LINEAMIENTOS DEL GOBIERNO CAPITALINO

Sector hotelero mira con lupa las nuevas medidas financieras que anunció la IMM

La comuna concretó un plan de reactivación que busca alivianar la carga de una de las industrias que más padece la llegada de la pandemia del COVID-19.

Carolina Cosse comunicó las medidas junto al presidente de AHRU, Francisco Rodríguez. Foto: Francisco Flores
Carolina Cosse comunicó las medidas junto al presidente de AHRU, Francisco Rodríguez. Foto: Francisco Flores

Jerarcas de la Intendencia de Montevideo anunciaron ayer una serie de medidas para el sector hotelero de la ciudad con el objetivo de “mantener a la capital como el destino turístico principal del país”.

Después de más de dos meses de negociaciones con la Asociación de Hoteles y Restaurantes del Uruguay (AHRU), la comuna concretó medidas financieras que buscan alivianar la carga de una de las industrias que más padece la llegada de la pandemia del COVID-19.

“Esto es como un terremoto que nos vino a todos el 13 de marzo. A nosotros en 15 días se nos cayeron todos los negocios desde hotelería, casino, spa, todo. La diferencia con un terremoto de verdad es que nuestra estructura está intacta y nuestra vocación de servicio también”, explicó el director del Hotel Victoria Plaza, Horacio Sardeña.

Sumado a la llegada de Airbnb, que ya es un adversario pesado para la hotelería por haber hecho que bajaran las tarifas y la industria se vea perjudicada, la pandemia fue un golpe de gracia para muchos hoteles, según sostienen a El País desde el sector.

Cuatro lineamientos.

En concreto, la comuna anunció cuatro medidas financieras para el sector hotelero: primero, la posibilidad de diferir el pago de la contribución inmobiliaria y la tasa general a pagar en 2021 para pagarla en 2022. Segundo, los hoteles que hayan presentado atrasos en el pago de los tributos durante 2020, pero tengan un historial de buenos pagadores, podrán realizar un convenio de pago de lo endeudado para poder adherir al diferimiento. Tercero, al momento de pagar lo diferido en 2022, existirá una bonificación si los hoteles logran mantener su estructura y los puestos de trabajo. Es decir, pagan menos de lo que tenían que pagar en 2021. Además, habrá más bonificación para los que aumenten la cantidad de puestos de trabajo. Cuarto y último, los hoteles que tengan deudas previas a la pandemia podrán adherir al sistema de pago por convenio general de la intendencia.

Según la cofundadora de la cadena Regency Hotels, Gabriela Margoniner, “es muy positivo que finalmente el gobierno departamental de Montevideo haya empezado a entender la crisis por la que está atravesando el sector”. Sin embargo, enfatizó en que las medidas serán exitosas a partir del porcentaje que se les descuente, un número que la intendencia todavía no dio a conocer. “Las medidas pueden ser buenas, dependiendo de las bonificaciones que realmente se terminen aplicando. De eso depende todo”, dijo.

“Una cosa que no veo con buenos ojos es el tema de diferir los pagos, ¿no será pan para hoy y hambre para mañana? Porque después hay que remontar el avión con la mochila”, sostuvo el director del Hotel Victoria Plaza. “Solamente me da aire para no morirme, pero después con todas las dificultades que va a tener el nuevo mundo no sé qué es lo que va a pasar”, dijo.

Esas “dificultades del nuevo mundo” son la gran interrogante del sector hotelero. ¿La gente volverá a hacer turismo como antes? ¿Qué rol juega el miedo?

Movimiento de turistas en el Aeropuerto de Carrasco para viajar en plena pandemia de coronavirus. Foto: Fernando Ponzetto
Movimiento de turistas en el Aeropuerto de Carrasco en plena pandemia. Foto: Fernando Ponzetto (Archivo)

El presidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes del Uruguay explicó que: “Con las últimas noticias de las vacunas y posiblemente con una cierta apertura para fines de marzo estamos tomando la Semana de Turismo como el arranque de esta nueva realidad”.

Aunque es cierto que la industria hotelera se vio golpeada en todo el país, quienes están en el rubro están de acuerdo en que lo peor se vivió en Montevideo. Esto se vincula con la dependencia de los huéspedes que llegan a la ciudad desde el exterior con motivo de negocios y también por la acogida de personas del interior que hoy en día dejaron de visitar la capital por contar con la mayor cantidad de casos activos de coronavirus en el país.

Las propuestas formalizadas ayer por el gabinete de Carolina Cosse para el sector hotelero se asemejan al paquete de medidas que propuso el Movimiento de Participación Popular el pasado lunes al Parlamento para contener la crisis ocasionada por el COVID-19. Entre otras propuestas, la agrupación de izquierda planteó al gobierno nacional cancelar las deudas con el BPS a pequeñas y medianas empresas, así como la posibilidad de diferir los pagos de alquileres a personas que estén en situación de desempleo y declarar la emergencia turística.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados