QUIEREN SEGUIR EN ESCENA

Un solo Uruguay pide un año de gracia para deudas

Reclama el reperfilamiento de las obligaciones del sector agropecuario.

Un solo Uruguay: el movimiento procura mantenerse en la escena y anunció nuevas movilizaciones. Foto: Fernando Ponzetto
Un solo Uruguay: el movimiento procura mantenerse en la escena y anunció nuevas movilizaciones. Foto: Fernando Ponzetto

El movimiento Un Solo Uruguay quiere un año de gracia para el pago de las deudas del sector agropecuario y reperfilar las obligaciones a cinco años. Así lo planteó en un documento que presentó ayer en la sede del Ministerio de Ganadería y que fue recibido por un portero. La cooperativa Cadol, de la ciudad de Dolores, enclavada en el corazón de la zona de producción de soja, ya había hecho un planteo similar para paliar las consecuencias de la caída a la mitad de rinde del cultivo en esta zafra.

El documento también plantea reperfilamientos para la industria, la construcción, el transporte de carga y el comercio. Un Solo Uruguay, que ya presentó un documento aún no respondido por el gobierno con ideas para llevar los precios de los combustibles a la paridad de importación, planteó que se debe reperfilar el endeudamiento del sector primario a cinco años "con el vencimiento del primer compromiso a junio de 2019 para que todos los sectores puedan afrontarlo sin tener que bajar la cortina".

También propone "incorporar dentro de estos reperfilamientos bancarios las deudas comerciales que han contraído los productores y que no pueden ser cubiertas en este ejercicio". Para los colonos, se reclama reperfilamiento de las deudas por arrendamiento a ocho años con tasas de interés por debajo de las del mercado. Álvaro Rivas, vocero del movimiento, dejó en claro que no se están reclamando quitas a las deudas.

Para el comercio, el movimiento surgido en enero pide atender principalmente al sector minorista. "Para este sector se debe pensar en un reperfilamiento de deudas, de tres a cinco años, pero es central para estos dar condiciones de competitividad en lo que hace a las comisiones y adelantos que se retienen por medio de las tarjetas de crédito y débito, las cuales son significativamente desventajosas con respecto a las grandes cadenas y superficies", plantea el movimiento.

Un Solo Uruguay plantea que las soluciones deben atender las peculiaridades de cada sector, y señala que "es impostergable solucionar la problemática general ya que el efecto en la economía nacional será grave si no hay soluciones urgentes".

"Todos estos reperfilamientos de deuda deben incluir como característica que los que adhieran al sistema no pasen a categoría de cliente que afecte su vínculo con el banco o los coloque en una situación de no poder seguir operando en el sistema financiero; el ideal es que se mantengan todos en la categoría 1, cumpliendo siempre con la presentación de documentos que piden comúnmente los bancos", plantea el movimiento. Y advierte que el 31 de mayo comienzan a vencer muchos de los pagos, fundamentalmente a nivel comercial.

Cadena de pagos.

Un Solo Uruguay cree que la cadena de pagos "ya está con serias dificultades" y es probable, si no se adoptan medidas, que sufra cortes en el corto plazo. Esto arrastraría al país "a una crisis sin precedentes, reducciones de valores, carpetas peor calificadas y ejecuciones que supondrán pérdidas para el sistema financiero". La menor actividad puede repercutir en los asalariados, advierte.

En su diagnóstico, Un Solo Uruguay evalúa que el endeudamiento creció fuertemente hasta 2016 y que en los últimos dos años la morosidad se incrementó de manera importante e ininterrumpida. Esto ocurrió cuando el endeudamiento se estancaba o caía levemente. "Indudablemente esto significa que ante la perspectiva de resultados económicos desfavorables, las entidades financieras se han ido retirando del mercado y el sistema productivo en general no ha tomado más deuda del sector financiero por la dificultad de afrontar los pagos correspondientes. En muchos casos, al no existir créditos bancarios, las empresas comenzaron a tomar deuda comercial", destaca el documento. Como ejemplo, cita que en la industria láctea desde 2005 el endeudamiento subió un 455%.

El endeudamiento entre privados, como consecuencia de todo lo mencionado, subió. Por ejemplo, los ganaderos deben unos US$ 80 millones a los escritorios rurales. También sería importante el endeudamiento entre privados por compras de semillas, fertilizantes, servicios, transporte, etcétera. "Este tipo de endeudamiento es difícil de calcular ya que los agentes comerciales son variados y están distribuidos en todo el territorio sin contar con un agente que centralice la información", apunta Un Solo Uruguay. En el caso de la soja, el arroz y el maíz, las obligaciones se ubican entre US$ 150 y US$ 200 millones. Rivas advirtió que "no se está teniendo rentabilidad en muchos eslabones de la cadena" y que con la propuesta el movimiento "quiere evitar un golpe grande". Un Solo Uruguay reclama que el gobierno muestre "más sensibilidad" y que "se preocupe", dijo.

Avisan que la movilización no se va a detener

Más allá de que en la interna de "Un Solo Uruguay" hay grupos que piden una radicalización, la mesa nacional del movimiento dejó claro ayer que seguirá movilizándose. "Las movilizaciones serán reflejo de los avances de las negociaciones con el gobierno que no ha habido (hasta ahora). La gente se quiere movilizar" , dijo Álvaro Rivas, vocero ayer del grupo. "Un Solo Uruguay" se hará sentir en el Consejo de Ministros que se hará el 6 de mayo en La Macana (Florida) y espera más gente que cuando concurrió a Playa Pascual (San José). No habrá movilizaciones que puedan afectar el libre tránsito. "El movimiento está vivo, cada vez con más gente. Vamos a seguir movilizados por todos los puntos de la proclama" que se leyó el pasado 23 de enero en Durazno, aseguró Rivas. Minimizó los incidentes ocurridos en San José entre integrantes de "Un Solo Uruguay" y del sindicato de la construcción (Sunca). El movimiento seguirá movilizándose en forma pacífica, aseguró.

Movimiento tiene una lista en Veterinaria

El movimiento Un Solo Uruguay llegó a la universidad. En las próximas elecciones universitarias competirá en el orden de egresados en la Facultad de Veterinaria, una lista que explícitamente se ha identificado con los postulados del movimiento, según supo El País.

Álvaro Rivas, uno de sus portavoces, dejó claro que el movimiento no quiere tener ningún tipo de identificación partidaria. "No hay candidaturas políticas en Un Solo Uruguay. No las va a haber que apoyen a un partido político. No lo esperen porque no lo van a ver", dijo Rivas ayer en la entrada del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

Cuando se le preguntó por las críticas al movimiento desde las distintas corrientes del Pit-Cnt, Rivas también fue enfático. "Que nos dejemos de divisiones y de lucha de clases donde no las hay. Que no se genere ningún tipo de confrontación entre uruguayos. Este movimiento no tiene dobleces, no tiene caras ocultas", aseguró Rivas. Y dijo estar dispuesto a reunirse nuevamente con el Pit-Cnt "para sacar todas las dudas".

Según Rivas, el aparto productivo "se desmorona" y se debe pensar en cómo incide esto en el sistema de seguridad social, máxime en un país que tiene una población envejecida.

Un Solo Uruguay evalúa que el gobierno no le está prestando suficiente atención a sus reclamos y esto lo estaría demostrando el que no fuera respondido todavía el documento que presentó con ideas para bajar los combustibles. Tampoco el gobierno fijó nueva fecha para recibirlo, señala. Emitió un video en el que destaca que, a 90 días del acto de enero, el sector sigue esperando soluciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º