COMUNICADO

Uruguay apoya resolución del Consejo Permanente de la OEA sobre Nicaragua

Cancillería informó en un comunicado que Uruguay apoya resolución, en la que se condena la violencia, represión y violaciones a derechos humanos y llama a la participación en el diálogo nacional en Nicaragua, que atraviesa la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de 1980.

Paramilitares: de camisetas azules, caras cubiertas y emblemas sandinistas, las fuerzas de Ortega patrullando ayer en Masaya. Foto: AFP
Nicaragua. Foto: AFP

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay informó que el gobierno apoya la resolución del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) sobre la situación que vive Nicaragua.

En dicho comunicado se condena la violencia, la represión y las violaciones a derechos humanos, al tiempo que se llama a la participación en el diálogo nacional.

La resolución del Consejo Permanente de la OEA  expresa “su enérgica condena y su grave preocupación por todos los actos de violencia, represión, violaciones a los derechos humanos y abusos, incluyendo aquellos cometidos por la policía, grupos parapoliciales y otros actores contra el pueblo de Nicaragua”.

Además, condena “los ataques contra el clero, el hostigamiento a obispos católicos que participan del Diálogo Nacional, y los actos de violencia en la Universidad Nacional Autómana de Nicaragua, la sede de Caritas, y otros manifestantes pacíficos”.

En el documento “urge al gobierno de Nicaragua y a todas las partes a que participen activamente y de buena fe en el Diálogo Nacional”.

La expresión de apoyo al comunicado de la OEA llega luego de varios días en que desde distintos sectores políticos se pedía al gobierno uruguayo una reacción.

Ayer el Frente Amplio, por ejemplo, presentó una declaración en el Senado que se votó 29 en 29, instando al "diálogo" entre el gobierno y la sociedad civil, algo que se ve como difícil dada la situación de enfrentamiento existente.

Blancos, colorados e independientes querían, a instancias del senador Pablo Mieres, subir el tono de condena pidiendo elecciones anticipadas, la renuncia del presidente Daniel Ortega y poner en la declaración la palabra "represión", algo que el Frente Amplio no quiso, pero que fue incluida en discursos de sus senadores.

Nicaragua atraviesa la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de 1980, también con Ortega siendo presidente.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) han responsabilizado al Gobierno de Nicaragua por "asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, malos tratos, posibles actos de tortura y detenciones arbitrarias cometidos en contra de la población mayoritariamente joven del país".

Las protestas contra Ortega se iniciaron el 18 de abril, por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra.

(Con información de EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)