Gasto en seguridad social

Reforma de Caja Militar sigue dividiendo al Frente Amplio

Desde el astorismo piden reconsiderar impuesto a jubilados.

Desacuerdo: hace un año que el oficialismo discute el asunto sin conseguir ponerse de acuerdo. Foto: EFE
Hace un año que el oficialismo discute el asunto sin ponerse de acuerdo. Foto: EFE

Reformar la Caja Militar sigue siendo una tarea pendiente para el Frente Amplio. Hace más de un año un proyecto de ley del Ejecutivo está en el Parlamento, pero debido a las diferencias internas sigue sin aprobarse.

Año a año también aumenta el déficit del Servicio de Retiros y Pensiones de las Fuerzas Armadas. Solo en el 2017 se tuvieron que volcar US$ 550 millones para el pago de las pensiones y jubilaciones. Según las proyecciones del Ministerio de Economía, en 2020 esa cifra trepará a US$ 700 millones.

Las diferencias en la interna del Frente Amplio con esta iniciativa no son nuevas, pero siguen sin resolverse. Hay varios artículos en cuestión a estudio de una comisión bicameral oficialista que analiza las modificaciones a la iniciativa. Sin embargo, el proyecto "está trancado" dijeron a El País fuentes de la bancada de gobierno.

El primer punto de desacuerdo tiene que ver con quiénes quedan comprendidos dentro de la reforma, es decir cuál es el ámbito de aplicación. El Ejecutivo planteó que el personal que tenga causal de retiro y no menos de 20 años de servicio se regirá por el estatuto vigente, a la fecha de promulgación de la presente ley, sin perjuicio de lo que se disponga en la misma.

Pero el Movimiento de Participación Popular (MPP) pidió que en lugar de menos de 20 años sean más de 10. Mientras que el grupo IR (de la diputada Macarena Gelman) propuso que sean más de 15 los años. Los demás grupos acompañan la propuesta de 20 años planteada por el gobierno. Si se bajan los años, serán menos los militares que quedarán comprendidos dentro de la reforma, explicaron las fuentes consultadas por El País.

A eso se agrega un punto más. Asamblea Uruguay, el sector del ministro Danilo Astori, pidió reconsiderar dentro de este proyecto de ley el establecimiento de un impuesto transitorio a las jubilaciones militares más altas. Pero la propuesta no encuentra eco dentro de la coalición, ya que el diputado de la Liga Federal Darío Pérez se opuso en su momento e hizo fracasar el proyecto, además tendría reparos del MPP.

El intento de volver a colocar el impuesto a consideración enfrenta otros dos problemas. Como el proyecto de ley fue descartado no se podría poner a consideración hasta la próxima legislatura. Por lo que se pensó en colocar otro tributo similar, para evitar que sea objetado jurídicamente.

Pero además, los impuestos son de iniciativa privativa del Poder Ejecutivo. De existir consensos para aprobar un impuesto nuevo a los militares, algo que hasta el momento no se ha logrado, se debería votar antes de octubre ya que después rigen impedimentos constitucionales por la proximidad con las elecciones.

Las tasas de reemplazo (relación entre el sueldo en actividad y el monto a percibir por la jubilación) también generan discordia. El grupo IR planteó bajar la tasa de reemplazo del 90%, al 85%. Para el diputado Pérez estos cambios deben discutirse no solo dentro del Frente Amplio, sino conseguir consenso que incluya a todos los partidos de la oposición.

Cuanto antes.

Dentro del astorismo entienden que el proyecto de ley para reformar la Caja Militar tiene que votarse "cuanto antes", ya que es necesario comenzar a abatir el déficit que crece año a año.

El ministro de Economía Danilo Astori ha reiterado más de una vez que la reforma de la Caja Militar "es una reforma imprescindible que tiene que encarar el país". Sin embargo, las diferencias en el oficialismo sobre este tema están presentes desde el primer día que se remitió el proyecto al Parlamento, el 26 de mayo de 2017.

Desde Casa Grande, sector de la senadora Constanza Moreira y el Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) se hace hincapié en la necesidad de terminar con los privilegios de militares. Estos grupos cuestionan que las pasividades promedio de los militares están "muy por encima" del promedio de todas las demás jubilaciones.

Transfieren $ 250 mil por cada pasivo

Un estudio comparativo que realizó el gobierno muestra la diferencia en los montos que vuelca el Estado entre la asistencia al Banco de Previsión Social (BPS), a la Caja Policial y el servicio de pasividades militares.

En el caso del BPS la transferencia es de $ 50.000 por pasivo, para la Caja Policial esa asistencia es de $ 120.000 por pasivo, y en el caso de la transferencia por pasivo al Sistema de Retiros y Pensiones de las Fuerzas Armadas supera los $ 250.000. De acuerdo a información publicada por el semanario Búsqueda, las transferencias que se hicieron en el año 2017 al BPS representaron US$ 1.560 millones, al Servicio de Retiros y Pensiones Militares US$ 548 millones; a la Caja Policial US$ 189 millones y US$ 11 millones a la caja bancaria. En total, se volcaron US$ 2.300 millones a la seguridad social.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º