VISITA A COLOMBIA

Sanguinetti dijo que lo que pasa en Chile es producto de "dolores del crecimiento"

"En Chile se ha generado una clase media pero arrastra un pasado de gran desigualdad y eso a veces aflora en la impaciencia de la gente que quiere mejorar aún más", dijo. 

Sanguinetti. Foto: Marcelo Bonjour.
Sanguinetti. Foto: Marcelo Bonjour - Archivo El País 

El expresidente uruguayo Julio María Sanguinetti aseguró en Bogotá (Colombia) que las protestas sociales de Chile no derivarán en una revolución, al tiempo que achaca lo ocurrido en ese país a lo que llama "los dolores del crecimiento" de una clase media que viene de un pasado de "gran desigualdad".

"No estamos en camino de una revolución, estamos en camino de reclamos y de los dolores de crecimiento. En Chile se ha generado una clase media pero arrastra un pasado de gran desigualdad y eso a veces aflora en la impaciencia de la gente que quiere mejorar aún más", dijo el exmandatario, de 83 años.

Desde el pasado 18 de octubre Chile vive un estallido social sin precedentes con masivas manifestaciones, así como focos de violencia y disturbios que la semana pasada fueron reprimidos por el Ejército y las fuerzas del orden y que hasta la fecha se han cobrado la vida de al menos 20 personas.

Sanguinetti señaló que al mandatario chileno, Sebastián Piñera, se le encendió inesperadamente "una chispa" por la subida del precio del metro de Santiago, que después fue anulada, y se produjo "toda una revuelta, en la cual luego que está en la calle aparece el violento, el fundamentalista, el pequeño grupo organizado".

Recordó que durante sus dos mandatos la expresidenta socialista chilena Michelle Bachelet (2006-2010 y 2014-2018) -actual alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos-, también tuvo que afrontar "las enormes revueltas estudiantiles producto de un sistema que era muy injusto en la educación".

"La demanda de educación en Chile ha sido muy fuerte en estos últimos años, muy fuerte, y ha ido mejorando, no lo suficiente y ahí está el desafío de la democracia, de poder enfrentar estas cosas dentro de la ley, dentro del marco del Estado de Derecho", aseveró.

Sanguinetti advirtió que se debe hacer sentir a los manifestantes que "no hay atajos, que no hay el lugarcito por el cual uno entra y decreta la felicidad" para cumplir con las peticiones de educación, pues todo eso es un proceso.

"Es un proceso de construcción (...) que requiere inversión. En el medio de la revuelta no hay inversión, en un país inestable nadie invierte, es fundamental generar inversión", dijo.

En ese sentido, explicó que para conseguirlo debe haber legalidad y un "Estado de derecho activo", pues es a partir de ahí que entran las autoridades "para distribuir del modo mejor" los recursos.

El expresidente uruguayo valoró que América Latina ha tenido un crecimiento "incuestionable" en los últimos 20 años, en los que se ha mejorado la "calidad democrática" a excepción de los casos del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela y del gobierno de Evo Morales en Bolivia.

"La democracia ha crecido, la economía ha crecido, la pobreza ha bajado, se ha expandido la clase media", aseveró Sanguinetti.

Elecciones en Uruguay. 

Sobre el proceso electoral en Uruguay, Sanguinetti cree que la oposición volverá al poder después de 15 años de gobiernos del Frente Amplio (FA).

Al respecto, Sanguinetti fue contundente: "Claramente la oposición ha sido mayoría, el partido de gobierno no llegó a sus guarismos anteriores, de modo que todo indica que vamos camino a una alternancia".

"Se está construyendo una coalición opositora que presenta el doctor Lacalle Pou como candidato, que fue el que quedó para la segunda vuelta frente al candidato oficialista. Personalmente creo que va a haber alternancia y que él va a ser el próximo presidente", indicó. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)