Acuerdo con Chile

Todos los partidos votaron el TLC, pero el FA se llevó un susto

Constanza Moreira marcó perfil en el Senado y casi hace caer el Tratado.

Senado: los senadores aprobaron por unanimidad el TLC con Chile que hoy entrará a Diputados. Foto: Ariel  Colmegna.
Senado: los senadores aprobaron por unanimidad el TLC con Chile que hoy entrará a Diputados. Foto: Ariel Colmegna.

Pálida, sin saber qué hacer. Fueron los instantes más dubitativos que vivió la vicepresidenta Lucía Topolansky en el sillón de presidenta del Senado desde que llegó al cargo. Tras dos años de batalla política en la interna del Frente Amplio, cuando sometió a votación el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Chile se produjo un empate: 15 en 30, es decir negativo, rechazado.

Miró para los costados y no vio más que manos de la bancada frenteamplista en alto. Las de la oposición quedaron abajo. El problema fue que la senadora de Casa Grande Constanza Moreira no estaba en sala por una decisión política y el Frente Amplio había perdido la mayoría.

"Pedí reconsideración", le imploró al senador oficialista Rafael Michelini, y así lo hizo. Y esta segunda vez, sí votaron todos los partidos. Fue 30 en 30 presentes. Moreira entró entonces a la sala y votó. Entonces se proclamó la aprobación del TLC que tantos dolores de cabeza les trajo al Frente Amplio y al gobierno desde que se firmara en 2016 por parte de los presidentes Tabaré Vázquez y la ahora expresidenta de Chile Michelle Bachelet.

Al fundamentar su voto, el nacionalista Luis Lacalle Pou le cobró la jugada al oficialismo al poner en evidencia que sin el apoyo de la oposición el acuerdo no se aprobaba. El senador colorado Pedro Bordaberry dijo algo similar.

En la sesión del plenario la senadora Mónica Xavier explicó el contenido del tratado capítulo a capítulo. Recordó que en diciembre de 2016 llegó al Parlamento para su ratificación y que se demoró por diferencias internas en el Frente Amplio. El tema incluso debió ser analizado y resuelto en el Plenario del partido de gobierno.

Luego dijo que en el tratado se ha cumplido con las disposiciones de la OMC por lo cual ambos países están en condiciones de beneficiarse del mismo. La senadora del PS aseguró que el tratado no pone en riego ninguna actividad monopólica de Uruguay.

El senador colorado Bordaberry afirmó que el de ayer fue "un día de alegría" por la votación del tratado, "un instrumento esencial para la economía del país. Uruguay debe mirar el comercio fuera de sus fronteras", dijo.

Recordó cuando el expresidente Jorge Batlle hizo aprobar el tratado con Finlandia. "Y cuando nos perdimos el tratado con Estados Unidos que no se aprobó por algunos entrampados en ideologías del 60", en alusión al entonces canciller socialista Reinaldo Gargano, ferviente detractor del acuerdo con el país del norte.

"Esta bueno que el oficialismo baje las banderas que atacan el libre comercio y las barreras comerciales. El camino es el de los tratados de libre comercio con el que sea", sostuvo.

Bordaberry planteó "construir una gran área de libre comercio desde Alaska hasta Tierra del Fuego, un tratado multilateral. Hoy deja de ser una mala palabra el tratado de libre comercio, al que votarán oposición y oficialismo. Es bueno que se arríen esas banderas dogmáticas". Y reiteró "un homenaje a Jorge Batlle, un liberal denostado".

Jorge Larrañaga destacó lo político al afirmar que al votar el TLC "el gobierno recibió la bendición del Plenario de su partido. Un gobierno no puede estar subordinado a un Plenario de un partido".

El senador de Alianza Nacional consideró que el que se firmó en 2016 "es un buen Tratado que va en la buena senda. Hay todo para hacer". Pero añadió que "una parte del Frente lo está votando como de favor".

Su colega Luis Lacalle Pou afirmó que "el país no puede estar cerrado al mundo", que Uruguay "tiene excelentes oportunidades comerciales" y que "el mundo está hecho para que seamos más prósperos".

Xavier insistió en defender la organicidad del Frente para pronunciarse sobre los temas, y respondió a los blancos que votar este tratado "no quiere decir que votemos todos. No santifiquemos ni demonicemos los TLC", opinó.

El frenteamplista Marcos Otheguy, en la misma línea, reconoció que "hay veces que tenemos encorsetamientos ideológicos".

A su vez, el senador oficialista Ruben Martínez Huelmo planteó "acompañar las nuevas realidades del comercio internacional", y en ese sentido propuso sumarle el tratamiento de temas comerciales a la comisión de Asuntos Internacionales del Senado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º