RUMBO A LAS ELECCIONES NACIONALES

Seis candidatos, una llegada tardía, abrazos y selfies: el primer encuentro cara a cara

Los presidenciables escucharon planteos de los productores rurales.

Precandidatos a las elecciones en Uruguay. Foto: Leonardo Mainé
Martínez, Mieres, Lacalle Pou, Manini Ríos, Abella y Talvi escucharon las propuestas que realizan las CAF “al próximo gobierno”. Foto: Leonardo Mainé

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Pasan casi 10 minutos de las nueve de la mañana y el dirigente socialista Gustavo Bernini aguarda algo ansioso al borde de las largas escaleras del hotel NH Columbia, que llevan a una sala donde las Cooperativas Agrarias Federadas (CAF) presentarían un documento con propuestas a los candidatos a presidente.

Adentro ya conversan Luis Lacalle Pou (Partido Nacional), Ernesto Talvi (Partido Colorado), Guido Manini Ríos (Cabildo Abierto), Pablo Mieres (Partido Independiente) y Gonzalo Abella (Unidad Popular). Pero Daniel Martínez, el candidato del Frente Amplio, no aparece.

“Llega tarde a todos lados”, bromea a viva voz Bernini, presidente del Instituto Nacional de Cooperativismo, mientras camina de un lado al otro.

En la sala se inicia la actividad. Habla Virginia San Martín, presidenta de CAF y productora de San Carlos, mientras los candidatos escuchan en primera fila. Lacalle Pou se sentó en una silla en el centro. A su derecha Mieres y a la izquierda Manini, siempre con el rostro serio.

San Martín dice que la situación del campo “es bien complicada” y que les preocupa “la sostenibilidad de las cooperativas agrarias”.

Ernesto Talvi saluda al también candidato presidencial Guido Manini Ríos. Foto. Leonardo Mainé
Ernesto Talvi ha sembrado dudas respecto a si está dispuesto a integrar una coalición de gobierno que incluya a Cabildo Abierto. Foto. Leonardo Mainé

Un rato más tarde se abren las puertas de la sala y aparece Martínez, con los lentes de sol todavía puestos. Camina rápido, atraviesa la sala, y se sienta en la silla que le dejaron libre. Saluda a Mieres, quien está a su lado e incluso lo ayuda a sacarse el saco.

Martínez observa al costado e intercambia una mirada con Lacalle Pou. Entonces los dos se ríen y el candidato blanco busca su saludo: pasa su brazo derecho por detrás de Mieres y estrecha la mano.

Allí están juntos seis de los 11 candidatos que competirán por el sillón presidencial el domingo 27 de octubre. Es la primera vez que se ven cara a cara, más de tres semanas después de las elecciones internas y en el arranque de la campaña rumbo a la elección nacional.

Toman nota.

San Martín dice que hay que ir a un sistema de relaciones laborales modernas. Como si fuera una clase, Talvi y Abella toman apuntes de la disertación. El economista llegará a escribir dos carillas de un cuaderno que extrajo de una mochila negra, esa que suele llevar a todos lados y que le acercó su asesora de comunicación. Los demás escuchan, con aparente atención.

Termina de hablar San Martín y la presentadora Claudia García saluda la llegada tardía de Martínez (“por lo menos no se pierde todos los discursos”) y lo excusa: “Es una mañana de muchas actividades”. Otros cinco candidatos también fueron invitados pero no concurrieron. Por ejemplo, el candidato del Partido de la Gente Edgardo Novick había confirmado su asistencia y al final se ausentó.

La presentadora le pide a los candidatos que se paren para tomar una improvisada foto de familia, que termina siendo un momento algo desprolijo. Es la hora de la distensión. “Venga, maestro”, le dice Lacalle Pou a Abella, el candidato de Unidad Popular.

Luis Lacalle Pou le da la mano a Gonzalo Abella, de Unidad Popular. Foto: Leonardo Mainé
Luis Lacalle Pou le da la mano a Gonzalo Abella, de Unidad Popular. Foto: Leonardo Mainé

Algunos se suben al estrado pero todos no entran. “Los petisos abajo”, dice el candidato blanco. “Los pelados arriba”, grita Martínez y se coloca junto a Abella. Pero al final bajan los seis y todos posan con una carpeta de la CAF en la mano, salvo el candidato frenteamplista, al que no le habían dado nada. “Ay, Martínez no tiene”, lamenta una encargada de la CAF, pero ya es tarde.

Los candidatos esbozan una leve sonrisa, mientras los mozos empiezan a ofrecer café, jugo de naranja y ensalada de frutas. El estricto traje de Lacalle Pou y de Talvi contrasta con la informalidad de Martínez y Abella, ambos de pantalón, camisa y buzo.

Tras la foto, todos cruzan saludos. “Nos vemos”, le dice Lacalle Pou a Talvi y a la pasada le da la mano al expresidente Julio María Sanguinetti.

Después se acerca a Manini Ríos. “General, un gustazo verlo. Saludos por su casa”, se despide de un hombre que sabe puede llegar a precisar para formar una coalición de gobierno si gana las elecciones. Luego palmea a Mieres en la espalda y enfila hacia la salida. Unos metros más allá Bernini le pide a Martínez para sacarse una selfie (“la última foto que tengo contigo es muy vieja”, dice) y le da un apretado abrazo.

Fiscalías especiales para el agro

El vicepresidente de las Cooperativas Agrarias Federadas (CAF), Pablo Perdomo, dijo ayer en la presentación de sus “propuestas al próximo gobierno” que la seguridad rural debe ser “una política de Estado”, ya que los abigeatos “se han transformado en moneda corriente” y deben implementarse medidas ya anunciadas.

Y deslizó una propuesta muy concreta: “¿No necesitamos fiscalías especializadas en la realidad agropecuaria para un mejor abordaje de este problema?”. El tema también se maneja en un documento que entregó CAF a los candidatos a presidente. Allí se plantea mejorar la coordinación institucional entre el Ministerio del Interior, la Fiscalía General de la Nación y la Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (Cotryba). CAF entiende que el abigeato “aumenta la desmotivación tanto de los pequeños como de los grandes productores, afectando directamente el afincamiento de las familias en el medio rural”. Perdomo concluyó así su discurso: “Frente a las crisis, las cooperativas no nos vamos”.

Martínez: “Tengo a mi gente llamando”
Coordina reuniones técnicas con los demás candidatos, que no serán públicas
Luis Lacalle Pou dialoga con Daniel Martínez. Foto: Leonardo Mainé

“Ahora se me fueron (los otros candidatos), pero tengo a mi gente llamando”, adelantó ayer el candidato frenteamplista Daniel Martínez, sobre los encuentros que pretende concretar con los demás presidenciables para buscar puntos de acuerdo. El exintendente anunció que planteó que las reuniones “no sean públicas”. Y explicó: “Nos podemos juntar en educación, seguridad y otros temas más, para ver en qué coincidimos. Si logramos acordar, espectacular. Los sacamos del debate, de la carnicería que a veces se vuelven las campañas políticas”.

Martínez se imagina encuentros técnicos y es optimista: “Tengo una serie de temas que es hasta posible que lleguemos a acuerdo. Al escuchar los discursos vemos que no estamos tan lejos”.

Cuando se aprobó la fórmula frenteamplista el 18 de julio pasado, el candidato afirmó que cree en las políticas de Estado y que, gane quien gane, se deben continuar. “Busquemos los puntos de acuerdo y avancemos como nación. Las políticas de estado son imprescindibles”, indicó Martínez.

Pautas salariales "modernas"

El tema que más preocupa hoy en las Cooperativas Agrarias Federadas es el actual sistema de relaciones laborales. Su presidenta, Virginia San Martín, señaló ayer en la presentación de las “propuestas al próximo gobierno” que hay que ir a “pautas más modernas” en donde “se tengan en cuenta momentos como pasa ahora con la agricultura”. Dijo que está en riesgo “la pérdida de empleo”, un tema “que en las cooperativas ha pesado y ha pesado mucho”.

En CAF proponen que se negocie en forma tripartita por rama o sector “un (salario) básico igual para todos y luego que cada empresa en forma bipartita negocie por encima de dichos mínimos”, en base a sus “reales posibilidades, como forma de articular adecuadamente las variables de salario y fuente de trabajo”, según indicó San Martín.

CAF es la única federación que nuclea a las cooperativas agrarias de Uruguay y representa a más de 10.000 productores rurales, fundamentalmente de pequeña y también mediana escala.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)