Frenteamplista Desencantada

Selva Andreoli: "Me sentí expulsada del Frente por los compañeros"

Su figura está asociada al Frente Amplio desde la fundación. Es pareja del político y publicista Esteban Valenti, con quien fueron pilares claves en la campaña interna del 2009 apoyando a Danilo Astori.

Selva Andreoli. Foto: Marcelo Bonjour
Selva Andreoli. Foto: Marcelo Bonjour

Hoy se declara desencantada del partido de gobierno y negocia un acuerdo electoral con el líder del Partido Independiente, Pablo Mieres. Selva Andreoli dijo en una entrevista con El País que Tabaré Vázquez la ha decepcionado y que el FA debería recibir una lección en las urnas por sus errores.

—¿Cómo se define hoy política e ideológicamente?

Como una persona de izquierda, con ideas progresistas. Reivindico los viejos valores con que nació el Frente Amplio.

—¿Se refiere a los valores fundacionales del 71?

Los valores que no tienen fecha. La ética, la transparencia y la no corrupción no tienen fecha. No importa si son del 71, del 90 o del 2020. En la izquierda fueron siempre caballitos de batalla, esas líneas rectoras son atemporales. En este momento el Frente Amplio en muchos casos las ha traicionado.

—¿Se sigue sintiendo frenteamplista?

Sí, pero de la vieja guardia. Toda la vida milité en el FA. Ya no lo hago más. Me sentí expulsada, entre comillas, del FA por los compañeros con los que hicimos muchas cosas, pero cuando tomaron un cargo me dieron la espalda. Y estoy hablando de gente importante.

—Algo similar había declarado su esposo, Esteban Valenti, cuando Astori dijo que no lo respetaba más.

Ese fue el colmo. Dos días antes estaban hablando por teléfono en muchísima confianza. "Caro amico", se decían porque hablaban en italiano y el jueves aparece una nota en Búsqueda y luego el ministro ratificándola en los medios. Yo incluso le escribí en ese momento y le dije que no me imaginaba tan alto grado de deslealtad. Él me dijo: No, no, mirá que la amistad sigue. Eso fue grosso.

—¿Y sigue la amistad?

No. Estuvimos mano a mano con él en la interna del 2009. Sigo teniendo muchos amigos y respetando mucha gente. Pero muchos nos dieron la espalda cuando un rato antes habíamos trabajado codo a codo.

—¿El presidente Tabaré Váz-quez entra en esa lista?

Entra en esa lista, sí.

—¿Se siente decepcionada del mandatario?

En este segundo gobierno le faltó el empuje del primero. En aquel mandato estaba la expectativa del cambio. Creo que la alternancia de los partidos es necesaria. También de los legisladores en el Parlamento. Hay gente que siempre vivió a costillas del Estado y nunca tuvo que salir a buscar su salario.

—¿Dónde faltó empuje?

El propio Vázquez perdió entusiasmo. En momentos en que tuvo que definir cosas no lo hi-zo. Caso concreto su compañero de fórmula. Siempre tuvo posturas ambiguas, y cuando una persona que se caracterizó por frases como la de la mano en la lata, luego no aplica su discurso, se da una falta de coherencia y aceptación de los hechos. De alguna manera aceptó a Sendic. Nadie sabe por qué lo aceptó. Me da que pensar cosas… No quiero especular ni hacer hipótesis, pero por lo menos me da lugar a ciertas dudas.

—En el caso de Sendic, ¿no cree que la interna del FA encorsetó al mandatario y él buscó evitar conflictos?

Puede ser por la mecánica de funcionamiento del FA. Sin embargo lo siguen apuntalando. Quiere decir que es todo una gran farsa, o no tienen fuerza para cambiarlo.

—Más allá de estas cosas que señala, el FA sigue siendo el partido político con más apoyo ciudadano desde 2005.

