COOPERACIÓN REGIONAL

Uruguay se une a lucha regional contra narcos

Argentina planteó coordinar mejor el control de la hidrovía.

Argentina está planteando acciones nacionales y multinacionales. Foto. Cancillería argentina
Argentina planea acciones binacionales y multinacionales. Foto. Cancillería argentina

Los países del Mercosur más Bolivia firmarán un documento "sencillo" el próximo 10 de mayo que incluirá los pasos que deben dar para coordinar mejor la lucha contra el narcotráfico en la hidrovía Paraguay-Paraná. El acuerdo se buscará en el entendido de que el control de los ríos Paraná y Uruguay es el aspecto que debe reforzarse más, dijo a El País Héctor Lescano, embajador uruguayo en Argentina.

El canciller argentino Jorge Faurie y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, invitaron ayer a una reunión a los embajadores de los países del Mercosur en Buenos Aires en el Palacio San Martín (sede de la Cancillería del país vecino) para plantearles la necesidad de mejorar la coordinación en el combate al narcotráfico. En un reportaje con El País, el nuevo embajador argentino en Uruguay, Mario Barletta, había dicho que se reunió con el ministro de Defensa Nacional, Jorge Menéndez, al que le trasladó la inquietud del presidente de Argentina, Mauricio Macri, respecto a la necesidad de tomar más medidas para combatir el narcotráfico.

"Hay una propuesta que hizo el gobierno argentino de generar una comisión permanente que por supuesto tiene que ser interinstitucional y en la que deberán participar ambos países", había dicho Barletta.

Lescano dijo a El País que el documento es sencillo y será instrumentado rápidamente. La Junta Nacional de Drogas de Uruguay analizará los borradores que circulan y elevará sugerencias, dijo Lescano que ayer informó a la Cancillería de la reunión.

Lescano contó que Bullrich brindó cifras de incautaciones de drogas en Argentina y Paraguay "preocupantes", y que en la reunión se enfatizó que hace falta no solamente "información" sino "coordinación". La intención de los gobiernos "es hacer más difícil" la vida a los narcotraficantes en una zona en la que el combate al tráfico no es sencillo porque "hay áreas selváticas y ríos con muchos brazos", señaló el embajador. Bullrich explicó que el narcotráfico está en permanente búsqueda de rutas alternativas, contó. La hidrovía puede ser un instrumento de integración "formidable" y se debe impedir que sirva para la difusión de "flagelos", dijo Lescano.

La parte argentina recibió en la reunión de ayer consultas respecto al alcance jurídico que tendría el documento y a partir de cuándo se aplicaría.

Tanto Argentina como Uruguay entienden que el río Uruguay es muy frecuentemente utilizado por los narcotraficantes. Se sospecha que utilizan frecuentemente las islas del río Uruguay.

Según una serie de informes estadísticos de 2017 realizados por el Observatorio de Violencia y Criminalidad y a los que accedió El País, casi unas 10.000 personas trabajaron o se relacionaron con el narcotráfico en los últimos seis años.

Un comunicado de la Cancillería argentina señaló que "el crecimiento exponencial de la Hidrovía, que prevé para mediados de la próxima década un incremento de las cargas transportadas de 20 a 50 millones de toneladas, pone en primer plano la necesidad de coordinar las acciones de seguridad para garantizar el normal desarrollo de la navegación y el comercio". Las zonas noreste y noroeste de Argentina son "zonas calientes" en el combate al narcotráfico.

Ayer mismo el gobierno argentino divulgó un decreto en el que amplía las "zonas de seguridad" en la que pueden actuar fuerzas de seguridad federales de 100 a 150 kilómetros a partir de sus fronteras. El año pasado fue detenido por narcotráfico el intendente de la ciudad de Itatí, en la provincia de Corrientes, Natividad Terán, junto a varios policías. Itatí está separada por el río Paraguay de ese país, del que proviene parte significativa de la marihuana que se consume en Uruguay.

En 2017 tras el operativo "Narcobuque", Argentina decomisó 10 toneladas de cannabis que venían de Paraguay e iban a ser transbordadas en islas del río "Paraná-Guazú".

Una extensa red fluvial, difícil de controlar

nEl río Uruguay tiene 1.779 kilómetros de longitud, el Paraná 4.880 y el Paraguay 2.621, lo que da una idea de lo extensa de la red fluvial a controlar por los países del Mercosur. El Paraná desemboca en el río Uruguay que es administrado por la Comisión Administradora del Río Uruguay, conformada por delegados argentinos y uruguayos. El curso fluvial tiene, a vía de ejemplo, un ancho de dos kilómetros a la altura de la ciudad de Paysandú.

Uruguay definió varias estrategias para combatir al narcotráfico. Una de ellas fue la aprobación en 2016 de la ley de Transparencia Fiscal Internacional, Prevención del Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo, que además obliga a identificar a los beneficiarios finales de sociedades uruguayas, y aumenta los impuestos a las sociedades en paraísos fiscales.

La normativa establece que todas las cuentas de residentes con depósitos superiores a US$ 50.000 deberán reportar al fisco su saldo. El embajador argentino en Uruguay, Mario Barletta, dijo en entrevista con El País que preocupa en particular el tráfico de cocaína, marihuana y drogas sintéticas. Barletta dijo que "es un tema que a ambos países nos interesa", pero que "no es sencillo dado que las fronteras son largas".

El Informe Mundial sobre Drogas 2017 de la ONU señaló que los consumidores a nivel mundial son 250 millones de personas. En el mundo hay más tipos de drogas, están más disponibles y son más potentes, dice el informe.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º