ELECCIONES

Sanguinetti, seguro que “los votos van a venir”

Insistió con la coalición con el Partido Nacional para 2020.

El precandidato colorado Julio María Sanguinetti habla con el exministro Lucio Cáceres y Pablo Ferrari. Foto: Leonardo Mainé
Sanguinetti con el dirigente Pablo Ferrari y el exministro Lucio Cáceres en la presentación de las bases programáticas. Foto: Leonardo Mainé

Convencido de que “los votos van a venir, sean los que sean”, el precandidato del Partido Colorado Julio María Sanguinetti presentó las conclusiones generales del emprendimiento denominado Ideas para el Gobierno 2020, elaborado en once encuentros temáticos, y que será la base del programa de gobierno que presentará el expresidente.

“Estamos en el gran camino. Los votos estarán, los que sean, vendrán, pero más allá de los votos vamos a sentirnos reconciliados con nuestra historia para mirar hacia el futuro”, dijo el precandidato en un discurso de algo más de una hora en la sede colorada, en presencia de técnicos y simpatizantes del sector Batllistas, que encabeza.

Antes de entrar de lleno con las propuestas, Sanguinetti insistió en el acuerdo con el Partido Nacional para tratar de ganar el gobierno.

“Sabemos muy bien donde están las diferencias con el Partido Nacional, sabemos muy bien que un herrerista y un batllista no son lo mismo. Tenemos diferencias pero también coincidencias, que son más, lo hemos visto estos días en los discursos”, recordó. Y remarcó “la posibilidad de sumar esfuerzos para un gobierno de coalición para que el país tenga los cambios necesarios”.

Las ideas

En materia de relaciones laborales, planteó que “hay que cambiarlas”, respetar “la vida sindical dentro de la Constitución, pero también hay que corregir los excesos que pesan en la pequeña y mediana inversión”. Y agregó: “Ahí es donde hay más castigo impositivo. Se discute de salario pero hoy hay que discutir el empleo, modernizar las relaciones laborales. En nuestra dirigencia sindical hay concepciones marxistas, anacrónicas. Confiamos en que luego vayan madurando”.

También impulsa “otra batalla” por la educación. “No podemos resignarnos a estos años lectivos de 120 o 150 días. Tenemos que cambiar. Tenemos que rescatar el impulso de la reforma de Rama, no repetirlo porque aquello pasó”, sostuvo, para añadir que “las gremiales de profesores son una expresión de conservadurismo”. Sanguinetti también aclaró que un futuro gobierno de coalición no se alejará del Mercosur. “Hay que establecerlo sobre las bases que debe establecerse. Hay que afirmar la zona de libre comercio”, indicó el expresidente.

Asimismo, en materia de integración vinculó el Mercosur con la política exterior del país. “Hay que ofrecer dignidad, soberanía, libertad y garantías. Nada más primitivo y pobre que esta política exterior de amistades con grupos ideológicos, como Venezuela y en complicidad con la dictadura. Esa política ha achicado al Uruguay. Ha ajado nuestra tradición democrática”, subrayó.

En el tema de la salud pública, Sanguinetti fue muy crítico con el corralito mutual. Dijo que “ha dominado el burocratismo socialista”. Entonces agregó: “Ahí hay una diferencia esencial de este partido de la libertad y la justicia. En nombre de la justicia, el socialismo diluyó la libertad. La salud podrá tener el sistema de universalidad, pero no tiene el de la eficiencia”.

Y aunque admitió que no va a ser fácil, Sanguinetti afirmó que hay que “estimular la competencia sana”, porque el gobierno “ha hecho lo opuesto, igualar”. Por eso “las mutualistas no tienen el estímulo para competir, para superarse. Todo está igualado. Nuevamente el rasero socialista nos vuelve a emparejar para abajo”, afirmó Sanguinetti.

Las propuestas serán editadas en los próximos días.

“El país está hipotecado, no quebrado, pero sí hipotecado”

El precandidato colorado Julio María Sanguinetti reseñó la coyuntura económica que esperará al próximo gobierno a partir de marzo de 2020. En ese sentido pronosticó “una situación económica difícil”.

“El ministro Astori se enoja cuando digo que el país está hipotecado, no quebrado pero sí hipotecado”, indicó Sanguinetti. “Estará quebrado si el gobierno que viene no asume la tarea de reordenar las finanzas del Estado y lograr que las potencialidades de crecimiento del país vuelvan a aparecer. Hoy están adormecidas”, sostuvo.

Para Sanguinetti, el gobierno “hoy está inhibido de ayudar a sectores productivos que lo están pidiendo porque expandir aun más el déficit fiscal significaría perder el grado inversor, y alejar aún más las posibilidades de inversión”.

El expresidente, que fue muy aplaudido, apuntó a la gestión del ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro. Al respecto, afirmó que “ha tratado de destruir al sistema de previsión social, de horadarlo desde adentro, porque no cree que el ciudadano tenga derecho a ahorrar porque lo sigue viendo como una expresión de egoísmo de la sociedad capitalista. No ve que en esa capacidad de ahorro hay una actitud de libertad”.

“No es libre quien está dependiendo de esa dádiva del Mides, no es libre”, insistió el expresidente, y agregó que “no se ha logrado sacar a la gente de la calle”.

ESPECIAL

Para saber más

Elecciones 2019: encuestas, noticias, frases, entrevistas, imágenes y videos de la campaña electoral en Uruguay los encontrás en nuestro especial Uruguay Vota.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados