MOLESTA EN LA COALICIÓN

Sorpresa en filas del Partido Nacional por la "furia" entre colorados

Blancos ven que el tema no termina en la salida de Cardoso, y que hay colorados con “sed de revancha política” y un nivel de “furia” interna que podría afectar a la coalición.

Conferencia de prensa del entonces ministro de Turismo, Germán Cardoso, con el intendente Enrique Antía. Foto: Ricardo Figueredo
Conferencia de prensa del entonces ministro de Turismo, Germán Cardoso, con el intendente Enrique Antía. Foto: Ricardo Figueredo

Capturas de chats entre colorados circularon ayer a la noche en varios grupos de Whats-App de importantes dirigentes del Partido Nacional. “Se están matando”, fue el comentario que agregó un dirigente blanco a una de las imágenes. El mensaje mostraba el festejo de: “el quincismo” -en referencia a la lista 15- por haber logrado “tirar” al ahora exministro de Turismo, Germán Cardoso, quien pertenece a Batllistas, de Julio María Sanguinetti.

Varios dirigentes blancos que ocupan cargos en el Poder Ejecutivo decían que no lograban entender cómo la renuncia de un ministro de su gobierno estaba siendo interpretada como una victoria, o una derrota, según qué colorado fuera el que hablara.

En el Partido Nacional todo esto genera cierta preocupación. Pues los blancos ven que el tema no termina en la salida de Cardoso, y que hay colorados con “sed de revancha política” y un nivel de “furia” interna que podría afectar a la coalición de gobierno en el futuro cercano.

Fueron 30 años los que les llevó a los blancos volver al poder y comandar un gobierno nacional. En ningún momento imaginaron que para eso iban a necesitar conformar una coalición de gobierno con cinco partidos políticos. Pero de los que sí estaban seguros, era de que para llegar a ganarse en las urnas la banda presidencial necesitarían, sí o sí, del Partido Colorado.

Un importante jerarca de gobierno comentó ayer en la tarde a El País que si bien el diferendo que hizo caer a Cardoso el viernes es producto de diferencias internas entre los colorados, los coletazos es probable que lleguen al gobierno en su conjunto.

“Un canciller (Ernesto Talvi) renuncia un día antes de una cumbre del Mercosur, y sin estrenar su pasaporte diplomático. Y cuando la pandemia empieza a dar aire, tu ministro de Turismo tiene que dejar el cargo sin haber podido recibir a un solo turista extranjero en el mandato. Son dos salidas que pegan y te obligan a acomodarte. Como en el tenis: son errores no forzados y calienta”, comentó una fuente del gobierno.

Otro blanco recordó a El País que ellos siempre mostraron lealtad política hacia los colorados, y dio un ejemplo: “En el 99 salimos a trillar y logramos que (Jorge) Batlle le gane el balotaje a Tabaré (Vázquez)”, dijo. Pero cuando es al revés y los blancos necesitan el apoyo de los colorados, el compromiso, dijo, es diferente.

El malestar de los blancos por la salida de Cardoso fue graficado con las declaraciones públicas del intendente de Maldonado, Enrique Antía. El jerarca departamental dijo ayer que Cardoso fue “un ministro sin temporada”.

En sus declaraciones a la prensa dejó entrever algo que varios nacionalistas contaban el jueves 19 a la noche en Trinidad, cuando fue de visita el presidente Luis Lacalle Pou. Ese día los blancos decían que Cardoso no tenía buena relación con varios operadores turísticos. En este sentido, Antía dijo que su sucesor será un ministro “con temporada y con el apoyo de todas las organizaciones sociales vinculadas al turismo”.

Germán Cardoso en conferencia de prensa tras anunciar su renuncia como ministro de Turismo. Foto: Marcelo Bonjour
Germán Cardoso en conferencia de prensa tras anunciar su renuncia como ministro de Turismo. Foto: Marcelo Bonjour

En el Partido Nacional entendían que desde Cabildo Abierto, por ser un partido nuevo, y de conformación bien distinta a la de los blancos, era de donde podían llegar más dolores de cabeza. Algunos hechos se dieron, pero a nivel de mandos medios y jerarcas de organismos públicos; no de ministros.

La renuncia de Cardoso fue destacada por el líder de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, ayer en una conferencia de prensa en Salto, como un hecho positivo para el gobierno de Lacalle Pou.

“Este paso al costado del ministro Cardoso yo creo que allana el camino para que el gobierno pueda, en ese punto, seguir sin que haya ningún tipo de cuestionamiento”, dijo el senador de la coalición.

A pesar de la remoción total de los tres ministros que fueron designados el 1° de marzo de 2020 por la cuota colorada, la vicepresidenta de la República, Beatriz Argimón, dijo la coalición de gobierno está “muy sólida” y destacó el accionar de las autoridades del gobierno para desenredar el caso Germán Cardoso.

El presidente Lacalle Pou, en tanto, aún no se pronunció sobre el tema. En los anteriores cambios de ministros optó por manifestarse en la red social Twitter y agradecerle al jerarca saliente por su trabajo.

Esta vez no fue así, y la última publicación del mandatario son fotos de su participación en “la ceremonia de celebración del 203 aniversario de las Fuerzas del Mar”, el viernes al mediodía.

A ese evento el mandatario llegó algunos minutos retrasados, porque previo al acto visitó a Julio María Sanguinetti en su casa y allí se resolvió la salida de Cardoso.

¿Quién queda de subsecretario en el ministerio de Turismo?

Cuando un ministro renuncia, el presidente designa a otro jerarca del gabinete de manera interina para permitir el funcionamiento de la cartera hasta que se elige al sucesor. Sin embargo, el gobierno no lo ha hecho, ya que en lo formal Cardoso no presentó la carta de renuncia y continuó como ministro el actual subsecretario, Remo Monzeglio. Sucede que al entregar la carta de renuncia, en lo formal también cesa de su cargo Monzeglio. Cuando asuma el nuevo ministro, Monzeglio debería asumir otra vez el cargo, algo que se espera que sea así.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados