Dos visiones enfrentadas

Un Solo Uruguay se plantó ante el gobierno y le advirtió a la oposición que la estará vigilando

Exigió al gobierno “sincerar” las cifras oficiales porque “son de otro país”.

Hubo un orador, pero la dirigencia en pleno de Un Solo Uruguay estaba en el estrado. Foto: Fernando Ponzetto
Hubo un orador, pero la dirigencia en pleno de Un Solo Uruguay estaba en el estrado. Foto: Fernando Ponzetto

Faltan 402 días para que cambie el gobierno. Pero sus exigencias, por momentos a los gritos desde el estrado, son para que se tomen medidas ahora. "¡Ya!", dicen. Es que en ese pedido está su principal argumento para remarcarle al Frente Amplio que la motivación de Un Solo Uruguay no es político electoral.

Sin embargo, en el acto de ayer por la tarde en Durazno el ambiente que se vivía era más que electoral. No había banderas partidarias, ni gritos o cánticos. Pero sí una expresión de deseo conjunta: todos los que concurrieron a la manifestación quieren un cambio en la administración nacional de gobierno.

En la proclama oficial, Un Solo Uruguay marcó los puntos y medidas centrales del gobierno que le gustaría tener. Muchas de esas medidas son compartidas por los precandidatos de la oposición, varios de los cuales asistieron al acto.

Es que esta vez el movimiento que nació formalmente en enero de 2018, y luego se bautizó Un Solo Uruguay hizo una invitación a todos los aspirantes a ganar las próximas elecciones para que escuchasen de primera mano sus planteos.

En el estrado, la artillería de críticas fue dirigida hacia el Frente Amplio. Una tónica muy similar a lo vivido un año atrás cuando la organización hizo su primer gran acto de masas. Por eso, los precandidatos del oficialismo adelantaron que no asistirían al acto, ya que entienden que la movida tiene fines político electorales y su único objetivo es que la izquierda pierda el poder.

La cantidad de público se redujo notoriamente respecto al acto anterior. Foto: Fernando Ponzetto
La cantidad de público se redujo notoriamente respecto al acto anterior. Foto: F. Ponzetto

Pero Julián Cabrera —quien fue elegido para leer la larga proclama oficial— dejó en claro que el ojo de los integrantes de Un Solo Uruguay estará sobre cada uno de los precandidatos y seguirán sus pasos de cerca para hacerles saber en la campaña si algunas de sus propuestas no les gusta.

"Que entiendan todos los políticos que vamos a estar atentamente escuchando y mirando lo que dicen y hacen. ¡No nos vamos a ir! ¡No nos vamos a esconder! ¡No nos vamos a callar! Todos queremos a Uruguay. ¡Viva la patria!", dijo Cabrera en el cierre del discurso.

Antes criticó al oficialismo por no atender los reclamos ni reconocer los errores. Es que para el movimiento se dejó pasar un año donde la situación empeoró. "Se dejó correr el agua como si el pasaje del tiempo fuera a solucionar los problemas", dijo. "Esta negación es quizás porque sus prioridades están en no perder votos", enfatizó logrando el cántico de "¡Uruguay, Uruguay!" en coro.

Luego de enumerar 12 reclamos, donde se repitieron, como el año pasado la baja de la energía y medidas que intenten reducir el déficit, remarcó que el gobierno le está mintiendo al pueblo con sus eslóganes de: "Vamos bien, vamos bien".

En esa línea pidió sincerar los números oficiales porque las cifras no reflejan la realidad de la gente y los únicos que están "blindados" son los bancos.

Sotelo fue convocado para que diese un discurso que centró en el año electoral. Foto: Fernando Ponzetto
Sotelo fue convocado para que diese un discurso que centró en el año electoral. Foto: Fernando Ponzetto

Antes de cantar el himno nacional, los conductores del acto leyeron más de 400 adhesiones de organizaciones agropecuarias, sociales y empresariales. Previo a eso uno de ellos arengó a la gente a salir de debajo de los arboles del monte que estaba alejado del escenario. Es que el sol picaba demasiado fuerte y ese fue el lugar que encontraron los participantes para resguardarse. "Vamos que la patria no se hizo debajo de los árboles", dijo el animador quien les recordó que en minutos iban a hacer volar los drones para sacar las fotos y tener una idea de cuánta gente había ido.

