RECOLECCIÓN DE RESIDUOS 

Según Puntigliano, la IMM tiene “camiones de sobra”

Radiografía de la limpieza, entre acusaciones cruzadas de sabotaje.

Puntigliano
Un día antes de renunciar, Fernando Puntigliano explicó a la junta cómo funciona la recolección. Foto: Francisco Flores

El lunes pasado, un día antes de renunciar al cargo, el exdirector de Desarrollo Ambiental de la Intendencia de Montevideo, Fernando Puntigliano, aseguró a la Junta Departamental que la administración municipal tiene camiones “de sobra” para hacer la recolección de los residuos. Sin embargo, los que efectivamente realizan la tarea son la mitad -o incluso la tercera parte- de los necesarios. Adeom denuncia directamente a la IMM de sabotear los servicios municipales para privatizarlos. Y la comuna sospecha que puede haber un uso indebido de los recursos y del servicio de mantenimiento de flota por parte de los funcionarios.

“Después de un relevamiento bastante intenso que hicimos en el 2017 y en el 2018 llegamos a la conclusión de que no nos faltan camiones; por el contrario, tenemos camiones en exceso. No solo tenemos camiones en exceso, sino que en este momento tenemos una flota de 40 camiones disponibles, de los cuales están operativos -esto varía día a día- desde 32 hasta 15. O sea, existe una alta variabilidad”, declaró el lunes Puntigliano ante la Comisión de Presupuesto de la Junta.

“No es una buena política de gestión de activos tener vehículos en exceso; ningún tipo de activo en exceso, porque en realidad eso genera problemas ambientales, genera mala gestión de repuestos, genera una cantidad de problemas”, agregó el exjerarca.

La IMM tiene en total 52 camiones levantacontenedores. Doce de ellos (los más viejos y en peor estado) fueron retirados del servicio para privatizarlos, situación que generó el enfrentamiento con Adeom y -tras las presiones sindicales- la suspensión temporaria de la adjudicación por parte del intendente Christian Di Candia, lo que a la postre desembocó en la renuncia de Puntigliano.

De los 40 restantes, 26 fueron comprados cero kilómetro en la actual administración. Y los que se necesitan para cubrir todos los turnos y circuitos son 29. Sin embargo, el martes pasado, un día después de que Puntigliano dijera en la Junta que los camiones que salen a la calle oscilan “entre 32 y 15”, el sindicato de los municipales denunciaba que la limpieza se estaba haciendo con una flota de 9.

La Intendecia expuso ayer sus planes sobre la limpieza urbana. Foto: D. Borrelli
Foto: Darwin Borrelli. 

Puntigliano también aseguró que si se toman los dos turnos “fuertes” de la recolección, que son el de la noche y el de la mañana, y se suma el complementario de la tarde, el cumplimiento del servicio se encuentra en el entorno del 90,5 %. Pero la secretaria general de Adeom, Valeria Ripoll, planteó -como en el caso de la cantidad de camiones- una situación diametralmente opuesta y dijo que el sistema de recolección municipal se encuentra “al borde del colapso”. Varias zonas de Montevideo con contenedores desbordados parecieron darle la razón.

En este sentido, tras escuchar las explicaciones de Puntigliano en la Comisión de Presupuesto de la Junta, el edil nacionalista Javier Barrios Bove mostró su preocupación por el hecho de que muchos camiones comienzan la jornada laboral en buen estado, pero tienen algún tipo de desperfecto al rato de salir a levantar los residuos.

“Cuando uno va a salir a hacer ruta con su auto y lo verifica, no se le rompe a los diez minutos, no se le rompe a los 100 kilómetros. Uno le mira el aceite, le mira el agua, el filtro, etcétera, y entonces puede hacer ruta y llegar a su destino. Pero acá parece que los camiones están bien cuando salen, y a la hora o al medio turno se rompen, casualmente, y no completan lo que tienen que completar. Lo lógico sería que se completara la recolección en su turno y no tener que recurrir a un tercer turno para hacerlo y así levantar los índices”, indicó el edil de la lista 2004 del Partido Nacional.

Roturas y repuestos.

Fuentes municipales consultadas por El País admitieron que existe “responsabilidad” de la administración en la falta de repuestos para la flota, aunque también señalaron que los camiones se rompen más de lo normal, sobre todo los que fueron adquiridos en este período.

Puntigliano, por su parte, explicó en la Junta que la falla más frecuente son los pinchazos de neumáticos y la rotura de los elásticos delanteros izquierdos.

“Los pinchazos que teníamos en diciembre de 2018 eran 70, y en enero eran 21, o sea, bajamos a menos de la tercera parte en el tema pinchazos mediante medidas de mitigación que en este caso tratan de una plataforma de transferencia que afectó positivamente la operación”, anotó.

Puntigliano también apuntó al efecto que tienen sobre el servicio las medidas sindicales. “En 2018 teníamos una estadística de un conflicto por mes. Eran días complejos, de los cuales nos tenemos que hacer cargo, porque Adeom es un dato de la realidad y como tal es nuestra responsabilidad gestionar de todas maneras”, sostuvo.

La semana pasada la Intendencia decidió intervenir la Gerencia de Mantenimiento, en la que ahora está al frente Darwin Alvarez, un exdirigente de Adeom, del Partido Socialista al igual que el nuevo director de Limpieza Eduardo Fernández.

Hay menos choferes en la División Limpieza

El sistema de recolección de residuos es la suma de tres elementos: el camión, el chofer y el peón.

Puntigliano informó que en los últimos 12 meses, “por las políticas de gestión humana de la Intendencia hemos perdido 34 choferes, lo que tiene un impacto muy grande. Cuando un chofer llega a una categoría determinada (...) hay para ellos otros puestos mucho más llamativos en los que cobran el mismo dinero en otras partes de la Intendencia. Más paz, menos lugares complejos. Realmente, tenemos un éxodo importante”.

Según el exdirector de Desarrollo Ambiental de la IMM, con los peones existe un problema adicional. “En el sistema de recolección nosotros no estamos operando de una forma ideal, como se opera en otros países del mundo. Tenemos un gran número de incidencias; eso se debe a que el peón debe bajarse en cada contenedor y mirar si hay alguien dentro, porque tenemos personas en situación de calle que a veces duermen en los contenedores. Ya hemos tenido algún accidente en los últimos años, por suerte no fatal. Eso genera una dolencia lumbar, que es muy frecuente”, indicó Puntigliano.

“La reincidencia de esa dolencia ha generado que una cantidad importante de personal no se recupere tan rápidamente; es un tema difícil de solucionar. Llegar a ese número ha sido hasta mágico. Pero realmente son problemas con los que nos vemos enfrentados”, agregó.

Por su parte, la exdirectora de Limpieza Magdalena Blanco, que lo acompañó a la Junta, informó que “también es importante saber que dentro de la gestión humana de la Intendencia los más altos índices de ausentismo injustificado y otras patologías se dan en el personal de la División. Nosotros, con suerte, en promedio, por cada funcionario de Limpieza que tenemos, lo único que tenemos asegurado es 260 días de actividad. Sumado eso a la disponibilidad, hace que la ecuación sea muy difícil de llevar”, sostuvo Blanco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)