Martín Vizcarra

Uruguay es un socio que tiene "potencial"

Asumió la presidencia de Perú tras la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski. 

Martín Vizcarra. Foto: AFP
Martín Vizcarra. Foto: AFP

En sus primeros cinco meses de gestión, y sin una mayoría en el Parlamento, Martín Vizcarra se ha valido del apoyo del pueblo, y del liderazgo de su país en la atención a la crisis venezolana y ahora busca afianzar los lazos con la región. Eso incluye a Uruguay. Pese al golpe de la corrupción que hizo caer a su antecesor, el mandatario peruano quiere imponer su propia agenda: cuestiones de género e inmigración.

—Uruguay está interesado, cada vez más, en la Alianza del Pacífico. ¿Qué puede aportar Uruguay al organismo y qué le puede aportar el organismo a Uruguay?

—Uruguay fue el primer país de Sudamérica en acercarse a la Alianza del Pacífico, a través de su admisión como Estado Observador en el 2012. Con su país compartimos principios y valores. Uruguay tiene una larga tradición democrática. Además, es miembro de uno de los principales mecanismos de integración, como lo es el Mercosur. Definitivamente, es un socio con el cual existe gran potencial para desarrollar una fructífera agenda de trabajo a través del acercamiento entre la Alianza del Pacífico y el Mercosur. En la Cumbre de Puerto Vallarta, tuvimos la grata presencia del presidente Tabaré Vázquez, en su calidad de Presidente Pro Tempore del Mercosur, quien demostró su enorme interés de estrechar los vínculos entre ambos mecanismos de integración. Para el Perú, la integración regional en América Latina es un objetivo prioritario de nuestra política exterior. Es uno de los principales mecanismos para promover el desarrollo económico y social de mediano y largo plazo. Por eso, haber acordado profundizar el trabajo hacia el fomento del libre comercio y el regionalismo abierto, ha sido un paso fundamental. Tenemos que avanzar hacia la creación de un espacio económico ampliado, en el que sea posible promover la complementación y cooperación económica, pero también el desarrollo social, tecnológico y científico.

—¿Pretende mantener el liderazgo regional de Perú, ante la crisis venezolana, que inició el expresidente Pedro Pablo Kuczynski?

—El Perú, coherente con su posición tradicional, está comprometido con la defensa de la democracia y los derechos humanos en América Latina y en cualquier parte del mundo. Así lo hemos expresado en diversos foros nacionales e internacionales, como la reciente Cumbre de las Américas. La creación del Grupo de Lima, donde participamos junto a diversos países, busca contribuir a resolver no solo la situación política, sino también la crisis humanitaria, que ha obligado a miles de venezolanos a abandonar su territorio, buscando un mejor futuro en muchos países de la región. Por ello, continuaremos realizando el seguimiento respectivo hasta que los venezolanos, con el apoyo de la región, puedan encontrar la solución a sus urgentes necesidades.

—¿De qué manera han afectado los escándalos de corrupción del último año en la imagen exterior de Perú?

—El Perú no ha sido ajeno al flagelo de la corrupción que afecta a nuestro hemisferio. La corrupción erosiona la credibilidad de la ciudadanía en los gobiernos y, por ende, la gobernabilidad democrática y el Estado de derecho. Es uno de los mayores obstáculos para atender con eficiencia las necesidades más urgentes de nuestras poblaciones. Pero, precisamente, el desafío que conlleva el firme combate a la corrupción ha determinado en el caso peruano, una respuesta a nivel interno e internacional. En el ámbito interno, es importante destacar la respuesta institucional que permitió una transición democrática del Ejecutivo en marzo de este año, además de la aprobación de un plan nacional contra la corrupción y la creación de una Secretaría de Integridad para implementar dicho plan. Asimismo, como medidas concretas para resolver la crisis en el sistema de justicia, en mi reciente Mensaje a la Nación propuse una reforma integral del sistema de justicia y de la política, largamente postergada, pero ampliamente demandada por los peruanos. He sido claro en señalar que llegamos al gobierno en medio de una crisis política, pero estamos dispuestos a afrontar estos desafíos porque las circunstancias así lo exigen. Y será el pueblo peruano el que se pronunciará en un referéndum sobre estos asuntos cruciales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º