LA RECTA FINAL

La suba de impuestos, uno de los puntos de fricción de la campaña electoral

¿Es viable una reducción tributaria a mediano plazo? Responden asesores del oficialismo y de la oposición.

Debate entre los asesores económicos de los candidatos a la Presidencia. Foto: Francisco Flores
Blancos y colorados dicen que “sería irresponsable” hablar de reducir los impuestos ahora, aunque tienen propuestas a mediano plazo. Foto. Francisco Flores

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Fue uno de los golpes más duros que aplicó el martes pasado el candidato nacionalista Luis Lacalle Pou en el debate con el frenteamplista Daniel Martínez. Con algo de picardía, dijo que no sabía a cuál de “tres Martínez” imaginarios creer, en el tema de los impuestos: al que tendrá que aplicar el programa del Frente Amplio, que establece ajustes tributarios; al que dijo que nadie puede asegurar que no se subirán los impuestos porque no se sabe lo que sucederá en el futuro; o al que sostuvo que no tocará los impuestos.

Un par de días después Martínez explicó en un acto en Melo que, salvo que existan “condiciones extremas” como “un descalabro” por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, no piensa aumentar los tributos. Pero Lacalle volvió a la carga y escribió el viernes en su cuenta de Twitter que “es difícil creerle a cualquiera de los tres Daniel Martínez”. Y publicó algunos extractos de las bases programáticas frenteamplistas, que hablan por ejemplo de fortalecer el Impuesto al Patrimonio a las Personas Físicas, analizar la viabilidad de cambios al Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para aumentar el aporte tributario que realiza el capital e implementar un impuesto a las herencias elevadas, aunque también menciona la reducción de los impuestos al consumo.

¿Y cuáles son las propuestas tributarias de los partidos que tienen chances de llegar al gobierno? ¿El Frente Amplio realmente plantea aumentar los impuestos? ¿Y la oposición?

El economista frenteamplista Christian Daude, referente de Martínez en el área y posible ministro de Economía si vence el Frente Amplio, dijo a El País que ya ha declarado “por todos lados” que no tiene previsto un aumento de impuestos para reducir el abultado déficit fiscal. “Es un tema que hay que atender, hay que reducirlo en dos puntos del PIB”, afirmó Daude. Pero, según dicen desde el equipo económico frenteamplista, la mitad de la mejora vendrá por el crecimiento económico y la otra por generar ahorros en el presupuesto y por no ocupar vacantes que no afecten servicios esenciales.

El programa del Frente, según Daude, plantea el objetivo de avanzar hacia un sistema tributario más justo “y lograr paulatinamente un peso mayor de los impuestos directos versus los indirectos, que suelen ser más regresivos”.

Desde filas nacionalistas, la economista Azucena Arbeleche -ministra de Economía de Lacalle Pou si gana- dijo a El País que el Partido Nacional “ha sido claro” en que no aumentará impuestos y que el camino para bajar el déficit fiscal y mejorar la competitividad es a través de la generación de ahorros en el gasto del gobierno. Los blancos plantean un plan de ahorro de 900 millones de dólares al año en el gasto público.

El principal compromiso tributario blanco es con las micro, pequeñas y medianas empresas. Plantean una reestructuración del régimen fiscal para esas empresas y “que pasen a aportar en relación con lo realmente facturado”, con tasas subsidiadas. Eso permitiría una deducción en el IRAE de las compras realizadas y la exoneración de anticipos mientras no tengan facturación.

Un discurso similar tienen los economistas Ana Inés Zerbino, referente del colorado Ernesto Talvi, y Enrique Pees Boz, asesor de Guido Manini Ríos (Cabildo Abierto). “Las familias y los sectores productivos no resisten un impuesto más”, dijo Zerbino. Pees, en tanto, indicó que “se ha llegado a un techo y por eso hay una caída del consumo y de la inversión”.

