PARTIDO NACIONAL

“Aunque se unan no van a ganar”, avisa Sartori

Nuevos cruces por el pacto para ignorar al precandidato.

Juan Sartori, precandidato por el Partido Nacional. Foto: Fernando Ponzetto
Plaza Independencia. Un acto para presentar propuestas de salud le sirvió al empresario para lanzar nuevos mensajes a sus rivales. Foto: Fernando Ponzetto

Con esa sonrisa que lleva grabada y leyendo con atención un teleprónter, el precandidato nacionalista Juan Sartori envió anoche desde su búnker en la Plaza Independencia un nuevo mensaje a sus rivales en la interna nacionalista, Luis Lacalle Pou y Jorge Larrañaga: “Así no se juega. Aunque se unan, no van a ganar”.

Unas horas antes, el Directorio del Partido Nacional tenía una agenda muy cargada este lunes, pero ninguno de esos temas estaba vinculado a Sartori ni a la confrontación con los otros candidatos. Por eso, la presidenta del Directorio Beatriz Argimón se sorprendió cuando vio pasar a través del vidrio a Alem García y Oscar Costa, dos de los dirigentes más cercanos al empresario multimillonario, rodeados de cámaras. Ambos traían una carta de la agrupación “Todo por el Pueblo” que echaría más leña al fuego en una interna que se ha cargado de tensión justo en la previa al necesario abrazo en la noche del 30 de junio.

“Hemos visto con desagradable sorpresa el informe publicado por el diario El País, en el que se denuncia un acuerdo de todos los candidatos del Partido Nacional para ignorar a Juan Sartori; lo que es un verdadero escándalo que alarma a los buenos blancos y conmociona a la opinión pública”, dice la carta que firma García, y que refiere a la información publicada el domingo sobre un acuerdo entre los demás precandidatos.

Si bien en forma pública Larrañaga y Lacalle Pou negaron la existencia de un pacto, El País volvió a dialogar con algunos de los consultados para el articulo y aseguran la existencia de conversaciones para bajar el perfil a las críticas hacia Sartori.

Por otro lado, dirigentes blancos entienden que la noticia fue tomada por Sartori para “victimizarse”. El dirigente de Alianza Nacional, Pablo Abdala, dijo a El País que “las cosas se deben llamar por su nombre” y que la estrategia de Sartori busca afectar la unidad. “No somos los atacantes, sino los atacados. Él reivindica la unidad y luego la ataca o se victimiza. Hay que decirlo”, comentó. Luego publicó en Twitter que “la construcción de la unidad es, ante todo, una actitud” y “es incompatible con el doble juego”, ya que “no vale reclamar unidad y después agraviar a los otros, o andarse victimizando con conspiraciones falsas o inexistentes”.

Larrañaga, en tanto, pidió a Sartori que “rectifique” su camino de “atacar” al Partido Nacional e insistió que él no integra “ningún pacto”. Y agregó: “Él está diciendo poco menos que estamos en una burbuja, que no vemos los temas de la inseguridad, que la gente que no llega a fin de mes”.

Un cartel

La carta del grupo de Sartori dice que esta situación pone “en riesgo el resultado de la elección, ya que en ningún país se confía el gobierno a un partido conducido por irresponsables que se pasan peleando entre ellos”. El contenido del documento había sido acordado en el comando sartorista.

¿Por qué dicen que se pone en riesgo el resultado de la elección? Costa -un militar retirado y empresario rural que es mano derecha del empresario- dijo a El País que eso es porque ese “pacto de silencio” es algo así como un “cartel de algunos que se cartelizan para frenar o callar al candidato”.

-¿Cómo es eso de que esto es un cartel?

-¿Conoce el cartel de la droga? Bueno, es gente que se junta con un fin espurio, como el de Tijuana o el de Juárez -respondió Costa.

-¿Usted lo compara con eso?

-No. También puede ser un cartel de empresas. Tienen un fin en común: se han juntado para ningunear a nuestro candidato.

En el comando de Sartori están convencidos que los líderes nacionalistas estaban al tanto de la estrategia acordada. “No es creíble que Larrañaga o Lacalle Pou salgan a desmentir. La población se da cuenta rápidamente, como nosotros, que esto es algo que realmente existió”, indicó Costa.

En la noche del lunes, Sartori siguió lanzando artillería gruesa contra sus rivales, aunque había convocado a un acto para explicar sus propuestas de salud. “¡Qué equivocados están! Este 30 de junio se van a llevar la sorpresa de sus vidas”, afirmó, y dijo que sus rivales pusieron “en entredicho su reputación” y crearon “mentiras” para impedirle avanzar.

Sin embargo, el cierre del discurso tuvo un tono optimista. “Con el Partido Nacional unido y renovado vamos a ganar las elecciones. Los blancos unidos y respetándonos, seremos imbatibles”, afirmó. Y, cual caudillo nacionalista, cerró: “¡Viva el Partido Nacional!”.

“Encantado” de hablar con Lacalle y Larrañaga

¿Ha hablado o piensa hablar con Luis Lacalle Pou y Jorge Larrañaga? “Si hay que hablar, encantado de hablar, tenemos que estar siempre promoviendo el diálogo”, respondió el precandidato Juan Sartori a El País, segundos antes de entrar a su camioneta y retirarse de la sede en la Plaza Independencia. “Estoy con ganas de trabajar junto con todos los precandidatos”, insistió. En tanto, su agrupación Todo por el Pueblo envió ayer una carta al Directorio del Partido Nacional, donde pide que hagan “un enérgico llamado de atención a todos los candidatos” para que “no avalen las maniobras y pactos conspirativos”.

Pero, en una conferencia de prensa tras la reunión, Argimón le quitó trascendencia al hecho. No solo eso, dijo que además no había leído la nota. “Recién ahora voy a ver. Ingresan muchísimas cartas e informaciones diversas”, justificó la presidenta.

La respuesta de Argimón irritó al comando sartorista. “Si no leyó la carta es problema de ella, demuestra una absoluta falta de seriedad como presidenta del directorio”, dijo Costa a El País. “Esperamos sinceramiento y transparencia”, agregó.

Alonso dejó de lado su lista y baja su imagen

Verónica Alonso era precandidata del Partido Nacional e iba a competir en la interna con su lista 6.000. Pero el escenario interno la llevó a bajar su postulación y encolumnarse detrás de Sartori. Parte del acuerdo implicó que la imagen central de la campaña era la del empresario multimillonario. Fue así que bajó parte de la cartelería pública y la lista 6.000 quedó sin presentarse. Ahora los dirigentes de su agrupación “Esperanza Nacional” que decidieron seguir a Alonso ingresaron en la única lista nacional que presentó Sartori: la 880.

Especial

Para saber más

Elecciones 2019: encuestas, noticias, frases, entrevistas, imágenes y videos de la campaña electoral en Uruguay los encontrás en nuestro especial Uruguay Vota.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)