RENDICIÓN DE CUENTAS

Vázquez agotará plazos para discutir Rendición

La bancada del FA instala grupo de trabajo con el Ejecutivo.

Rendición: el ministro Danilo Astori se reunió ayer con Vázquez para definir las prioridades. Foto: Fernando Ponzetto
Rendición: el ministro Danilo Astori se reunió ayer con Vázquez para definir las prioridades. Foto: Fernando Ponzetto

En 2017 la Rendición de Cuentas llegó al Parlamento 15 días antes de lo previsto. Este año, todo será diferente. No solo el presidente Tabaré Vázquez liderará la discusión, sino que se agotarán los plazos legales para el debate.

Esta definición fue comunicada por Vázquez al Consejo de Ministros y por la vicepresidenta Lucía Topolansky a los senadores del Frente Amplio. Desde la coalición miran con buenos ojos el hecho de que sea el propio Vázquez el que conduzca políticamente el debate.

De hecho ayer el presidente tuvo la primera reunión con el equipo económico que lidera el ministro de Economía Danilo Astori y recibió a la Federación Uruguaya de Magisterio en la residencia de Suárez y Reyes para conversar sobre los lineamientos generales del proyecto. Recibirá a los diferentes ministerios, a las organizaciones sociales y al Frente Amplio.

Topolansky trasmitió que esta vez el gobierno aprove-chará "al máximo" el tiempo para la búsqueda de recursos y así poder cerrar los acuerdos que sean necesarios para asegurar los 50 votos en la Cámara de Diputados, confirmaron a El País fuentes de la bancada.

Si bien al Parlamento le quedará menos margen para proponer cambios a la iniciativa del Ejecutivo, en la bancada oficialista se mira con buenos ojos la resolución tomada por Váz-quez porque se entiende que participarán de la discusión casi que en simultáneo. El próximo jueves quedaría instalada la comisión bicameral en la que se harán propuestas al Ejecutivo para la Rendición.

El secretario general del Partido Comunista, Juan Castillo, dijo a El País que el mecanismo elegido por Vázquez "es el mejor". "Esta es la última Rendición con aumento de gasto y la suerte de los uruguayos depende de la capacidad de diálogo y de iniciativa de todo el espectro político en general. Por lo que me parece que puede ser una buena cosa", comentó.

La expectativa que hay entre los legisladores es que la discusión parlamentaria dentro de la coalición se produzca al mismo tiempo que el primer mandatario recibe a las delegaciones sociales. En la opinión del diputado socialista Gonzalo Civila "es una buena señal" el hecho de que sea Vázquez el que directamente conduzca el debate de la próxima Rendición, dado que es "una instancia clave".

Para el diputado José Carlos Mahía (Asamblea Uruguay) la decisión de Vázquez de intervenir directamente en esta Rendición es "buena". "Personalmente estoy de acuerdo, porque creo que como se trata de la última Rendición es bueno que el presidente asuma una actitud como esta. Por lo tanto la respaldo", subrayó.

Según dijo, con esta postura Vázquez "marca una impronta de conducción que el gobierno necesita". Y dijo que esto es positivo también para Astori "porque tiene línea directa con el presidente". "El Poder Ejecutivo en su conjunto y el Parlamento se tienen que alinear en un año que es totalmente decisivo", concluyó Mahía. En esto incide el hecho de que es la última Rendición en la que se puede incrementar el gasto.

En baja.

La aprobación a la gestión de Vázquez viene en caída, según las encuestas. Señala un informe de Cifra que la simpatía de la ciudadanía hacia Vázquez cayó abruptamente. Pasó de una aceptación del 51% de la población en octubre de 2017, a una de 38% en la última medición de marzo. Este es el registro más bajo desde que Vázquez está en el gobierno, ya que el menor dato hasta el momento era de 44% en junio de 2016.

A nivel del Frente Amplio, hay preocupación por esta caída en la aprobación del gobierno y se inició una campaña en redes sociales en defensa de su gestión. Bajo el hashtag #UnDíaUnLogro, la coalición detalla lo que entiende como los principales logros de esta tercera administración. Entre los mismos destacan el Plan Ceibal, la asistencia en salud, la creación de la Universidad de la Educación, la negociación colectiva, la diversificación de la matriz energética por medio de los molinos, la política de derechos y el acceso a la vivienda.

Estos puntos también serán parte de la oratoria del acto del Frente del próximo jueves en plaza Seregni. Ayer, el presidente de la coalición Javier Miranda instó a los legisladores a participar.

Habrá prioridad para salarios de maestros

El presidente Tabaré Vázquez se reunió ayer con representantes de la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM) y les admitió que "si yo pudiera, firmo el 6% del PIB (Producto Interno Bruto) para la educación", dijo a los medios de prensa la secretaria general del sindicato, Elbia Pereira.

Por otro lado, el mandatario aseguró a los sindicalistas que la educación será prioridad en esta Rendición de Cuentas.

Pereira sostuvo que el objetivo del sindicato es que el sueldo de un maestro de primer grado que ingresa a la carrera docente equivalga a media canasta básica. "Estamos bastante alejados de eso. El salario básico son $ 26.000 nominales", dijo.

Sobre la violencia en los centros educativos, Pereira indicó que Vázquez promoverá una propuesta para "integrar a distintos ministerios que tienen que ver con conocer en profundidad distintas políticas con la violencia y convivencia".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º