MEMORIA ANUAL 2020

En el Estado, no se sabe qué tarea desempeña el 68% de los funcionarios

“El 68% de los cargos, ocupados o vacantes, no tiene descriptores útiles o específicos para saber lo que se espera que haga cada persona”, sostiene la Oficina Nacional de Servicio Civil.

Informe de la ONSC sostiene que el 90,7% de los funcionarios no han ascendido en 5 años. Foto: Archivo El País
Informe de la ONSC sostiene que el 90,7% de los funcionarios no han ascendido en 5 años. Foto: Archivo El País

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La Oficina Nacional de Servicio Civil (ONSC) sostuvo en la Memoria Anual 2020 -que el Poder Ejecutivo envió al Parlamento- que un estudio realizado el pasado año “evidenció un sistema de carrera” de los funcionarios públicos con “serios problemas”.

En este sentido, advirtió que “el 68% de los cargos, ocupados o vacantes, no tiene descriptores útiles o específicos para saber lo que se espera que haga cada persona”.

La excepción, agregó, son aquellos ingresos que fueron realizados a través de Uruguay Concursa, plataforma que existe desde 2011, durante el gobierno de José Mujica.

Además, la ONSC manifestó su preocupación por la “baja movilidad vertical, con un 90,7% de los funcionarios que no han ascendido en los últimos cinco años y medio, y casi nula movilidad horizontal, ya que solo un 0,97% de los ascensos de este período se realizó a diferentes Unidades Ejecutoras”.

En conclusión, Servicio Civil alertó que la carrera administrativa en el Estado está “bloqueada”, aunque aclaró que es una dificultad que “no abarca a las funciones de conducción”, debido a que estas “se resuelven por encargaturas en un 83% de los casos”.

Además, añadió que hay “grandes distorsiones” en el sistema distributivo, puesto que el mismo cargo en un mismo inciso y en una misma unidad ejecutora, puede llegar a tener retribuciones diferentes.

La ONSC añadió que otro de los problemas se da porque hay un “uso muy extendido” de las compensaciones especiales, las cuales representan más del 60% de la masa salarial en varios ministerios, “con multiplicidad de objetos del gasto”. Y que “a esto se suma un servicio civil envejecido, con casi un 20% de los funcionarios con 60 años o más”.

Nuevo sistema de carrera.

Estas conclusiones llevaron la ONSC a trabajar en el diseño de un nuevo sistema de carrera dentro del Estado, “basado en ocupaciones”, por lo cual el cargo del funcionario será denominado según la tarea que cumpla (hoy las denominaciones son, por ejemplo, “Profesional” o “Especializado”). La oficina propone la creación de “sistemas de evaluación claros y justos, basados en habilidades y competencias”.

La ONSC señaló en la Memoria 2020 que su plan de reestructura se resume en cuatro puntos: más simpleza con menos grados, un enfoque puesto en las habilidades y competencias del personal, un esquema de remuneraciones más transparente, y más posibilidades de ascender en toda la administración central.

“Se trata de una propuesta de cambio de alto impacto en el futuro de los funcionarios, que promueve la movilidad vertical y la promoción basados en el mérito y la experiencia, tendiendo a la equidad salarial ya que propone la retribución a la ocupación como componente fundamental”, insistió la ONSC, que ya conformó un grupo de trabajo para llevar adelante esta reestructura, en el que participan funcionarios de esta oficina, pero también asesores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Programa de Naciones Unidas Para el Desarrollo (PNUD).

El proyecto, que lleva por nombre “Nueva Carrera Funcional”, algo que ya había sido adelantado por la ONSC a mediados del año pasado, llevó a que entre setiembre y diciembre se realizaran 472 entrevistas a funcionarios de los ministerios de Industria, Desarrollo Social, Ganadería, Economía y Ambiente, quienes describieron de manera precisa las características del trabajo que desempeñaban. Esto “permitió definir las ocupaciones allí existentes y tener la información para valorarlas”, señaló la ONSC.

Con estos datos, se evaluó el gasto que se hace para cada tarea, con la finalidad de plantear “cambios necesarios” para una nueva “estructura salarial”. Esto se enmarca en la reestructura de las unidades ejecutoras en pos de lograr un mayor ahorro, una prioridad del gobierno a la hora de combatir el déficit.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados