DEBATE PRESIDENCIAL

Rafael Porzecanski: "Si hubo un ganador se sabrá en las mediciones posteriores"

Tres preguntas al director de opinión pública de Opción.

Rafael Porzecanski. Foto: Archivo El País
Rafael Porzecanski. Foto: Archivo El País

Una hora y media de televisión en vivo, dos presidenciables detrás de un atril blanco, ¿quién fue el ganador?

Si hubo un ganador se sabrá en las mediciones posteriores. Lo cierto es que el debate fue un hecho político importante. Mucho más en una elección que, a priori, se presenta más competitiva que en otras ocasiones. Y más aún teniendo en cuenta que nuestras encuestas reflejan que habrá un Parlamento más fragmentado. El solo hecho de modificar unos puntos (porcentuales) ya puede ser clave. Hasta el más pequeño porcentaje puede ser decisivo.

¿El resultado del debate puede modificar el voto de parte del electorado?

Sí. Existe una incidencia directa, en el indeciso. Eso puede ser un indeciso entre los contrincantes o entre quienes no compitieron. Pero también hay una influencia indirecta: puede que haya un votante ya convencido que, viendo a su candidato debatir, se entusiasma y sale a captar nuevos votantes. Ese efecto es bien importante porque sobre el tramo final de la campaña es cuando más se hace notar la movilización del electorado que está por fuera de la estructura.

¿En qué temas y por qué hicieron énfasis cada uno de los debatientes?

Daniel Martínez hizo referencia al pasado negativo de los gobiernos fundacionales. Mencionó enfáticamente la crisis de 2002. Llamó a su contrincante “Lacalle”, a secas, para asociarlo a su padre. El candidato oficialista se centró en los logros de los 15 años del Frente Amplio y dejó de lado la actualidad. Lacalle Pou, en cambio, habló del declive que vive el país desde 2015 y fue más enfático en la necesidad de un cambio. Incluso habló de otra forma de administración.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)