El número de concurrentes fue el tema central de discusión en el 2018. Mientras los organizadores hablaban de un hecho casi histórico, en el Frente Amplio (FA) intentaron bajarle el perfil achicando el numeró de concurrentes estimados.

Sin embargo, aquel primer acto desafió al oficialismo para que semanas después el FA organizase caravanas desde diferentes partes del país a Piriápolis y celebrar su aniversario.

El de ayer fue un acto con notoria menos gente. Así lo admitieron integrantes de Un Solo Uruguay. Sin embargo para sus dirigentes no es el clave. "Lo central es que el movimiento está vivo, y va a seguir vivo gane quien gane las elecciones, o esté quien esté en el poder", remarcó Guillermo Franchi dirigente del movimiento.

Para los blancos, el gobierno desapareció
Lacalle Pou, Larrañaga y Adriana Peña. Foto: Fernando Ponzetto

La apretada agenda del precandidato blanco Luis Lacalle Pou lo hizo llegar en avioneta a Durazno; es que horas después tenía un acto político en Punta del Este.

"Vamos a terminar con la pavada de dividir el campo y la ciudad. La gente agacha el lomo para sacar su familia adelante. Me parece de una soberbia muy grande descalificar a un sector antes de escucharlo", dijo criticando al oficialismo. El intendente de Maldonado, Enrique Antía coincidió en ese punto. "Negó la existencia de este movimiento y la proclama hace un año atrás, además intentó politizarla para estar en la vereda de enfrente", dijo.

En tanto Jorge Larrañaga sostuvo que el Frente está demostrando un doble discurso porque en 2002 sí estuvo con las manifestaciones del agro hacia el gobierno y ahora les da la espalda porque los están criticando y no lo soportan. Verónica Alonso también asistió y destacó el nivel propositivo. "Productores grandes, pequeños y medianos, todos con el mismo fin, hacer del Uruguay un país realmente productivo y competitivo", dijo.

El FA dice que dividen al país

Los precandidatos del Frente Amplio ven con desconfianza a la organización. Los acusan de dividir a la sociedad. "No acepto la evaluación catastrófica que se ha hecho del país", dijo Carolina Cosse a Subrayado. Otro precandidato, Mario Bergara, escribió en Twitter que todas las críticas y sugerencias son recibidas, vengan de donde vengan. "Si contribuyen a hacer un país mejor. Si van en la dirección de politizar los reclamos y polarizar a la sociedad, eso nunca ha sido positivo para el país", escribió.

Colorados y Mieres por trabajo

El candidato del Partido Independiente Pablo Mieres criticó al Pit-Cnt por enfrentarse al movimiento de Un Solo Uruguay. "En vez de ponerse en la vereda de enfrente deberían compartir que atrás de esto hay un problema para los trabajadores. No es solo de los empresarios", dijo. El colorado Ernesto Talvi opinó que es tiempo que el gobierno le "afloje la rienda al campo" porque de lo contrario no va a andar y se van a seguir perdiendo puestos de trabajo y producción.

El niño pobre que no vota

El estrado era más alto que él. Julián, minuano de 11 años, fue invitado por la organización para dar testimonio. "Soy un niño pobre que le gusta mucho estudiar, abanderado del pabellón nacional en la Escuela 35 y quiero contarles cómo veo mi país", leyó. Dijo que le da lástima que su madre trabaje más de 12 horas y a veces solo les da para comer y vivir sin agua potable. "Veo gente con mucho dinero que roba y no es para comer. Y así mismo los dejan sin cárcel. Yo no voto, pero quiero que mi país esté mejor".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)