ELECCIONES

Turismo planteó que se adelanten las internas

Las elecciones coinciden con inicio de vacaciones de julio.

Kechihcian le planteó una modificación de la fecha de las internas a Topolansky. Foto: EFE
Kechihcian le planteó una modificación de la fecha de las internas a Topolansky. Foto: EFE

En las últimas elecciones internas, el domingo 1° de junio de 2014, votó solo el 37,2% de los habilitados. Aquella fue la peor votación desde 1999, cuando se estrenó el actual sistema electoral y concurrió casi la mitad -el 44,8%- a las urnas. Está claro que la mayoría de los uruguayos no se sienten atraídos por una elección que no es obligatoria. Pero este año, además del frío y el habitual desinterés, habrá una razón más que ayudará a que la elección interna esté lejos de ser un éxito de participación ciudadana: los comicios se realizarán el domingo 30 de junio, justo el fin de semana en que se inician las vacaciones de julio, que en el caso de las escuelas públicas duran una sola semana. Además, por aquellos días la Copa América entrará en su fase decisiva, aunque la final será el domingo siguiente.

El tema preocupa en el Ministerio de Turismo, que te- me que se vea afectado el inicio de las vacaciones y se perjudique a los operadores turísticos, y también en el Partido Nacional, que el año pasado ya planteó sin éxito adelantar al menos una semana la fecha de las internas.

“Sí, sería bueno que se adelantara una semana, no es tanto”, dijo a El País la ministra de Turismo Liliam Kechichian, quien está convencida que lo natural es que no coincida el arranque de las vacaciones de mediados de año con los comicios.

Ya está el antecedente del período pasado, cuando todos los partidos se pusieron de acuerdo en adelantar la elección varias semanas. ¿Y por qué esta vez no se cambia? “Hay que preguntarle al Parlamento, los legisladores son los que tienen que tomar la decisión”, respondió la ministra. Ella le hizo el planteo a la vicepresidenta Lucía Topolansky a fines del año pasado, pero no tuvo éxito. “Hablé con la vicepresidenta, pero me dijo que no había clima como para cambiarlo, no había ambiente”, relató la ministra.

Este año la ministra de Turismo ya había recibido una respuesta negativa, pero en ese caso de las autoridades educativas, para postergar el inicio de las clases, que arrancaron el viernes 1° de marzo. Kechichian afirmaba que eso perjudicaba al turismo y pretendía que los cursos arrancaran luego de lunes y martes de Carnaval.

Temor

Hasta ahora nunca han coincidido las elecciones con las vacaciones de julio, por lo que en el Ministerio de Turismo no tienen información sólida como para asegurar que se verá afectado el turismo interno o externo, aunque tienden a sospechar que eso sí sucederá.

Pero también puede pasar que baje la cantidad de gente que decida ir a votar. Ese es el temor en el Partido Nacional. El dirigente Gonzalo Baroni, de la agrupación Generación que apoya a Luis Lacalle Pou, cree que debe revisarse la decisión de no adelantar las internas.

Baroni habló del tema días atrás con Lacalle Pou, quien es firme partidario del adelanto. “Hay una crisis democrática en toda la región y Uruguay viene zafando. Pero las únicas elecciones que no son obligatorias las ponemos a contrapelo del turismo interno y de una pasión como el fútbol. No colaboramos demasiado”, dijo Baroni a El País.

“Yo entiendo que es una movilización de partidos políticos, pero cuanto más gente participe es mejor para el sistema democrático y para todos los partidos sin distinciones. Y si nos conformamos con que no baje el porcentaje de votación, eso habla muy mal de nosotros”, agregó el dirigente lacallista.

El año pasado el sector Todos que lidera Lacalle Pou planteó adelantar la elección y el senador herrerista Luis Alberto Heber fue el encargado de dirigir las negociaciones en el Parlamento, que luego fracasaron.

En aquel momento, según relató Heber a El País, lo que se argumentó desde el Frente Amplio es que el oficialismo era partidario de postergar y no adelantar la elección interna, para acortar el proceso electoral. El razonamiento es que el actual proceso, que arranca en junio y termina en mayo del año siguiente, es demasiado largo. El país vive casi un año entero en campaña electoral.

“Está bien, pero eso implicaba una reforma constitucional, un camino largo que solo es posible recorrer el primer año de un período de gobierno”, argumentó Heber.

“Yo les dije a ellos que el mío era un planteo concreto de no hacerlo el último fin de semana de junio, que hay frío, están las vacaciones y la Copa América. Pero me respondieron que la idea de ellos era tratar de juntar lo máximo posible las elecciones”, recordó Heber.

Como se trataba de una modificación de una ley electoral, la iniciativa requería de mayorías especiales. Desde el Partido Colorado tampoco vieron con buenos ojos la propuesta en su momento.

De todos modos, el senador herrerista cree que, aunque exista voluntad, ya es imposible cambiar la fecha de las elecciones. “No dan los plazos, lamentablemente no la veo”, afirmó.

MÁS

El Mundial sentó un precedente en 2014

La Constitución de 1997 dice que las elecciones internas se deben realizar el último domingo de abril, aunque una ley posterior modificó la fecha para el último domingo de junio.

Pero en el período electoral pasado hubo un nuevo cambio: todos los partidos políticos acordaron modificar por única vez la fecha para evitar que las elecciones coincidieran con el Mundial de Brasil. Así, las elecciones fueron el domingo 1° de junio de 2014.

En el Senado todos votaron a favor, salvo el senador colorado Alfredo Solari, quien dijo que “no es bueno estar toqueteando el calendario electoral por un evento deportivo porque eso debilita las instituciones”, según la crónica de El Observador.

El también senador colorado Ope Pasquet defendió la iniciativa. “No queremos ningún conflicto entre la política y el fútbol, porque va a terminar ganando el fútbol”, afirmó. El senador frenteamplista Rafael Michelini argumentó que los uruguayos merecen elegir los candidatos de cada partido y después “disfrutar tranquilos” del Mundial de fútbol. El senador nacionalista Francisco Gallinal consideró que la decisión de todos los partidos fue acertada, ya que “la mente de los uruguayos el día que comience el Mundial, va a estar puesta en el Mundial”.

Cinco años más tarde, los partidos no se han puesto de acuerdo en un cambio de fecha. Lo que aquella vez pudo el fútbol, esta vez no lo lograron las vacaciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)