LA COLUMNA DE PEPEPREGUNTÓN

La resistencia

Bastó que el borrador de la ley de urgencia se hiciera público para que los mismos de siempre volvieran a anunciar catástrofes y, lo peor, a anunciar que enfrentarán y resistirán estas iniciativas.

El presidente electo Luis Lacalle Pou entregó a sus socios en la coalición y puso en el mismo día a disposición de los uruguayos todos el borrador de proyecto de Ley de Urgente Consideración que aspira a presentar al Parlamento no bien asuma el gobierno el 1° de marzo.

No debería haber sorpresas. En los 359 artículos del borrador se abordan prioridades que el propio Lacalle Pou planteó durante toda su campaña, tanto desde las diferentes tribunas como a través de su programa de gobierno, el que también hizo público. También se encaran con determinación algunos de los problemas que más preocupan a la mayoría de los uruguayos, que en octubre votó por el Partido Nacional, el Partido Colorado, Cabildo Abierto, el Partido Independiente y el Partido de la Gente).

Sin embargo, bastó que el borrador se hiciera público para que los mismos de siempre volvieran a anunciar catástrofes y, lo peor, a anunciar que enfrentarán y resistirán estas iniciativas.

Hubo de todo. Desde la siempre adorable Fabiana Goyeneche, quien sostuvo que el proyecto “elimina libertades, restringe derechos y atenta contra la clase trabajadora”, y llamó a la “resistencia” (¿convocará a las calles a sus amigos los colibríes?) hasta el diputado comunista Gerardo Núñez, quien no dudó en invitar a “enfrentar” estas reformas (¿lo hará “a la chilena”, rompiendo y prendiendo fuego todo?), pasando por las barras bravas de Nacional y Peñarol que condenaron enérgicamente el borrador presentado por Lacalle Pou (si esta gente dice que este no es el camino, sigamos avanzando).

Salió -cuándo no- el ministro Ernesto Murro, quien advirtió que la Ley de Urgencia planteada “afectará particularmente a domésticas y trabajadores rurales”. También levantaron las voces penalistas y organizaciones sociales, que cuestionaron que haya penas para quienes rompen una tobillera electrónica (¿y las mujeres amenazadas?), criticaron que se aumenten las penas para menores que cometen delitos graves (de nuevo, pobres “colibríes” y que se embromen los que son rapiñados o asesinados) y advirtieron que con estas medidas las cárceles colapsarán. ¿Y hoy como están las cárceles, señores que hacen gárgaras de derechos humanos? ¿Acaso alguien puede rehabilitarse en esos sitios indignos? ¿Y qué proponen? ¿Que para que no haya más presos hacinados se siga dejando en libertad a los que delinquen? ¿Dónde nos ha llevado eso? ¿No se dan cuenta que la gente de bien se hartó?

Y como broche de oro, desde el Pit-Cnt ya se amenaza con seguir adelante con las ocupaciones y los piquetes, y se adelanta que la Ley de Urgencia será “una fábrica de conflictos”. Conflictos que ellos mismos se encargarán de generar y alimentar. Es su especialidad.

Lo han dejado claro. No se resignan a haber perdido una elección y a que la mayoría de los uruguayos haya optado por otro proyecto. Van a “resistir”. A “enfrentar”. A movilizarse en las calles. Van a provocar al nuevo gobierno para que recurra al uso de la fuerza para hacer cumplir la ley.

Que el gobierno electo se prepare para lo peor. Porque hay gente que no ha aprendido nada. Y para la que, cuando peor, mejor.

[email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados