ELECCIONES 2019 

Senado: ¿A qué listas piensan elegir los votantes del FA, el PC y el PN?

La consultora Radar interrogó a los electores uruguayos acerca de qué lista piensan votar de cara a las próximas elecciones de octubre. 

Objeción: el voto de uruguayos en el exterior genera polémica. Foto: Francisco Flores
Radar consultó acerca de qué listas piensan votar. Foto: Francisco Flores - archivo El País 

Los sectores de los ganadores de las internas juegan con viento en la camiseta. Al menos en los partidos fundacionales. Es que entre los votantes nacionalistas, siete de cada diez votaría para el Senado al sublema “Todos”, sector del candidato Luis Lacalle Pou. Y entre los colorados, casi ocho de cada diez van con “Ciudadanos”, de Ernesto Talvi.

En el oficialismo, en cambio, la división de fuerzas está más fraccionada. Tal es así que el socialismo, del que proviene el presidenciable Daniel Martínez, solo acapara el 7% de los votos frenteamplistas. Según la última encuesta de Radar, presentada en VTV este miércoles de noche, en el partido de gobierno la mayor fragmentación está en el ala “moderada” del Frente Amplio.

El bloque de la llamada izquierda “radical”, ese que conforma el MPP (18%) y la alianza del comunista Óscar Andrade y Carolina Cosse (23%), alcanza a cuatro de cada diez votantes del oficialismo. Aun así, estos sectores perdieron fuerza si se lo compara con la anterior medición de Radar.

¿El motivo? “(Mario) Bergara se afianza” como líder del bloque moderado ante el debilitamiento del Frente Líber Seregni. El expresidente del Banco Central junto al sector Progresistas del exsocialista Álvaro García y la exsubsecretaria de Salud, Cristina Lustemberg, miden 22%. Cuando se le agrega a la Vertiente Artiguista y a UNIR (Fernando Amado), trepa al 28%.

No solo eso: aquellas listas que apoyan a Bergara conquistan a un tercio del electorado frenteamplista de Montevideo. El MPP, a la inversa, se hace más fuerte en el interior.

El otro motivo del crecimiento de los “moderados”, y que en buena medida explica el retorno de algunos “frenteamplistas desencantados”, es el leve auge del astorismo. “Sucede que muchos electores no sabían que (Danilo) Astori era candidato al Senado, pero a medida que aparece en los medios se le van sumando adeptos”, explica Alain Mizrahi, director de Radar.

En el Partido Nacional pareciera que aquella dicotomía entre el herrerismo y el wilsonismo cede ante el cambio de liderazgos. A la supremacía de Lacalle Pou, le sigue la preferencia por Jorge Larrañaga con 15% (todavía por debajo de su votación en las internas). Y el gran cambio respecto a las posiciones de junio se explica por el desplome de Juan Sartori (7%). 

Los colorados sí mantienen las posiciones de las elecciones, incluso se acentúa la distancia de Ciudadanos. Eso se explica porque “un porcentaje importante de quienes votaron la precandidatura de Sanguinetti afirma que votaría la lista de Talvi en octubre”, dice Mizrahi.

Si a esta migración de votantes se le suma que “otro porcentaje (sanguinettista) votaría fuera del Partido Colorado (Manini o Lacalle)”, el apoyo al expresidente cae al 13%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)