CAMPAÑA ELECTORAL

El efecto Sartori agita la interna nacionalista y genera inquietud en las filas de Lacalle Pou

En “Todos” aguardan la siguiente encuesta para analizar el escenario.

Luis Lacalle Pou y Juan Sartori. Fotos: archivo El País.
Luis Lacalle Pou y Juan Sartori. Fotos: archivo El País.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

En el brindis de fin de año chocaron las copas deseando ganar las elecciones. Sabían que la campaña iba a ser dura. Complicada. Que la pelea con el Frente Amplio sería difícil. Que la interna blanca no se podía dar por ganada de antemano, pero que allí el partido era más sencillo. Los dirigentes del precandidato Luis Lacalle Pou cerraron el 2018 con un plan y una estrategia mirando a octubre de este año.

Sabían que la campaña electoral para junio podía transitarse -casi- con piloto automático. Esa euforia colectiva era bajada a tierra por el mismo candidato en cada reunión. “Hay que jugar como si fuéramos perdiendo cinco a cero”, les repetía su líder. Pero lo cierto es que el marcador mostraba que iban ganando siete a cero y el rival tenía dos lesionados.

Pero un cambio en la plantilla en el arranque del segundo tiempo cambió el partido. Juan Sartori llegó a Uruguay el 5 de noviembre. Entró al país por la sala Vip del aeropuerto de Carrasco y desde ese momento invirtió una cifra significativa de dinero para hacerse conocer por la gente.

“Lo que yo logré en tres meses, acá en Uruguay, hay políticos que no lo consiguen en toda su carrera política”, admitió Sartori la semana pasada frente al selecto grupo de empresarios que integran el “Piso 40. Club de Ejecutivos” en el World Trade Center.

Juan Sartori lanzó oficialmente su campaña en el Palacio Peñarol. Foto: Marcelo Bonjour.
Juan Sartori lanzó oficialmente su campaña en el Palacio Peñarol. Foto: Marcelo Bonjour.

Desde noviembre a hoy Sartori pasó a marcar en las encuestas 17% (Cifra), 14% (Opción) y 16% (Equipos). Su crecimiento sorprendió a los blancos. A tal punto que llevó a que una de las precandidatas, Verónica Alonso, haya decidido bajar su postulación y plegarse al empresario millonario.

A eso se suma una pérdida significativa de intención de voto del favorito en las últimas mediciones. Lacalle Pou perdió 19 puntos de acuerdo a la encuesta de Cifra, 12 puntos según el estudio de Equipos, y 15 puntos en la encuesta de Opción.

El líder de “Todos” sigue siendo el claro favorito en la interna del Partido Nacional, pero la brusca caída en la última medición generó preocupación en su entorno. En especial hay una cierto desconcierto ya que no han encontrado una razón ni argumento que explique la baja.

¿Es la irrupción de Sartori? ¿El crecimiento de los colorados le está quitando votos? ¿La propuesta de Larrañaga sobre seguridad logró “robarle” electorado? No lo tienen claro la dirigencia ni tampoco los analistas de las diferentes consultoras de opinión.

Lo cierto es que aquel escenario de extrema tranquilidad que gozaba el “lacallismo” se ve ahora amenazado.

Esto no ha generado que se prendan luces amarillas ni que se visualice un escenario de derrota. Pero en el sector Todos entienden que algún ajuste o mayor intensidad deben implementarse para contrarrestar la estrategia de Sartori de estar en todos lados.

“Es una especie de Droopy. Sartori está en todos lados y en los medios tiene alta presencia”, comentó a El País un dirigente de Todos. Su comparación con el dibu-jito animado que aparece -ca- si como duplicado- por diferentes lugares al mismo tiempo es acertada.

El empresario convoca a la prensa para reunirse con el Pit-Cnt, cuando decide irse a vacunar contra el sarampión, cuando viaja con su esposa a Artigas para bailar samba, en la feria, recorriendo el río Santa Lucía, en los basurales de Montevideo, con el intendente de Canelones, con Sanguinetti. Y la lista es larga.

Su figura genera simpatía. Las encuestas que miden ese indicador lo colocan por arriba de los colorados Ernesto Talvi y Amorín Batlle, los blancos Enrique Antía, Alonso, y los frentistas Mario Bergara, y Óscar Andrade.

Incluso tiene menos rechazo que Lacalle Pou. Mientras el líder de la interna tiene un 52% de antipatía, el rechazo a Sartori en el estudio de Equipos es de 38%. En su caso aún tiene un 38% de desconocimiento entre la población.

En cambio, mientras Sartori mostraba una sobreexposición mediática, Lacalle Pou dedicó semanas a una gira pueblo a pueblo, donde realizó una agenda de prensa con los medios locales.

En el comando del líder de Todos sostienen que hoy la situación es preocupante. Pero eso no puede generar alarma. Que lo que ocurrió fue que llegó una ola y hay que esperar a que el mar vuelva a retroceder para ver cómo queda la playa.

Luis Lacalle Pou, precandidato por el Partido Nacional. Foto: Marcelo Bonjour
Luis Lacalle Pou, precandidato por el Partido Nacional. Foto: Marcelo Bonjour

Pero confían en su estructura y en el plan. Incluso los consultados por El País recordaron que la encuesta de Cifra se hizo antes del acto de lanzamiento de Lacalle Pou en el estadio de Wanderers y de la presentación del programa.

Ayer por la mañana los dirigentes de Lacalle Pou se preguntaban si su candidato tiene que salir a enfrentar electoralmente a Sartori. Unos creen que sí, que tiene que atacar. Otros dicen que “paga más” mantenerse leal a su estrategia positiva.

El precandidato tiene clara una consigna: “Todo el mundo nos puede morder a nosotros y nosotros no podemos morder a nadie”, respondió el miércoles a Diario de Campaña, de Nuevo Siglo TV. El líder blanco sostiene que debe cuidar la unidad interna e incluso a sus futuros aliados dentro de la oposición para ganarle al Frente. Por eso mantendrá el rumbo y cautela hasta la próxima encuesta.

¿Lacalle Pou es un buen candidato a vice?

Lacalle Pou dijo a El País que no ve en Sartori un posible compañero de fórmula. Y en Nuevo Siglo TV agregó que tampoco le gustaría que fuese Verónica Alonso. Ayer Sartori retrucó los dichos del senador. “A mí no me gusta andar repartiendo cargos antes de haber ganado una elección”, dijo a Subrayado de canal 10, y añadió: “Un vicepresidente debería tener muchísima experiencia en lo legislativo, conocer cada rincón del Palacio Legislativo, tener un apellido ilustre dentro del partido. Quizás Lacalle Pou sería un excelente vicepresidente”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)