ACUERDO CON LA PASTERA

UPM: corrigen contrato por error en traducción

Denuncian desprolijidades en el acuerdo con la finlandesa.

El Poder Ejecutivo modificó el acuerdo entre Uruguay y UPM tras detectar, entre otras cosas, errores en algunos cálculos. Foto: Leonardo Mainé
El Poder Ejecutivo modificó el acuerdo entre Uruguay y UPM tras detectar, entre otras cosas, errores en algunos cálculos. Foto: Leonardo Mainé

El gobierno tuvo que enmendar en abril del año pasado el acuerdo con la finlandesa UPM luego de corroborar diferencias entre la versiones del documento en inglés y en español sobre el monto que debía pagar la multinacional por utilizar la vía férrea para trasladar su producción de celulosa desde Paso de los Toros (Tacuarembó) hasta el puerto de Montevideo.

El acuerdo en su versión en inglés subido en el sitio web de la finlandesa habla de que pagará “medio centavo de dólar” por tonelada bruta por kilómetro durante los primeros cinco años. Esto significa US$ 0,005. Pero la versión en español -aún en la web de Presidencia- establece que UPM debe abonar “US$ 0,5 (cincuenta centavos de dólar)”, un claro error que ya fue subsanado por el gobierno.

De acuerdo a un pedido de acceso a la información pública elaborado por el abogado Eduardo Lust Hitta y presentado por un periodista de Sudestada al que tuvo acceso El País, en abril de 2018 el secretario de Presidencia Miguel Ángel Toma, el prosecretario Juan Andrés Roballo y el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Álvaro García firmaron una enmienda al acuerdo inicial de noviembre de 2017, entre otras cosas, para unificar los criterios sobre cuánto debe pagar la multinacional por utilizar las vías del Ferrocarril Central.

Por mutuo acuerdo, UPM y el gobierno decidieron modificar el contrato inicial tras detectar “ciertas inconsistencias e imprecisiones” en el mismo. Es que no solo se corrigió este aspecto, también se modificaron otras cinco cláusulas como por ejemplo, la provisión de hospedaje a personal de la construcción durante la fase de obras.

En síntesis, el nuevo documento establece que UPM que pretende realizar una inversión de US$ 2.200 millones para instalar su segunda planta de celulosa en Pueblo Centenario en Durazno, deberá pagar durante los primeros cinco años “US$ 0,5 centavos (cero coma cincuenta centavos de dólar)” por tonelada bruta/km por utilizar la vía y luego US$ 0,6. El error que había sido informado el fin de semana pasado por El País, “se subsanó enseguida” ya que “fue una diferencia en la traducción”, dijeron en UPM.

El error estuvo en la descripción del monto en letras entre paréntesis en su versión en español.

Desprolijidad

El abogado constitucionalista Eduardo Lust Hitta que ya presentó un recurso de revocación contra el contrato inicial entre UPM y Uruguay, denunció que este tipo de errores son la muestra evidente de un mar de desprolijidades del gobierno por cerrar cuanto antes el acuerdo. Lust dijo a El País que el contrato está plagado de “imprecisiones” y que tiene “errores inadmisibles”.

Por otro lado, para el profesor de la UdelaR, también hubo una irregularidad en que fuera Toma, Roballo y García quienes firmaran la enmienda, en el entendido que no representan a la Presidencia y a todo su gabinete. “No lo pueden hacer porque los secretarios de Presidencia son secretarios del presidente y el Poder Ejecutivo es un órgano de gobierno formado por el presidente y los ministros”, apuntó Lust. El profesor de la Universidad de la República (UdelaR), también presentó un recurso contra la declaración de interés nacional y de urgente ejecución del proyecto, planteado por el Poder Ejecutivo, en el entendido de que “el gobierno no tiene competencia para declararlo”.

El gobierno firmará hoy el contrato con el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) para comenzar con las obras del ferrocarril. UPM, Presidencia, inversiones

MÁS

El acuerdo es “nefasto”, según considera Un Solo Uruguay

El movimiento Un Solo Uruguay denunció las negociaciones entre el gobierno y UPM por su “secretismo” y por la falta de información a la población. En una conferencia de prensa, los integrantes de la organización Guillermo Franchi y Marcelo Nougué leyeron una proclama en la que señalaron que el acuerdo “nos compromete a los uruguayos, a todos, a gastos e inversiones extraordinarias en beneficio de una única empresa, por un plazo equivalente a siete períodos de gobierno entre la etapa de construcción y producción”. Consideran que hubo un error en cómo se gestionó el tema, dado que no se involucró al sistema político “dejando comprometido el futuro de la gestión de los próximos gobiernos más allá del partido que sea”, señalaron. En este sentido, en diálogo con El País, Franchi reclamó mayor participación de la oposición, no solo porque se trata de la mayor inversión económica del país sino porque lo comprometerá durante años. Por otro lado, indicaron que la construcción de las vías para el ferrocarril afectará la “vida económica de muchos emprendimientos y personas por las expropiaciones necesarias para el trazado además de costar US$ 2.670 millones”, expresaron. También apuntaron contra la cláusula por la que Uruguay deberá comprarle energía a la planta de celulosa: “Nos obligamos como sociedad a comprar energía que no necesitamos”, indicaron.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)