RECONOCIMIENTO

Sanguinetti destacó que Mujica "no ha sido un hombre revanchista"

"No ha cultivado la revancha, el enojo, las viejas diferencias. Todo lo contrario y ese es un aporte. Todo lo demás pueden ser diferencias porque somos muy distintos", dijo el expresidente.

Julio María Sanguinetti y José Mujica. Foto: Leonardo Mainé.
Julio María Sanguinetti y José Mujica. Foto: Leonardo Mainé.

Los expresidentes José Mujica y Julio María Sanguinetti participaron de una entrevista este miércoles tras su histórica salida de la Cámara de Senadores, en una sesión en la que ambos dieron un cierre a su actividad parlamentaria.

El expresidente colorado (1985-1990; 1995-2000) destacó que Mujica "no ha sido un hombre revanchista". "Estuvo en la guerra, hizo la paz y como dijo hoy abandonó el odio porque eso embrutece. Habla de una dimensión muy importante, más allá de cualquier debate político. Eso es un aporte sustantivo. No ha cultivado la revancha, el enojo, las viejas diferencias. Todo lo contrario y ese es un aporte. Todo lo demás pueden ser diferencias porque somos muy distintos, él es blanco", dijo entre risas.

Sanguinetti indicó que en esta jornada especial sintió "tranquilidad" y que tenía "una cosa muy particular". Dijo que no le había dado "ninguna relevancia" a su salida hasta que Mujica le comentó que se iba antes del Presupuesto: "Nos vamos los dos entonces porque yo al Presupuesto no lo aguanto, me muero", recordó entre risas. "Somos adversarios, fuimos enemigos un tiempo", destacó el expresidente colorado.

"El viejo político y el viejo guerrillero. Las dos mitades. Me vino justito a la memoria ese verso de Octavio (Paz) a quien tanto admiré y tanto quise y me pareció que poéticamente era un modo precioso de decirlo", dijo Sanguinetti sobre su cita al escritor y diplomático mexicano. "Podemos discrepar pero no por eso se va a producir una grieta política", agregó.

A su turno, Mujica dijo que cuando se abrazó con Sanguinetti tras sus discursos "no pensaba nada, lo hice naturalmente, espontáneamente, es mentira que todo se piensa. Éramos dos viejos que estábamos en una despedida y pensé que pegaba. Lo sentí", señaló.

"Hace rato que me estaba sintiendo como un florero porque estamos en pandemia", dijo en referencia a la "limitación muy fuerte" para su tarea de senador que "impone relaciones humanas". "Este virus me echó para afuera", graficó.

"La política no es una profesión, es una pasión, y se tiene como vocación o no se fabrica", destacó por otro lado el expresidente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados