Vázquez lidera la reunión del Consejo de Defensa Nacional

Uruguay ya armó su plan de seguridad por la cumbre G20

Habrá restricción de vuelos, desvío en rutas y aeródromos no operativos.

Efectivos de la Armada se sumarán al plan de seguridad aérea por la cumbre del G20. Foto: Vicente Manuel Tort | Presidencia
Efectivos de la Armada se sumarán al plan de seguridad aérea por la cumbre del G20. Foto: Vicente Manuel Tort | Presidencia

El Consejo de Defensa Nacional (Codena) analizó ayer la situación de seguridad en que se verá envuelto el país con motivo de la cumbre mundial de líderes del G20, que se celebrará en Buenos Aires, y encomendó a la Fuerza Aérea Uruguaya (FAU) la elaboración de un plan consensuado con su par de Argentina.

De acuerdo con el mismo la aviación militar uruguaya tendrá pleno control del espacio aéreo y dispondrá zonas de restricción de vuelo en los días previos a la reunión de los líderes mundiales.

Uruguay tiene un dispositivo de seguridad permanente, que ahora se verá reforzado a requerimiento argentino, dijeron a El País fuentes políticas y militares.

Para el control del espacio aéreo, la FAU dispone de aeronaves del tipo A37B "Dragonfly" y Pilatus PC 7U, en una cantidad que no fue revelada. Asimismo se emplearán los radares de última generación, uno de los cuales se encuentra en Montevideo y otro en un punto móvil del interior del país.

En el aeropuerto de Ezeiza la Fuerza Aérea Argentina tiene instalado un sistema de defensa en base a círculos concéntricos, uno de los cuales llega hasta el territorio uruguayo.

Desde hace aproximadamente un año la FAU y su par del vecino país vienen trabajando en forma conjunta a nivel de Estado Mayor para brindar la seguridad que una cumbre de este tipo merece. El plan conjunto con la aviación argentina se acordó en base a la ley 19.221. El convenio tiene que ver con la seguridad del espacio aéreo de Argentina y Uruguay y el intercambio de información y de personas en actividades como las de la cumbre.

Control.

La ley que permite la llegada de tropas y aeronaves de Estados Unidos desde el lunes 26 hasta el lunes 3 de diciembre fue sancionada ayer por el Senado, que aceptó los cambios que le introdujo Diputados. El ministro de Defensa Jorge Menéndez contó en el Parlamento que esta es la primera vez que se autoriza un ingreso de personal y armamento estadounidense por ley, ya que tanto en 1990 cuando vino el presidente George H. W. Bush, lo mismo que en 2006 cuando visitó el país su hijo George W. Bush, simplemente se otorgó un permiso para el aterrizaje y operaciones de las fuerzas extranjeras.

"Hemos tomado alguna serie de medidas de carácter cautelar para que estas aeronaves que solamente transitarán desde el Aeropuerto de Carrasco hasta la zona de Argentina aproximada al lugar donde trabajarán, no tengan otra actividad en nuestro cielo soberano", explicó Menéndez a la comisión de Defensa del Senado.

También confirmó el ministro que a bordo de esos aviones habrá personal de la FAU "como forma de tener el control de la operación que se va a desarrollar en la zona de soberanía". Asimismo habrá oficiales en la Argentina, en el centro de mando y control, "porque allí se estará observando nuestro cielo y, de esa forma, se tendrá una acción cautelar con respecto a la soberanía de nuestro país".

En la comisión, el comandante del Comando Aéreo de Operaciones brigadier general Hugo Marenco informó que las restricciones del espacio aéreo comenzarán el 29 de noviembre hasta el 2 de diciembre y a medida que se acerquen a la ciudad de Buenos Aires, en círculos concéntricos, habrá restricciones que serán un poco más laxas hasta unos 500 kilómetros de Buenos Aires, otras un poco más rígidas hasta los 100 kilómetros y una zona de no vuelo sobre la ciudad de Buenos Aires.

Desvío.

"Por la cercanía, tanto en la de 500 kilómetros como en la de 100 kilómetros, queda afectado nuestro espacio aéreo. A su vez, se ha llevado a una redistribución temporal de las rutas internacionales que cruzan nuestro espacio aéreo para llegar a la ciudad de Buenos Aires y eso ha sido coordinado tanto con la Fuerza Aérea, como con la Dirección Nacional de Aviación Civil, dependiente de la Fuerza Aérea", contó Marenco.

El círculo amplio de 500 kilómetros alcanza a casi todo el territorio uruguayo, explicó el oficial.

Dijo que la FAU estableció una zona de control de 170 kilómetros desde la ciudad de Buenos Aires que es "donde deberíamos actuar para, en caso de que haya tráfico ilícito, poder desviar, alertarlos, interceptarlos e identificarlos, lo que puede suceder". Allí quedarán sin poder utilizarse del 29 al 2 de diciembre los aeródromos o helipuertos privados de Colonia y Carmelo porque no son controlados.

En ese espacio aéreo la FAU va a requerir de las aeronaves que presenten un plan de vuelo con cuatro horas de antelación, que hagan el uso de respondedor para que sean detectados por los radares civiles y los militares y que haya comunicaciones en dos vías en ese espacio.

Gragonfly enviados a un ejercicio en Brasil

Una flotilla de tres aeronaves A37B Dragonfly de la Fuerza Aérea, más 35 efectivos entre personal superior y subalterno, todos pertenecientes al Escuadrón N° 2 (Caza), se encuentra en Río Grande del Norte (Brasil) participando de la operación internacional Cruzex Flight 2018. Según informó el portal especializado Infodefensa.com, un total de 100 aeronaves de 14 países tomarán parte de esta ejercicio. La parte central del ejercicio será el combate aéreo en operaciones combinadas, se informó.

Buenos Aires estará blindada tanto por tierra como por aire
Militares argentinos. Foto: Wikimedia

(La Nación / GDA)

Durante la cumbre del G20 en Buenos Aires 25.000 policías estarán directamente encargados de dar protección a los mandatarios que participen de ella, que dispondrán de otros 5.000 custodios que llegarán con las delegaciones. La ciudad tendrá otro movimiento esos días. Más de 25 "cápsulas" presidenciales —grupos de más de veinte vehículos, con patrullas armadas y hasta una ambulancia contarán con absoluta prioridad de paso, los vuelos estarán restringidos y los trenes no llegarán a la estación de Retiro. Habrá una zona de prohibición de vuelo en un radio de 45 kilómetros —no habrá vuelos en el Aeroparque desde las 15 del jueves 29, Ezeiza tendrá un cronograma especial y se utilizarán inhibidores de drones, cuyo uso en la zona de movimiento de las comitivas estará totalmente prohibido— y patrullas aéreas de combate, con cazas A4 y Super Etendart, habilitados por un decreto especial para el derribo de aeronaves intrusas. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)