CAMPAÑA

Sartori quiere escuchar aportes

El precandidato lanzó “El plan de todos”. "Nosotros queremos gobernar para que todos los uruguayos se sientan respaldados y motivados para alcanzar sus metas”, dijo.

Sartori ayer en el acto en el que lanzó su “Plan de todos” en la sede de su grupo de Plaza Independencia. Foto: Prensa Juan Sartori.
Sartori ayer en el acto en el que lanzó su “Plan de todos” en la sede de su grupo de Plaza Independencia. Foto: Prensa Juan Sartori.

El precandidato nacionalista Juan Sartori lanzó ayer lo que denomina “El plan de todos” que será diseñado por equipos técnicos organizados en mesas temáticas “ordenando los problemas, organizando las soluciones, y estimando cuáles de esas soluciones son aplicables en cada una de las regiones”.

“De nada sirve que nos reconozcan todos los derechos si en la práctica no hay posibilidad de ejercerlos. La mala política reconoce, pero no garantiza. La política que yo quiero construir con ustedes se quiere esforzar en la vigencia concreta, tangible y real, de todos los derechos que tienen los uruguayos. Nosotros queremos gobernar para que todos los uruguayos se sientan respaldados y motivados para alcanzar sus metas”, dijo Sartori.

“Algunos de nuestros compatriotas se ven en la necesidad de migrar dejando atrás afectos de los que se tienen que separar por necesitad. Pero nosotros podemos fomentar lo contrario: Un país de arraigo, más atractivo, menos disolvente, sin renunciar a nuestra apertura al mundo global. Nosotros queremos gobernar para que cada uruguayo pueda administrar con libertad su vida económica, que pueda tomar decisiones de largo plazo sin esas incertidumbres que le provocan angustia. No fomentemos la dependencia sino la autonomía, la autoestima y la responsabilidad. La mala política quiere transformarnos en dependientes dóciles de los que gobiernan, que además lo hacen mal”, dijo Sartori ayer en el acto en el que lanzó su “Plan de todos” en la sede de su grupo de Plaza Independencia.

“La política se hace abstracta e inentendible cuando se aleja del ciudadano, de sus expectativas, de sus sueños y de sus necesidades. La buena política es cercana, integradora, responsable y muy innovadora. Los problemas no sirven para ser contemplados. Solo son útiles para ser resueltos”, sentenció.

“Llegar al gobierno solamente tendrá sentido si le damos un giro al país que hoy tenemos. Aprovechando lo bueno, pero desechando lo malo”, culminó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados