Inteligencia del Estado

Si revela un secreto de Estado un legislador podrá ser destituido

Nuevo sistema de Inteligencia estatal estará bajo el control parlamentario.

Decisión: hay acuerdo para que el organismo concentre tareas de numerosos sistemas actuales. Foto: archivo El País
Decisión: hay acuerdo para que el organismo concentre tareas de numerosos sistemas actuales. Foto: archivo El País

La creación del Sistema Nacional de Inteligencia del Estado (SNIE) es casi un hecho. Tras casi una década de discusión en el Parlamento, finalmente los partidos políticos se pusieron de acuerdo y restan ajustes mínimos para llevar el proyecto a sala.

Uno de los aspectos más resaltables del nuevo organismo es que concentrará la actividad de casi una decena de sistemas de inteligencia que hoy funcionan desperdigados entre varias dependencias tanto militares como policiales y civiles.

En adelante, la situación será más centralizada y a la vez tendrá un más estricto control parlamentario. A punto tal que en el futuro cuando un director general del nuevo organismo informe a la comisión de seguimiento que habrá en el Parlamento, el contenido de sus explicaciones tendrá un carácter de estricta reserva.

Incluso, de acuerdo con lo que establecerá la ley y su posterior reglamentación, un le-gislador que difunda informaciones recogidas en ese ámbi- to de Inteligencia podrá "has- ta ser destituido", a pesar de tener fueros, explicó a El País el representante nacional por el Frente Amplio José Carlos Mahía.

El legislador indicó que hoy en día numerosos organismos estatales llevan adelante tareas de Inteligencia, como las tres Fuerzas Armadas, el Ministerio de Defensa, la Policía, Aduanas, el Banco Central, el Ministerio de Economía y el de Relaciones Exteriores, entre otros, y que esfuerzos y recursos se diluyen por la falta de una articulación y coordinación, que es lo que pretende aportar esta nueva ley.

Además, el organismo que en su momento se creó para esa tarea no la cumple, que es la Dirección Nacional de Inteligencia de Estado (Dinacie), que ha tenido varios directores desde que fuera creada años atrás.

El proyecto crea un sistema nacional con una dirección general a cargo de una persona que podría ser militar o civil, lo cual será parte de la reglamentación, una comisión con representantes de distintos ministerios por la especificidad de algunas tareas de Inteligencia y estrategia, con un coordinador de la actividad que tenga venia del Senado a propuesta del Poder Ejecutivo.

Responsabilidad.

"Es muy bueno que esta Secretaría tenga contralor parlamentario a través de una comisión específica, integrada por senadores y diputados y nombrada por la Asamblea General, y cuyos integrantes tendrán una responsabilidad muy grande en tanto manejará información muy delicada", dijo Mahía.

El manejo de la información por parte de los legisladores es todo un tema. En muchas sesiones de los plenarios de ambas Cámaras los legisladores acuerdan un tratamiento secreto de determinado tema, pero al poco tiempo los detalles trascienden a los medios de comunicación.

El secreto peor guardado

En 2008 al Estado le vino la fiebre de la transparencia, y en ese marco divulgó en Internet nombres y datos personales de 222 miembros del servicio de Inteligencia militar, generando sorpresa y malestar en la comunidad. Salieron a luz sueldos, grados y demás datos personales de los agentes de la Dinacie, según El Observador.

Es la realidad. Ahora, cuando esta ley tenga vigencia, la cosa parece que va a cambiar por la fuerza de los hechos. "Habrá sanciones para la difusión de información recibida. Fíjese que la especificidad de la materia de que se trata es la seguridad del Estado, la seguridad interna, aspectos económicos sensibles. Si el director general comparte con parlamentarios información de esa, quien reciba esa información va a tener el peso de la responsabilidad", dijo Mahía.

El diputado recordó que los parlamentarios tienen un fuero dispuesto por la Constitución, pero en el proyecto de ley se establece que debe haber un especial celo para quienes integren esta comisión. La filtración "puede ser causal de destitución directamente", subrayó Mahía.

Los legisladores tienen presente que a comienzos de octubre el proyecto ingresará al plenario de Diputados, para ir luego al Senado.

La iniciativa de crear un sistema global de Inteligencia fue ideada durante el primer gobierno de Tabaré Vázquez y enviada al Parlamento, pero recién ahora verá la luz. Quizás sea una de las principales leyes sancionadas durante este segundo mandato de Vázquez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)