POLÉMICA

Topolansky: Es "mucho mejor un impuesto de guerra" para todos los que ganan más de $80.000

"Somos la mitad del país, la bancada más grande del Parlamento y no hay ni un pío-pío", enfatizó la exvicepresidenta.

Lucía Topolansky realizó un balance de la gestión de la Secretaría de la Comisión Administrativa 2015-2020. Foto: Marcelo Bonjour.
Lucía Topolansky. Foto: Marcelo Bonjour - Archivo El País

La exvicepresidenta Lucía Topolansky salió al cruce del gobierno este viernes tras los anuncios que realizó el presidente Luis Lacalle Pou para paliar el impacto del coronavirus en Uruguay.

En diálogo con 970 Noticias, de Radio Universal, Topolansky señaló que Lacalle Pou "no dialoga con el partido con más votos de todo el espectro político". "Somos la mitad del país, la bancada más grande del Parlamento y no hay ni un pío-pío", agregó la actual senadora. Además, dijo que el gobierno "tampoco habla con representantes de la central obrera".

"En estas etapas son de concordancia nacional, de diálogo, de acuerdos nacionales", manifestó Topolansky.

Por otro lado, respaldó al Pit-Cnt, al señalar que el caceroleo que convocaron para el miércoles pasado "era la única medida que podían hacer para llamar la atención. No era contra el gobierno".

"Vamos a votar la ley que venga", dijo en referencia al proyecto de ley que elabora el gobierno para permitir la reducción de los salarios y jubilaciones a partir de $80.000 pesos líquidos. En tanto, considera que es "mucho mejor colocar un impuesto de guerra, porque estamos en una guerra contra un bicho", que "va para todos, públicos, privados, mayores que ganan más de $80.000", que "es mucho más equitativo".

Por otro lado, Topolansky cuestionó las críticas de lo que realizó el gobierno anterior con 400.000 uruguayos que o bien son informales o viven de puestos de la calle, y a los que el Pit-Cnt plantea brindar una ayuda especial.

"No es que da la nada aparecieron 400.000" personas, dijo Topolansky, quien agregó que "hay mucha gente que honestamente se gana la diaria vendiendo torta fritas, cuidando coches, esto lo otro, pero si la ciudad se para son los primeros que sienten el sogazo".

"Lo de la informalidad, si bien nosotros siempre dijimos que no lo habíamos derrotado del todo, en eso no mentimos, avanzamos muchísimo. Cuando empezamos el gobierno (en 2005) de las 80.000 empleadas domésticas, debía haber sí había, 5.000 con aportes patronales era mucho. Ahora es un enorme número que se puede acoger, si es que se le acaba el trabajo por esta circunstancia porque las sacamos de la informalidad. Lo mismo los peones rurales".

Además, cuestionó la entrega de canastas de alimentación, que se estima realizará el gobierno para los sectores más vulnerables. "Lo de las canastas, quiero aclarar, nosotros lo suprimimos por la tarjeta por varias razones", subrayó.

"Las canastas tenían circulaciones inciertas, además manejaban solo víveres secos. A veces a la gente le llegaba un kilo de leche en polvo y lo comercializaba en la feria para poder comercializar otras cosas".

En tanto, consideró que "un bono" como la tarjeta que entrega el Mides "le permite a la gente hacer la compra para la necesidad de la familia, incluir víveres que son frescos, que las canastas no lo pueden incluir".

Además, el uso de la tarjeta permite "darle vida al comercio de cercanía, al almacencito, a la verdulería chica, porque es ahí donde va a comprar la gente que le va a llegar el bono. No compra en Tienda Inglesa, por el delivery".

"Pensamos que se tiene que hacer esa vaca, que se tiene que traducir en bonos para compras en (negocios) de cercanía. Que va a haber algún avivado siempre va a haber porque en esta vida hay un avivado y un desprolijo como la gente que va a los casamientos viniendo de Europa. Pero bueno, esas son las desgracias del momento", manifestó.

Topolansky fue consultada sobre los dichos del sindicalista Gabriel Molina, quien dijo en un mensaje de audio de WhatsApp que se viralizó: "Realmente fue muy inteligente lo que hizo este hijo de mil putas hizo".

La exvicepresidenta respondió que si a Molina se le fue la mano "tiene que retractarse, pero no estamos para esa. Esa es la chiquitita. Estamos en un riesgo nacional, por favor", insistió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados