NEGOCIACIONES

Tender o alcanzar: el dilema del 6%

La discusión sobre el porcentaje para la educación se dirime en varios sectores del Frente.

Rendición: varios sectores del oficialismo elaboran estrategias. Foto: Fernando Ponzetto
Rendición: varios sectores del oficialismo elaboran estrategias. Foto: Fernando Ponzetto

En la previa a la discusión de la Rendición de Cuentas, diferentes sectores del Frente Amplio plantean su preocupación porque el presupuesto para la educación llegue al 6% del Producto Interno Bruto (PIB) comprometido para el sector educativo por el presidente Tabaré Vázquez durante la campaña electoral de 2014.

El Partido Socialista pidió "hacer el máximo esfuerzo" para alcanzar la meta en el marco de un grupo de trabajo conformado por diputados y senadores. En dicho grupo se está debatiendo sobre las principales prioridades para la elaboración del proyecto de ley que debe ingresar al Parlamento antes del 30 de junio. Luego de que se alcancen los acuerdos, será el propio presidente el que se reunirá con la bancada para así terminar de cerrar el proyecto.

En las primeras conversaciones sobre el tema, el Partido Socialista pidió cumplir con el compromiso asumido en campaña de "tender" al 6% del PIB para la educación, aunque para cumplir con ese propósito falte casi un punto.

Según supo El País, el planteo adicional del Partido Socialistas apunta a asegurar los fondos necesarios para el cumplimiento de la ley integral de género, que pretende garantizar a las mujeres una protección contra la violencia de género.

Consultado por El País acerca del compromiso del 6% del PIB para la educación, el secretario general del Partido Comunista , Juan Castillo, dijo que a esta altura no hay nada definido por el sector "más allá de llegar lo más cerca posible" a la meta. "Estamos en línea con la preocupación para alcanzar no solo el 6%. A nivel interno del partido, estamos conformando un grupo para ver cuáles fueron nuestros compromisos durante la campaña y ver en qué etapas estamos respecto a esos compromisos", explicó Castillo. También dijo que "la idea es diferenciarse de quienes puedan hacer un discurso electoral, de lo que son los compromisos de la izquierda".

Conferencia del Partido Comunista. Foto: Ariel Colmegna
Juan Castillo. Foto: Ariel Colmegna

Los comunistas harán un análisis de esos compromisos basado en la actual coyuntura. Además analizarán las razones por la cuales faltaron los recursos para cumplir con una determinada política social. También se analizarán en el Partido Comunista los destinos de las inversiones y las desviaciones de los gastos ya resueltos.

En un documento elaborado junto a otros sectores que en su momento apoyaron la candidatura del exsubsecretario de Relaciones Exteriores Roberto Conde a la presidencia del Frente, se establece como prioritario para lo que resta del período de gobierno el 6% para la educación, el fortalecimiento de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), la vivienda y el Sistema de Cuidados.

Dudas.

En el astorismo, por su parte, hay una mayor cuota de escepticismo respecto al cumplimiento del programa de gobierno que pretende destinar 6% del PIB para el sector de la educación.

El senador Rafael Michelini (Nuevo Espacio) dijo a El País que "el compromiso con la educación es total", independientemente de si se llega a la meta del 6% o al 5,5% del PIB. "Lo que quiero ver es al Frente Amplio peleando peso a peso por la educación, pero no comprometiendo nuestra estabilidad, porque los esfuerzos por la educación si no llegan este año llegarán el año que viene", garantizó el senador.

Rafael Michelini. Foto: Ariel Colmegna
Rafael Michelini. Foto: Archivo El País.

De acuerdo con Michelini, el 6% del PIB "es un ideal" que algún día se alcanzará. Lo importante, en esta línea de razonamiento, es tener esa cifra como objetivo y meta a alcanzar, más allá de que en el presente no sea posible llegar a ella. "Estamos todavía, por lo menos, un punto por debajo. Nunca antes se había invertido tanto en la educación como se ha hecho ahora, pero parece que llegar al 6% en los próximos meses no será fácil", subrayó Michelini.

"Nosotros vamos a seguir insistiendo en que la educación es una de nuestras prioridades. Pondremos todos los recursos posibles, sin comprometer la sostenibilidad de la educación en el futuro. Pero nuestro compromiso con la educación es total", insistió.

Por su parte, el diputado José Carlos Mahía (Asamblea Uruguay) dijo a El País que "se hará el máximo esfuerzo fiscal para llegar a la meta del 6%".

También hizo hincapié en la necesidad de alcanzar los mejores resultados en materia de presupuesto educativo. "Es difícil atar las cosas mecánicamente, siempre son necesarios mejores resultados y una cosa no es consecuencia directa de la otra", indicó.

Fue durante el último Congreso programático del Frente Amplio, realizado en 2013, cuando se definió como una prioridad "tender" a alcanzar el 6% del PIB para la educación. Sectores como el Movimiento de Participación Popular y el Partido Comunista reclamaron el 6%, mientras que el Frente Líber Seregni sugirió incorporar la palabra "tender" para no embretar al próximo gobierno a nivel fiscal. La pulseada la ganó el Frente Líber Seregni que responde al ministro de Economía, Danilo Astori.

Las prioridades presidenciales

El pasado 3 de este mes, Tabaré Vázquez se reunió con la Federación Uruguaya de Magisterio y le dijo que si fuera por él, firmaría ipso facto el 6% del PIB para el sector educativo, y que éste sería "prioritario" para la Rendición de Cuentas 2018. Al menos en esa oportunidad, Vázquez convenció a sus interlocutores, quienes expresaron optimismo tras la reunión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)