Cárceles violentas

Un recluso muerto por la guardia de Libertad

Demoró una hora en ser atendido; la Fiscalía ya investiga.

Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour

Una investigación del comisionado parlamentario para el sistema carcelario Juan Miguel Petit determinó que la guardia del penal de Libertad mató de un escopetazo a un recluso del celdario 1 mientras sofocaba una reyerta generada el 9 de octubre.

Petit informó ayer a la comisión de seguimiento del sistema carcelario del Parlamento que el miércoles 28 acompañó a la familia del fallecido a la Fiscalía donde fue denunciado el hecho. Ahora, se abrió una investigación.

"Fue un mal procedimiento (policial), un procedimiento irregular", dijo Petit a los legisladores, y luego contó a El País.

El Ministerio del Interior, que aún mantiene abierta una investigación sobre el episodio, informó en su momento en un comunicado oficial que la muerte del preso había sido a raíz de un ajuste de cuentas y mediante un "corte" carcelario, es decir una especie de arma blanca.

El ministerio informó que hubo "una riña que finalizó con la muerte de un recluso por heridas con corte carcelario". Los participantes de la reyerta, sigue el comunicado, "comenzaron a romper sus celdarios y lograron salir a uno de los patios internos donde fueron controlados por los efectivos que debieron utilizar munición no letal y gas pimienta. En el momento de ser normalizada la situación, pasadas las cero horas, uno de los participantes de la gresca, el interno Carlos Alberto Núñez Santos de 40 años, se entregó a las autoridades manifestando estar herido de un puntazo que recibió durante el incidente con sus pares".

El comunicado fue despublicado en la mañana de este viernes de la página web de la Unidad de Comunicación (Unicom) del ministerio aunque aquí puede verse una captura del mismo: 

El comunicado que Unicom despublicó de su sitio web.
El comunicado que Unicom despublicó de su sitio web.

Además del comunicado el Ministerio del Interior publicó en su momento un audio del director del Instituto Nacional de Rehabilitación, Gonzalo Larrosa, en el que decía lo siguiente: 

"Los incidentes comenzaron sobre las 22 horas hubo varios internos llamando a la guardia, supuestamente había un interno que estaba lastimado, que había sido agredido por otro. En eso suben los policías y resulta que había como 8 presos en la vuelta ahí esperándolos, que habían roto la celda y estaban esperando ahí a la Policía. Se intervino, se logra controlar la situación. No hubo policías heridos, en realidad no llegaron nunca a un enfrentamiento, había un interno que tenía una herida por corte de arma blanca y minutos después cuando fue llevado a enfermería, falleció. Se incautaron cortes, se hizo requisa en esa zona, en esas celdas, por la hora de la noche no se hizo todo el sector, pero sí dónde habían roto esas celdas. Se distribuyó a los internos a otros sectores para arreglar lo que habían roto. Se sigue investigando, se dio cuenta a la Fiscalía. Se sigue investigando en el día de hoy porque hay por lo menos tres imputados, aparentemente los que lo lesionaron, pero eso se está estudiando ahora y recabando información para dar con cuál de los tres que son los señalados es en definitiva el matador ¿no? Por momentos eso, que se sigue investigando, trabajando sobre el hecho para investigar a los agresores".

En un nuevo comunicado emitido esta mañana el Ministerio del Interior asegura que en "en base a información primaria se consignó la muerte del interno Carlos Alberto Núñez Santos como producida a raíz de "heridas con corte carcelario", según expresó el propio Crio. Mayor Larrosa, en el informe. La noticia original fue despublicada de nuestro sitio web, las conclusiones de las investigaciones forenses que aportó el Comisionado y el detalle de los indicios periciados (comunicado a UNICOM por la dirección de Policía Científica), dan cuenta de la falsedad de aquella información primaria que indujo a error al propio Director del INR, fuente oficial de nuestro reporte". 

Demora

Petit realizó una serie de investigaciones y reunió información, fotos y videos aportados por internos del penal. En base a eso elaboró un informe que ayer presentó a los legisladores.

"De acuerdo con las investigaciones que hicimos, esta persona falleció a raíz de un disparo con un arma con munición no letal, en una situación donde el recluso no ofrecía peligro", relató. "La atención médica que debió haber recibido se demoró", añadió.

Fuentes de la comisión explicaron a El País que el recluso recibió el disparo, aunque de munición no letal, a muy corta distancia en la zona del bazo y cayó al piso. Según Petit, los testimonios que recogió indican que estuvo "tirado en el piso unos diez minutos y luego fue llevado a un calabozo donde esperó casi una hora la llegada de la atención médica".

"La versión oficial (muerte por un arma blanca) fue elaborada por funcionarios del lugar, creo que apresurada o temerariamente, diciendo que había muerto por un arma blanca", agregó.

Juan Miguel Petit, comisionado parlamentario para el sistema carcelario. Foto: Marcelo Bonjour
Juan Miguel Petit, comisionado parlamentario para el sistema carcelario. Foto: Marcelo Bonjour

"Los familiares quedaron muy doloridos. Era una persona que iba a salir libre en breve, que tenía un proyecto de vida. Los acompañamos a constituirse en la Fiscalía como víctimas de un delito y le aportamos elementos a la investigación del fiscal", dijo el comisionado.

Según Petit, "todo indica que fue un disparo de un funcionario. No buscamos incriminar sino que señalamos las anomalías de la gestión penitenciaria, procedimientos mal hechos, mal hecho el disparo, mal hecha la atención, mal hecha la investigación primaria sobre lo ocurrido".

Para Petit, según explicó a los legisladores, el penal de Libertad "debe tener otro tipo de respuesta en su sistema de ambulancias de emergencia, debe tener video cámaras, refuerzo en sus recursos humanos y logística. Lo que está muy claro es que el penal de Libertad no puede existir. El propio ministro del Interior lo ha dicho y yo lo acompaño en esa idea. Es inviable como centro de rehabilitación, inadecuado. Cerrarlo tiene que ser causa nacional".

A la deriva.

En la comisión Petit utilizó una metáfora para referirse al añoso edificio: "Es como un barco a la deriva cargado de violencia".

Estos enfrentamientos "ocurren más allá de los mandos y de la institucionalidad. Esto no fue ordenado por el director ni manejado por él, y mucho menos por las autoridades. Esto fue un mal procedimiento", destacó el comisionado parlamentario.

"Señaló que todos los días hay violencia, hay gente que no sale a la visita porque tiene miedo a ser agredida. Hay ocio, hay nada de actividad que genera violencia y enfrentamientos", reseñó. El penal de Libertad "está condenado a ser una enorme fuente de violencia para toda la sociedad porque surge allí y después llega esa violencia a nuestras casas", dijo.

Vuelven 19 presos por día a las calles

De acuerdo con las estadísticas que presentó el comisionado parlamentario para el sistema carcelario a los legisladores, casi 7.000 presos quedan en libertad por año. Se trata de entre 19 y 20 personas por día, indicó Juan Miguel Petit. “Uruguay podía tener la mitad de reincidencia que tiene, la mitad de los delitos que tenemos con un sistema mejor. Tiene que haber una política pública consensuada por todos”, opinó. Según Petit, la sociedad “debe comprender lo que sucede porque el delito genera violencia y la sociedad naturalmente rechaza la violencia. El Estado debe responder con rehabilitación”, añadió. “Hay un tercio del sistema que está muy mal, un tercio que está mal, pero con oportunidades de rehabilitación, y un tercio con buenas oportunidades”.

(Esta noticia fue publicada originalmente en la edición papel y se actualizó a las 8 am con el comunicado del Ministerio el Interior)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)