Carta al presidente

Reclaman a Vázquez por delitos en Canelones

Patrullero de la Policía de Canelones. Foto: Archivo El País
Foto: archivo El País

El diputado del Partido Nacional por Canelones Richard Charamelo reclamó al presidente Tabaré Váz-quez, por carta, adoptar “medidas urgentes” frente a la situación de inseguridad en su departamento.

“Hago llegar a usted mi más profunda preocupación ante el incremento exponencial de los delitos en Canelones (hurtos, rapiñas, copamientos, homicidios, etc.) ocasionados por la delincuencia”, señaló el legislador. Charamelo envió la carga luego de que un hombre asesinara a una comerciante de 67 años para robarle perfumes en un almacén del Club Keguay en Toledo.

El diputado blanco señaló en la misiva que “cada barrio de Canelones vive una profunda inseguridad, la gente se siente angustiada por la falta de protección que sufre la ciudadanía toda y en mayor medida el comercio formal que día tras día es víctima de la delincuencia”.

Por otro lado, consideró que “hoy podríamos decir que Canelones es una zona roja y que tener un comercio abierto y desplazarse en horas de la noche es un riesgo latente para la vida”. También escribió que existen fallas en la prevención de los delitos, y que las políticas del Ministerio del Interior no son efectivas. “Algo no está bien, muchos uruguayos honestos mueren por la ineficiencia de dichas políticas de seguridad”, apuntó el diputado de Alianza Nacional que respalda el plebiscito que propone el patrullaje de militares en las calles que impulsa el senador blanco y precandidato presidencial, Jorge Larrañaga.

Para Charamelo, “como presidente de todos los uruguayos y máximo responsable de las políticas de seguridad del país, hacer cumplir la Constitución y la ley en salvaguarda de todos los ciudadanos del país debe ser su principal deber para con la ciudadanía”. En este sentido, exige a Vázquez “que tome medidas urgentes que den respuesta a la inseguridad que viven los canarios”. “Necesitamos todo el peso del Estado para proteger a nuestra gente”, señaló. “El Estado tiene que desembarcar en Canelones con todos los recursos disponibles porque ya no da para más”, agregó.

Entre el mes de noviembre y el domingo pasado murieron cuatro comerciantes y un productor rural en Toledo y sus alrededores. La inseguridad es un problema muy serio en la zona. Se han producido casos de reacciones violentas de vecinos contra delincuentes que no llegaron a la Justicia. Incluso un grupo de vecinos, liderado por el edil colorado Alfredo Silva salió a patrullar por sus propios medios. Recibió críticas de todo tipo, en particular del Ministerio del Interior, pero sigue saliendo todas las noches.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)