ELECCIONES

Reproches y acusaciones tras final de La Alternativa

El Partido Independiente se bajó de la coalición con Valenti y Andreoli.

El Partido Independiente consideró que Navegantes violó un pacto de silencio. Foto: Francisco Flores.
El Partido Independiente consideró que Navegantes violó un pacto de silencio. Foto: Francisco Flores.

El abrupto final se veía venir desde hace ya varios días: entre reproches y acusaciones mutuas, ayer murió La Alternativa, la apuesta de Pablo Mieres por construir un espacio socialdemócrata en la política uruguaya. Atrás quedaron varios años de esfuerzo y negociaciones para pensar una coalición por fuera del Frente Amplio y los partidos tradicionales, que tuviera peso electoral en las elecciones de 2019.

Casi por unanimidad -solo hubo dos abstenciones-, la convención del Partido Independiente (PI) votó una moción que decide su retiro del espacio creado junto a Navegantes de Esteban Valenti y Selva Andreoli, Unir de Fernando Amado y Avanza País de José Franzini Batlle. La fórmula Mieres-Andreoli había sido presentada hace menos de dos semanas. Pero en realidad el PI destruyó la alianza y por ahora dejó a los otros grupos sin posibilidades de presentarse a nivel electoral.

En los próximos días, Pablo Mieres se reunirá con Amado y con Franzini para hacerles una propuesta, ya que se siente “comprometido” con ellos, dijeron a El País fuentes del partido. De todos modos, la dirección del grupo de Amado sesionará el miércoles para decidir su futuro, mientras que Avanza País emitió un comunicado donde se suma a la postura del partido liderado por Mieres: se retira de La Alternativa y dice que perdió la confianza en Navegantes.

De hecho, el Partido Independiente afirma que Navegantes no respetó el acuerdo de “no adelantar opinión” para la segunda vuelta. Y que eso, sumado a la actitud posterior, “cuestiona la propia viabilidad y solidez” de La Alternativa. En la moción aprobada agregan que hubo “un grave incumplimiento que cuestiona los cimientos del entendimiento adoptado”.

Todo se precipitó el lunes pasado por declaraciones de Andreoli al programa Desayunos Informales de canal 12. Allí le preguntaron si en un eventual balotaje podrían apoyar una opción que no sea el Frente Amplio. Ella hizo que no con la cabeza y contestó: “En mi caso personal no”. Pero desde el PI se afirma que lo más grave fue que luego de esa nota Valenti y Andreoli insistieron en violar un pacto de silencio respecto a la postura en el balotaje. Ambos expresaron que votarán en blanco o anulado.

El jueves a las 15.30 hubo una decisiva reunión de unos 50 minutos en la sede del Partido Independiente. El ambiente era tenso, aunque no hubo salidas de tono. De un lado estaban Mieres, los diputados Iván Posada y Daniel Radío y el dirigente Roberto Pérez Rodino. Del otro, Valenti y Andreoli.

Los primeros le pidieron a la pareja una rectificación pública y una reafirmación del compromiso de silencio. Ellos respondieron que parte de su estrategia era hacerse fuertes diciendo que votarían en blanco. “¿Te vamos a pedir permiso para hablar?”, le preguntó Andreoli a Mieres, según contó a El País.

Ante la convención, Posada dijo ayer que hicieron todos los esfuerzos por mantener la alianza. Pero de fondo existe una notoria incomodidad de Mieres con una alianza que hoy considera equivocada y encuestas que indican que la coalición no le estaría sumando nuevos votos. Por eso, el momento de romper era ahora o nunca.

Valenti dijo a El País que el PI ha demostrado “algo que estaba ocultando”: que en noviembre votará el Partido Nacional. “Hoy entiendo mucho más a la gente que le tiene asco a la política”, es “la despiadada lucha por un cachito de poder”, afirmó Valenti mientras manejaba su auto tras acompañar a su mujer a una entrevista con un noticiero de televisión.
Navegantes se reunirá este martes para decidir sus opciones a futuro, que hoy lucen bastante complicadas.

"Que digan lo que quieran; esta alianza fue un error"

Pablo Mieres quiere eliminar "gorduras" examinando "oficina por oficina". Foto: Leonardo Mainé
Foto: Leonardo Mainé

-¿Por qué una decisión tan radical de disolver La Alternativa, a menos de dos semanas de haber presentado la fórmula con Selva Andreoli?

-Porque se rompió un acuerdo. El Partido Independiente y los demás grupos acordamos que no nos íbamos a pronunciar hasta el 27 de octubre sobre qué íbamos a hacer en la segunda vuelta. Ha sido siempre así en nuestra historia. (Selva) Andreoli adelantó opinión en algunos reportajes y nos estaba preocupando esa situación. Pero el lunes de noche el grupo Navegantes anunció el voto en la segunda vuelta, no importa que sea en blanco, nos preocupa mucho el adelanto de posición. En un tuit Esteban Valenti dijo que Navegantes no vota a blancos, ni colorados, “ni a este Frente Amplio”.

-¿Fue ahí estalló la crisis?

-Ahí se creó una situación de crisis. La postura de no pronunciamiento era muy sencilla. ¿Para qué decir algo ahora? Por eso fuimos a hablar con ellos para revisar la posición y volver al pacto de silencio. Nos dijeron que no, que para ellos era muy importante poder expresarse de esa manera. Que era parte de su estrategia. Pero era un tema más de fondo: con la ausencia de reglas de juego no podemos entrar a una campaña de siete meses, de acá a octubre, con un grupo que marca la cancha cuando se le canta.

-Ellos dicen que usted va a votar a Lacalle Pou en la elección de noviembre.

-Que digan lo que quieran. Nosotros le pedimos el voto a la gente para el Partido Independiente, esa es la única realidad.

-¿Fue un error esta alianza con Valenti y Andreoli?

-Sí, sí, fue un error, hoy lo dijimos expresamente en la convención. Pero lo más importante en la vida, cuando uno comete un error, es tener la capacidad de corregirlo. Nosotros le perdimos la confianza al grupo Navegantes. Más vale tarde que nunca, hay que corregir y reorientar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)