahora nos encontramos haciendo lo propio en el Consejo Económico y Social y proponemos para el futuro nuestra candidatura para integrar el Consejo de Derechos Humanos entre los años 2019 y 2021", solicitó Vázquez.

El tema de su lucha contra el tabaquismo estuvo nuevamente en la proclama. Y destacó el papel del país en contra del terrorismo. "La vocación del Uruguay es pacifista, solidaria y comprometida con la paz y la seguridad mundial", dijo.

El manicomio y los enfermos

El latiguillo ya es un clásico de la liturgia del presidente Tabaré Vázquez. "Hoy el mundo se parece a un manicomio, dirigido por sus propios enfermos", dijo ayer en el atril central de la ONU.

La frase la ha usado en los cuatro años anterio-res en referencia a los problemas de salud en la sociedad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º