Sí, porque veníamos de un período muy difícil. El FA sigue gobernando porque el primer gobierno fue bueno. En el segundo, a pesar de los disparates y barbaridades que se cometieron, el gobierno de Mujica fue un mandato de entusiasmo de la ciudadanía. Hoy, si mirás alrededor, no hay entusiasmo.

—Estaría el entusiasmo pero así y todo se "fumaron" US$ 800 millones en Ancap y volvieron a lograr el voto.

Bueno, pero no se conocía.

—Algunos dirigentes manejaban información, y volvieron a votar.

Sí porque soy frenteamplista. La gente me dice que critico a Sendic, pero igual lo voté. Y no. Yo voté a Tabaré Vázquez, y con él venía Sendic.

—Quizás no sabía exactamente quién era Sendic.

Sí. Algo sabía. Algo.

—¿Y decidió igual darle el aval para que llegue a ser vicepresidente?

No, no. No sabía todo lo que después se descubrió.

—¿Qué era lo que sabía?

Había cosas que no cerraban. Su falta de coherencia y cosas absurdas.

—¿Lo del título lo sabía?

No, me enteré después. Él me acusó de que yo había sido quien lanzó esa historia. Yo soy bioquímica, ahora después te muestro el título. La licenciatura eran cinco años en Cuba, no cuatro. Y recién ahí podías hacer genética. Me parecía absurdo lo de él. Nunca me dediqué a chismotear nada de eso. Ahora, que le había hecho tanto daño al país en lo económico, no tenía idea.

—¿Le gustaría que el FA gane nuevamente el gobierno?

Me gustaría que las muchas cosas buenas que hizo el FA no se perdieran. Eso es difícil si gana otro partido. Pero a su vez si gana el FA se corre el riesgo que la gente crea que con lo que hizo la izquierda, no pasa nada.

—¿Va a votar al FA en las elecciones?

Yo estoy en un movimiento de gestación, una persona que militó hasta ahora en el FA y que ya no está más.

—¿Qué significa que no quiere que las cosas buenas del FA no se pierdan?

Que no votaría ni a blancos ni a colorados .

—¿Pero si ganan los blancos entiende que va a haber un retroceso?

Sí. Depende del blanco que vaya. Con Lacalle Pou habría más riesgo.

—Es afirmación se la vengo escuchando a varios dirigentes del FA y me remonta a lo que decían los colorados en 2005 en las charlas de boliche. Aquello de que si ganaba la izquierda se iban a llevar los niños para Cuba.

Y vos sabés que puede haber algo de eso. Los humanos estamos sujetos a convencionalismos. Quizás tengo un estereotipo sobre Lacalle Pou. Conozco a Julia Pou, a Luis Alberto. Me saludo con ellos y me caen simpáticos. No es ese el tema. Lo que sí es que cuando analizo lo hago en función de trayectorias y discursos. Nadie se forma los estereotipos de un día para el otro. Lo que sí puede pasar es que como los tiempos cambian puede ser que esta gente haya cambiado y yo no lo perciba. Si me preguntás qué votaría en un balotaje entre blancos y el FA, va a depender del candidato. Si me merece confianza, voto al Frente, pero si no lo voy a hacer en blanco. No voy a votar al Partido Nacional.

—Habló de ese nuevo grupo. Es un hecho que está en conversaciones con Mieres del Partido Independiente.

Y con mucha gente. Los decepcionados del Partido Colorado, como Fernando Amado. La idea es formar un espacio. Nuestra idea es un movimiento progresista de izquierda.

—Pensando en las mujeres en la política, ¿aceptaría ser la vice de esta nueva alianza electoral?

No sé, es una hipótesis de la que prefiero no hablar.

—Está bien, es una hipótesis mía en base a información que me comentaron. ¿Le pregunto si aceptaría?

Yo soy más bien ejecutiva. No sé si me bancaría el Parlamento. No lo tengo en la cabeza y no está en estos momentos… Lo tendría que pensar, dónde es que puedo ayudar más. Sería para mí muy honroso que me lo ofrecieran.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º