Elecciones 2019

Sindicatos embretan campañas de los favoritos del Frente

Atacan sus gestiones al frente del MIEM y de la Intendencia.

El intendente y la ministra son los dos grandes candidatos a quedarse con la elección interna. Foto: L. Mainé
Precandidatos: Martínez y Cosse en la picota sindical. Foto: L. Mainé

Mientras en el Frente Amplio los dos precandidatos favoritos -según marcan las encuestas, Daniel Martínez y Carolina Cosse corren por el sillón presidencial- en la Asociación de Empleados y Obreros Municipales (Adeom) y en el sindicato de funcionarios del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), las energías están puestas en denunciar la gestión de ambos al frente de sus respectivas administraciones. En el sindicato de los municipales se viven horas de máxima tensión. Su interna está dividida tras la renuncia de su histórico presidente, Aníbal Varela tras enfrentarse con la secretaria general, Valeria Ripoll, por las guardias gremiales que impulsó Martínez para mantener el servicio de recolección de residuos durante eventuales paros. Adeom suspendió a Varela y a otros dos integrantes de la comisión directiva.

Desde enero, tras el primer paro del año de Adeom, los municipales no se cansaron de denunciar la gestión de Martínez.

Ripoll denunció que el intendente “está alejado de todos los temas y no conoce ninguno” luego de que el jefe comunal llamase a pedir la esencialidad en el servicio de recolección de residuos.

Otro claro ejemplo del enfrentamiento de Adeom con el precandidato es el cruce de acusaciones que se produjo la semana pasada por el estado de la flota de camiones recolectores.

El sindicato denunció el mal estado de la flota y la falta de unidades para cumplir con las tareas, mientras el director de Desarrollo Ambiental de la comuna, Fernando Puntigliano, deslizó suspicacias en torno a las razones de las roturas diciendo que los camiones “se están rompiendo más de lo normal”.

Por su parte, a Cosse no le va mejor con el sindicato del MIEM. Sus integrantes la catalogan como una “monarca” y califican su gestión al frente del ministerio como “oscurantista”, “sin diálogo” y con poca “transparencia”.

Incluso el gremio dijo que su gestión fue peor que la de Raúl Sendic cuando fue ministro, en cuanto al relacionamiento con el sindicato.

Los trabajadores le recriminan su decisión, tomada poco antes de dejar su cargo, de otorgar partidas salariales extras para un grupo de trabajadores seleccionados. El sindicato sostiene que la decisión es totalmente “irregular” y los beneficiarios fueron seleccionados “a dedo” y denuncia que en su administración hubo “soberbia, despotismo, abuso de poder, autoritarismo, arrogancia, discriminación y secretismo”. Sus integrantes sostienen que se “ha creado un sistema de castas con características de absolutismo monárquico, siendo el amiguismo y la sumisión los méritos que se premian en el MIEM”.

El presidente del sindicato, Carlos González, dijo a El País que la práctica es con el fin de “acomodar gente”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)