Ahora, ¿es viable pensar en una reducción tributaria a mediano plazo? Blancos y colorados dicen que “sería irresponsable” hablar de reducir tributos cuando las finanzas públicas se encuentran en una situación comprometida. “Lo primero es evaluar en qué situación se recibe el Estado”, indicó Arbeleche. El programa blanco habla de una revisión progresiva del Impuesto a la Asistencia de la Seguridad Social (IASS), que pagan unas 170.000 personas.

Si hay espacio fiscal, las prioridades coloradas son implementar modificaciones al IRPF y al IASS para aumentar las deducciones admitidas y “que se aproxime a un impuesto a la renta real” y deje de ser un impuesto a los ingresos.

“Somos realistas. No generamos ilusiones en la gente de que todo se soluciona creciendo”, afirmó Pees, el economista de Cabildo Abierto. De todos modos, el partido de Manini Ríos tiene proyectado reducir gradualmente el IASS al 50% a lo largo del gobierno. Pretenden que existan más deducciones al IRPF y hablan de una reducción de IVA para jubilados y pensionistas de bajos ingresos.

Hubo 620.471 personas que tuvieron en 2017 ingresos menores al primer nivel de aportación, esto es $ 25.277. Foto: F. Ponzetto
IRPF. Foto: Fernando Ponzetto (Archivo)

En el Frente Amplio, en tanto, dicen que la carga tributaria global del país es “la adecuada para nuestro nivel de desarrollo”, según Daude.

Pero sí admiten que es factible, por ejemplo, aliviar la carga sobre las micro y pequeñas empresas. Proponen aumentar el límite del régimen de IRAE ficto de cuatro a ocho millones de UI de facturación anual y adecuar las franjas de tasas que se usan para liquidar el IRAE e Impuesto al Patrimonio fictos sobre las ventas. También, exonerar a las nuevas empresas del IRAE y los aportes patronales en el primer año de vida.

Daude: “Nos preocupa el tema fiscal; déficit es alto”
Christian Daude. Foto: Francisco Flores.

"El país atraviesa ahora un momento de bajo crecimiento, pero mirando hacia adelante tiene confirmada la inversión más grande de la historia, que es UPM 2. Eso, unido a las obras de PPP ya decididas y adjudicadas, tendrá un impacto en el corto plazo”, dijo Christian Daude (Frente Amplio). “Nos preocupa el tema fiscal porque los niveles de déficit son altos y no los podemos mantener por mucho tiempo”.

Arbeleche: “El Frente destruyó el empleo”
Azucena Arbeleche. Foto: Francisco Flores.

"Tenemos una economía estancada con caída de la inversión y en el nivel de empleo. El principal fracaso de la política económica del Frente Amplio es la destrucción de puestos de trabajo”, indicó Azucena Arbeleche (Partido Nacional), quien propone ir a un ahorro de 900 millones de dólares en el gasto público, mejorar la gestión de las empresas públicas e incentivos a las micro y pequeñas empresas.

Zerbino: “Las empresas no invierten ni contratan”
Ana Inés Zerbino. Foto: Francisco Flores.

La situación económica y fiscal del país está débil. Este año vamos a cerrar con un crecimiento cercano a 0% y el promedio de estos últimos cinco años va a ser de tan solo 1,3%, producto de la falta de competitividad que hace que las empresas no inviertan ni contraten trabajadores, lo que nos lleva a un nivel de desempleo de 9%, máximo en estos 10 años”, explicó Ana Inés Zerbino (Partido Colorado).

Pees: “La situación del país hoy es crítica”
Enrique Pees Boz, asesor económico de Manini Ríos. Foto: Francisco Flores

"La situación del país es crítica y es mejor de lo que será el 1° de marzo, cuando esperamos colaborar con el gobierno que asuma o ser el gobierno que asuma. Los economistas no solo apreciamos el stock, es decir el momento, sino que valoramos de sobremanera la tendencia y hoy la tendencia es mala”, afirmó Enrique Pees Boz (Cabildo Abierto). “Lo primero que hay que hacer ahora es reducir el gasto en forma gradual, ya que es lo que ocasiona el déficit”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)